Montaña

M. Figuera
May 5, 2019 · 1 min read
Foto por M. Figuera

Para la montaña el tiempo no existe. No hay años después de otros, estos no son más que efímeros segundos.

Abre sus ojos.
En la montaña el ruido de la ciudad no penetra.

Resguardada bajo el follaje inmenso que la cubre se yergue silenciosa.
Cierra sus ojos.

En ella solamente habita el frío y la desolación, la belleza etérea de la soledad y los sonidos de cada ser que vive en su interior.

Nubes heladas surcan su cima y los vientos traicioneros le dicen al intruso que debe retirarse.

La ciudad ya no hace ruido, una fina lluvia cae sobre sus restos humeantes.

Abre los ojos.

La montaña continua. Un temblor en la base de su ser le avisa que pronto vendrá un cambio, porque no hay inicio ni final.
La montaña es un dios, infinito ante el universo que hemos dejado.

Vuelve a cerrar sus ojos… sabiendo que en cualquier momento los volverá a abrir.

Borra del Café

Publicación en español para las artes, las ciencias y las…

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade