23 preguntas que nunca debes hacer al final de una entrevista de trabajo

César Duarte
Apr 4, 2017 · 4 min read
23 preguntas que nunca debes hacer al final de una entrevista de trabajo
23 preguntas que nunca debes hacer al final de una entrevista de trabajo

Cuando estés en plena entrevista de trabajo, es muy probable que tu entrevistador de la vuelta a la mesa y te pregunte: “¿Tienes alguna pregunta para mí?”.

Cuando tengas la palabra, querrás aprovechar al máximo la oportunidad de demostrar que has hecho tu tarea y dejar claro que eres el indicado para el trabajo.

Pero es imperativo que pongas todo tu esfuerzo en las preguntas que hagas como en las respuestas a las preguntas que te hacen. Esto se debe a que tus preguntas pueden reflejar tu conocimiento de la empresa, ética de trabajo, nivel de profesionalidad e interés en el rol.

“En la primera entrevista, querrás asegurarte de hacer las preguntas correctas. Pregunta sobre el trabajo y la empresa, no preguntas que pueden hacerte ver como egoísta y dar la impresión de que no eres un jugador en equipo o estar dispuesto a dar el 100%”, dice Amy Hoover, presidenta de la junta de trabajo de Talent Zoo.

Ella continua: “El único propósito de la entrevista es determinar si eres adecuado para la empresa, y si la empresa es adecuada para ti. Todos los otros temas y preocupaciones deben ser abordados durante las negociaciones después de la oferta de trabajo que te hagan.”

Aquí hay 23 preguntas que querrás evitar durante la primera entrevista de trabajo, ya que pueden hacer más daño que bien:

Preguntas como ésta te harán ver como poco preparado. Para evitar eso, nunca preguntes nada que pueda ser contestado fácilmente con una búsqueda en Google.

Demora un poco el tema del dinero. Preguntar por el dinero demasiado pronto en el proceso envía el mensaje de que eres arrogante y grosero.

Eso dice: “Soy perezoso”.

Planificar tu tiempo libre antes de que incluso haya conseguido el empleo envía el mensaje de no estás comprometido con el trabajo.

Realmente no hay razón para preguntar esto en la entrevista. Además, envía el mensaje incorrecto.

Concéntrate en el trabajo que tienes a la mano.

El entrevistador puede preguntarte si has tenido problemas con colegas en el pasado, e incluso puede suponer que eres una persona difícil con la que trabajar.

Es mejor guardar esta pregunta para el final del proceso, cuando estés más seguro de que recibirás la oferta de trabajo.

“A menudo, las empresas publican información sobre sus beneficios en sus sitios web con el fin de atraer a los candidatos, por lo que puede ser posible encontrar esta información antes de la entrevista”, dice Siegal.

Esto puede decirle al entrevistador que el dinero es lo único que te importa.

No trates de hacer ajustes en el horario antes de que te hayan ofrecido el trabajo.

Nunca le hagas preguntas personales al entrevistador.

Los solicitantes de empleo siempre deben asumir que sus posibles empleadores encontrarán y revisarán sus redes sociales.

“Preguntar si los empleadores revisarán las redes sociales genera suspicacia, ya que la empresa se preguntará si el candidato será una amenaza para la imagen de la compañía” dice Siegal.

Esto también puede generar sospechas del entrevistado.

Esto también generará suspicacias, algo que definitivamente no quieres hacer.

¿Realmente eso importa?

Nunca debes traer chismes en una entrevista de trabajo. Es muy poco profesional.

No es una buena idea hacer que el entrevistador piense en despedirte antes de que te haya contratado.

Esto dice que no estás 100% centrado en tu trabajo.

¿Aún no te han ofrecido el trabajo y ya estás haciendo peticiones especiales? Esto te hace parecer arrogante y engreído.

Ninguna descripción de trabajo se pone en piedra, y decir esencialmente desde el principio que no estás dispuesto a ir más allá de tu función demuestra que no eres un jugador de equipo.

La mayoría de los puestos de trabajo desde casa indicarán en la oferta de trabajo que son a remoto. Si no es así, se puede asumir que el teletrabajo no es el modus operandi para la posición.

Está bien negociar la opción de trabajar desde casa, pero no se debe hacer ninguna negociación hasta que tengas el trabajo.

Esto pone al entrevistador como centro de atención. Si realmente deseas comentarios, espera hasta obtener la oferta o el rechazo, y luego pregunta en un correo electrónico lo que hiciste bien o podrías haber hecho mejor.

Esta pregunta proyecta ansias que va desde la desesperación hasta la necesidad. Además, demuestra que tienes una falta de comprensión de como el mundo laboral funciona realmente.

“No hacer preguntas puede ser tan malo, o peor, que hacer preguntas terribles”, dice Deborah Shane, autora de libros de carrera, ponente y consultora de medios. “Puede revelar mucho acerca de tus habilidades de comunicación, personalidad y confianza, y puede dejar al entrevistador con una mala impresión de ti.”

Vía: Business Insider

Cómo Conseguir Trabajo

Consejos y tips para la búsqueda de Empleo

César Duarte

Written by

Desde hace unos años decidí aprender algo nuevo cada día por el resto de mi vida. Y mi misión es compartir todo lo que voy aprendiendo con el mundo.

Cómo Conseguir Trabajo

Consejos y tips para la búsqueda de Empleo