2016 será un año auspicioso y decisivo.

Dai Shihan Pedro Fleitas González.

Este año va a ser un año decisivo en mi vida y a la vez auspicioso. Los tres últimos meses del 2015 me han sido de gran utilidad. No solo he conocido mejor a mis discípulos sino que los HE RECONOCIDO finalmente entre la maleza.

Este año va a ser decisivo en muchos aspectos. En una mano el hanbo, en otra el bokken y el cuerpo y el espíritu agarrado al canto de SHINGAN GOSHIN REIHO.

Escapando de los tabúes crónicos mentales al que se someten quienes solo creen en al hostigación, la vulneración y la actuación con malicia, este año daré lo máximo para ayudar a quien pueda ser ayudado, a quien solicite ser ayudado y se entregue a la ayuda.

Usaré las pocas habilidades que poseo para hacer este mundo un lugar mejor para todos y sé que conmigo estarán aquellos discípulos que reconocí finalmente. Aquellos que ya se alejaron de toda malicia, entediendo por malicia, hacer daño de forma descontrolada y consciente usando la palabra y/o la acción a otros seres.

Afortunadamente este será el año que la BONDAD vencerá sobre la maldad y se hará justicia a través de las enseñanzas de Hatsumi Sensei del SHIN GIN BU DO (el cual interpreto hasta que Hatsumi Sensei empiece a desarrollarlo como “ la valentía de rimar con decisión tu actitud con el espíritu /los Kami”)

Será el año que hay que poner los dos pies en el suelo flotando para saltar hacia lo más alto buscando el beneficio de una sociedad infectada de sí misma. Para poder escapar en las diez direcciones (juppo sessho), de los ataques maliciosos de los venenos más potentes escondidos en las mentes propias y de los demás y luego caer suavemente y nuevamente al suelo para poder seguir gestionando nuestra cooperación en la desinfección.

Va a ser un año flexivo-tajante, decisivo y rotundo. No hay marcha atrás. Es el momento de empezar a procesar y gestionar con una mente más allá de la vulgar, habitual y común. Con un espíritu de salvavidas, golpeando a la malicia con el hanbo y el bokken con precisión.

Ese debe ser el objetivo de mi grupo de artistas marciales y lo pueden ejecutar desde cualquier faceta en la que interactúen.

Mis respetos a mi Maestro, por tener paciencia conmigo y con los míos. Este año significa homenajear a Takamatsu Sensei, apodado el Tigre de Mongolia por su ferocidad en combate. El anterior homenaje fue en el año 2004 y estuvimos en Japón acompañando a Hatsumi Sensei.

Con este espíritu del Maestro de mi Maestro, con el espíritu de mi Maestro y con la solicitada protección de los Kami hago la promesa de proteger las enseñanzas desde este punto y en todas las direcciones golpeando sin golpear todo lo malicioso, con el hanbo en la mano izquierda, el bokken en la derecha y el cuerpo y mente en shingan goshin reiho.

Shikin Haramitsu Daikomyo.

Como Mi Maestro me llamó así firmo,

UNRYU: Dragón de las nubes.