¿Cuándo delegar la gestión de un servidor?

En el mercado encontramos una amplísima oferta de servidores no gestionados para alquilar, tanto es así que parece que no existan alternativas o estas quedan eclipsadas para un mercado más residual. Este tipo de servidores no-administrados son baratos, suelen ir focalizados a un mercado low-cost y se desplieguan en minutos sobre CPDs (Centros de Procesos de Datos).

El propósito de este post no es hacer una comparativa entre servidores administrados vs. servidores no-administrados, los pros/contras de cada modelo los hemos abordado anteriormente, sin ir tan lejos en unos de los posts más recientes -y más leídos- hace bien poco, aquí.

Sin embargo los servidores no-gestionados -aunque parezcan inicialmente más económicos- no son aptos para todo el mundo. A continuación os enumeramos 5 sintomas que nos indican cuándo delegar la gestión de un servidor:

  1. Tu nivel de frustración ha alcanzado el punto más alto. Cada vez encuentras más complicado configurar tu servidor, las aplicaciones y diagnosticar los problemas asociados en la operativa o ciclo de vida del propio servidor.
  2. Quieres dedicar más tiempo para centrate en temas más imporantes, en tu core-business, y menos tiempo aprendiendo la tecnología que impulsa tu negocio
  3. Has sufrido algún episodio de seguridad o pérdida de datos importante, no sabes como abordarlo o incluso preveerlo para que no pase más veces en el futuro
  4. Tienes un coste interno bastante considerable en el tiempo dedicado para asegurar que los servidores estén funcionando adecuadamente, y lo que es peor… no es un gasto controlado, fluctuando mucho de mes a mes.
  5. Simplemente no tienes tiempo para gestionar el servidor por tu cuenta

Si te son familiares uno o más de estos sintomas es conveniente replantearte si tener un coste de entrada bajo justifica la decisión de alquilar servidores no administrados. Lo conveniente al tomar la decisión es enteder qué es el TCO, lo explicamos claramente aquí: El coste de un Servidor no está en la etiqueta.

La moraleja de este artículo no sólo sirve para el campo de la tecnología; lo explican mucho mejor en libros de empresa y coaching, se trata de comprender el impacto que tiene en tu negocio aplicar el modelo “do it yourself”.

Si eres una pequeña empresa que te dedicas a desarrollar tu aplicación, hacer páginas web, proyectos de e-commerce o simplemente quieres instalar tu ERP o cualquier otra aplicación en La Nube, el acceso a la información y aplicaciones de tu servidor no puede dejarse en manos de la improvisación, puesto que la improvisación es el camino más directo al error.

Saber delegar con colaboradores externos que están especializados en la gestión de tus recursos es un enfoque muy acertado, aunque nos veamos capaces para hacerlo o incluso en ocasiones nos retemos para conseguirlo. Si este es nuestro caso estaremos dedicando mucho tiempo y esfuerzo a tareas que un especialista en dicho campo lo hará mejor y más rápido -por experiencia adquirida: know-how. Aprovecharse del know-how de tu proveedor es una buena forma de colaborar y enriquecer directamente a tu empresa, aunque suele costar entenderlo si las decesiones las tomamos de forma corto-placista.

Si tu negocio requiere de servidores con los que directamente prestas servicio a tus Clientes, quizás la opción más razonable sea delegar la gestión de los mismo a técnicos especializadas en Sistemas y no jugarte el prestigio de tu negocio por elegir servidores no administrados que nos generan mucha más tensión interna y administrarlos nos quitan tiempo que podemos dedicar a otras cosa más rentables para nosotros.


Originally published at www.nessys.es.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated NESSYS IT’s story.