He conocido la semilla de un futuro realmente humano y ha empezado a transformar mi vida.

Tiene muchos nombres y en el fondo de sus ojos están el amor y la realidad.

La mejor combinación