Logan: Lo que las películas de superhéroes pueden llegar a ser

Primera semana de Junio. Yo estaba camino a ver una película, cuando de repente algo captó mi atención: en el pasillo camino a la sala de cine, cuatro posters de películas sobre adaptaciones basadas en cómics ya sea en cartelera o muy pronto a verse en las salas. Mi niño interior y yo pensamos que esto era algo que nunca nos imaginariamos ver.

Pero también pensé: ¿estamos saturando el mercado con tantas adaptaciones de superheroes, comics y series de figuras de acción? Veo que en la actualidad estamos entrando en un dilema, donde el público tendrá que elegir entre cantidad y calidad.

No con esto quiero decir que la audiencia está cansada de las películas de superhéroes. Todo lo contrario, ya que estas películas son las más esperadas todos los años y solo esté 2017 han recaudado más de dos billones. Sin embargo, recaudar millones en la taquilla no hace una película buena automaticamente.

Logan: Un ejemplo a seguir

Hugh Jackman y Dafne Keen en Logan

Este año el cine y la cultura Pop fueron tomados por sorpresa por una película que terminó siendo una perfecta combinación entre acción y drama: Logan. Un excelente ejemplo de los que las películas sobre superheroes pueden llegar a ser. Si hace diez años me hubieran dicho que Hugh Jackman como Wolverine me haría llorar, yo no les hubiera creído. Pero qué feliz estoy de haber estado equivocado. Con Logan, Hugh Jackman como protagonista al lado de Dafne Keen como X-23, y bajo la producción de Fox, recibimos un producto que logra adaptar a uno de los más famosos X-Men, siendo fieles a muchos elementos del material de donde se originó (los cómics) y al mismo tiempo incorporando piezas y temáticas que hacen a está película una obra de arte única. Sin saturar la pantalla con demasiada acción, drama y clichés, y balanceando la comedia y la seriedad que la trama trae consigo, este proyecto es un ejemplo a seguir.

Limitaciones

Winter Soldier y Captain America vs Iron Man en Captain America: Civil War

Teniendo a Logan como elemento de comparación: ¿Que es lo que le hace falta a las demás adaptaciones? Pongamos a Captain America: Civil War por ejemplo. Se esperaba que está película incluyera una batalla campal entre héroes como parte de su clímax. Sin embargo, a pesar del éxito rotundo que tuvo, el publico salió de las salas de cine deseando más, mucho más. El nivel de acción, el uso de sangre, y el manejo de temáticas de grandes ramificaciones quedó corto, y en gran parte esto se debe a que las películas de Marvel están bajo la sombra de Disney. Lo que me lleva al punto que quería establecer, y es la interferencia de las compañías productoras y el efecto que eso tiene en el producto final. Así mismo, la trama fue sacrificada para dejar las huellas para el siguiente film en la serie.

En cuanto a Logan, Fox afortunadamente aprendió la lección (gracias a Deadpool) y nos entregó el regalo más grande: poder ver a Logan en modo salvaje cortando a través de un equipo de mercenarios como si fueran papas fritas listas para freír (después de 17 años, pero algo es algo ¿no?).

Logan no nos da un final feliz, y tampoco arriesga la trama al dejar puntos de la historia colgando solo para promocionar la siguiente película. Es una historia contenida que contiene elementos de películas pasadas, familiares y nuevos, usados de manera inteligente para darle el peso que se merece y poder comunicar el mensaje deseado: No se metan con Wolverine.

Más contenido de Black Ink Pictures:

Facebook: https://www.facebook.com/blackinkpictures/

Medium: https://medium.com/blackinkpictures