Internet para todos

Facebook al comprar Whatsapp apuesta al futuro de las telecomunicaciones

“Yo patino hacia donde el disco va a estar, no hacia donde ya estuvo”

Wayne Gretzky

En Febrero de 2014 tanto los sectores tecnológicos como financieros del mundo se sorprendían ante la novedad, Facebook anunciaba la adquisición de Whatsapp por 19.000 millones de dólares. Una empresa privada pagó 14,6 veces lo que la Argentina, un país, le debe a los holdouts y por ende está en default. Recuerdo que por aquella época mucha gente se preguntaba si Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, estaría con los pies en la tierra al haber realizado semejante transacción por una empresa cuya facturación en el año 2013 había sido de unos meros 20 millones de dólares. Claro, los expertos en negocios hablaban de la compra como una locura ya que si las pretensiones de la red social eran cobrar por los mensajes de texto estarían equivocados ya que como dice la teoría, es casi imposible cobrar por un servicio a quienes ya lo han usado en forma gratuita. El problema de todo esto es que en las grandes ligas, como lo es Silicon Valley, los jugadores suelen estar varios movimientos por delante de la media.

Los hechos hablan por sí solos. Lo que sucedió en una de las últimas actualizaciones para Android de la empresa de mensajería y en el Mobile World Congress (MWC) 2015, la principal conferencia sobre telecomunicaciones a nivel mundial, nos dejan unas claras pistas sobre el futuro del negocio. Por un lado Whatsapp anunció que en su aplicación para smartphones Android se podría empezar a utilizar las llamadas de voz ¿Que es esto? simplemente hablar por teléfono a través de Internet. Por otro lado, en el MWC 2015 Zuckerberg volvió a insistir en su misión de Internet.org, una ONG fundada por él que tiene el objetivo de conectar a todo el mundo a la red. Ahora bien ¿Qué tienen en común estos hechos que aparentan estar aislados? Se puede esperar que el hecho de que todos tengamos acceso a Internet le generara a Facebook un mayor caudal de usuarios, pero ¿Y Whatsapp? ¿No será que el objetivo final de Zuckerberg sea borrar a todas las telefónicas del mapa y que él sea el proveedor de Internet a nivel mundial y que este sea el único servicio necesario para que las personas puedan navegar y también hablar con su smartphone, como lo estaría permitiendo la nueva actualización de su app? En el MWC las telefónicas tradicionales admitieron que Facebook aparenta ser una amenaza contra su modelo de negocio. Esto deja una clara evidencia que la única vía de generar ingresos en el futuro ya no será por la línea telefónica que se le cobra a los usuarios, sino por dar acceso a una red de cómputos. Según Wikipedia, en abril del 2014 Whatsapp tenía unos 600 millones de usuarios a nivel mundial, siendo así la empresa con mayor tráfico de mensajes de texto del mundo ¿Y que pasará en el futuro próximo cuando todos los dispositivos móviles tengan acceso a las llamadas de voz? Probablemente ya nadie llamara de la manera tradicional.

¿Qué pasaría si el día de mañana Facebook saldría a ofrecer un chip para celulares que sólo ofreciera conexión a Internet sin linea telefónica? Claramente ya nadie utilizaría la línea tradicional de telefonía. Es por esto que entiendo la preocupación de las grandes telefónicas. En el mundo de hoy la consigna es muy clara, o innovas o te quedas.

En muchas ocasiones, Steve Jobs citaba una frase del jugador de hockey sobre hielo Wayne Gretzky que decía “ Yo patino hacia donde el disco va a estar, no hacia donde ya estuvo”. Esto es exactamente lo que Mark Zuckerberg aparenta haber hecho con su compra de Whatsapp. Estaban errados los que decían que la compra fue una locura ya que para recuperar lo invertido Facebook iba a estar años y años esperando. Esa manera de pensar de Zuckerberg, la de jugar tres pasos por delante de todo el resto, es lo que diferencia a los genios de los mortales y es la forma en la cual se innova.