La idea del emprendedor rockstar y cómo levantar dinero para tu startup

Ser emprendedor se puso de moda, pero seamos crudos; ser emprendedor no es una moda que puedes agarrar como los skinny jeans; si, ambos son bastante incómodos, pero el título de emprendedor no te lo puedes sacar tan fácilmente como esos jeans de Zara.

Ser emprendedor en Latam

Ya leíste The Lean Startup, Start with why, From Zero to One e incluso The Hard Thing About Hard Things. Fuiste a conferencias en donde founders en camisetas oscuras cuentan como están a punto de lanzar un cohete a la luna con el capital que levantaron y luego tuviste la oportunidad de hacerle unas preguntas en el happy hour.

Entonces, ¿Qué más falta para emprender?

Y solamente es una cosa; que un inversor invierta en tu proyecto. 
 Es ahí en donde emprender se convierte en un problema. Es ahí en donde el ecosistema latino no da las garantías para emprender; no existen fondos, entonces, no existen proyectos.

La mayoría de futuras empresas mueren aquí. Se quedan en la idea del millón de dólares sin ni siquiera alcanzar la ejecución. Algunos se sacan enseguida el molestoso rol de emprendedor con la primera y la más grande excusa de la prematura muerte de las startups: “En Latam, no existen inversores de alto riesgo” o también la otra bien conocida “el gobierno no apoya brinda garantías al ecosistema”.

Esperá, entonces.. ¿Me estas diciendo que se puede emprender sin tener capital?

Si, fuerte y claro. Es posible tener una startup sin tener un post en Techcrunch acerca de cuánto dinero levantaste. A continuación les invito a hacer un ejercicio super sencillo, el que puede ayudar a saber si es o no es su momento de convertirse en un emprendedor.

Este es uno de los filtros que usan los inversores para darse cuenta de qué tan comprometidos se encuentran los fundadores a la hora de llevar adelante su startup. Antes de intentar levantar capital debes responder esta pregunta:

¿Voy a llevar a cabo mi proyecto con o sin financiación?

Si tu respuesta es SI, queda muy claro que estás comprometido con tu proyecto; pero si tu respuesta es NO, es muy sencillo para un inversor saber de que su dinero está en riesgo por tu falta de compromiso con tu mismo proyecto, el que solamente vas a realizar si es que no tomas ningún riesgo.

Es muy fácil criticar que no existen inversores de alto riesgo cuando lo primero que deberíamos resolver, es ser un emprendedor que toma todos los riesgos.

Un poco sobre cómo nosotros empezamos

Toky comenzó como proyecto en el 2014, cuando Carlos Ruiz Díaz me propuso por Skype empezar un nuevo emprendimiento. Ambos empezamos a trabajar en el mismo en part-time, decidiendo cómo se llamaría el producto de telefonía que íbamos a empezar.

Entre los nombres estaban: LatamVoices, Walkie Talkie, Talkie, Talkie que al no poder registrar ninguno de ellos, quedaba reproducir fonéticamente Toky.

El proyecto comenzó con Carlos ilustrando y desarrollando el primer MVP y yo diseñando la marca; pero nunca preguntando cómo íbamos a financiar el proyecto. Creíamos tanto en la idea de que solamente nos pusimos a desarrollar el producto.

Exactamente casi un mes después, la aceleradora de negocios Wayra abrió una convocatoria para su sede de Ciudad de México a donde, coincidecialmente, Carlos se había mudado por motivos personales.

Qué tremenda oportunidad de ser apoyados por Wayra, nada más y nada menos que la aceleradora de negocios del grupo Telefónica Telecom, una de las compañías más grandes de telecomunicaciones. Así que con el fin de encontrar un fit en donde podamos usar cómo propulsor o acelerador, aplicamos a Wayra.

Entre tantos proyectos quedamos seleccionados por la convicción de Carlos a la hora de dar el pitch y por el MVP que ya veníamos trabajando.

Que las oportunidades te encuentren trabajando.

Las aceleradoras no existen para que tomes o no la decisión de realizar tu idea, existen solamente para literalmente “acelerar” tu proyecto.

HINT: Luego del SI

Al aceptar todos los riesgos, les aconsejamos que echen un ojo a las convocatorias de las aceleradoras de negocios que existen en el mundo de la tecnología:

Si fuera así de fácil, todos los harían.

El impulso casi sin pensar de hacer, sumado a las ganas de superación, las ganas de crear, el esfuerzo de cambiar el ecosistema y el desafío de lo imposible, es el combustible que la mayoría de los emprendedores tienen; lo demás, llega por añadidura.

Debes saber que ponerte el traje la camiseta de cuello redondo de emprendedor no es una decisión que la puedes basar en lo económico, porque es solamente una de sus aristas. Emprender va mucho más allá del dinero; tiene más que ver con la inteligencia mental y emocional.

Cuando lo que está en tu cabeza entre una mezcla de conocimiento y experiencia, vale más que cualquier suma de dinero, es cuando te das cuenta de que no necesitas ningún fondo para tu proyecto.

Para concluir, una frase que la tenemos siempre presente en Toky.

El éxito de la noche a la mañana, solamente se consigue con 10 años de trabajo.

Originally published at blog.toky.co on July 27, 2017.