Cómo utilizar Design Thinking en Agile

Design Thinking · “Two gray pencils on a yellow surface” by Joanna Kosinska on Unsplash

Son dos de los topics de los que más se habla en los últimos tiempos, especialmente en lo que respecta al desarrollo de soluciones. Pero, ¿qué tienen en común ambos conceptos? ¿Son complementarios entre sí? ¿Cómo podemos utilizarlos conjuntamente de manera eficaz?

En primer lugar, vamos a enmarcar ambos conceptos para definir cómo encajan juntos. Mientras que Agile es una filosofía de trabajo, un marco conceptual en el que el desarrollo de soluciones complejas puede darse de una manera más eficiente para el equipo y el cliente, Design Thinking es una metodología, diseñada para generar soluciones creativas basadas en las necesidades del usuario final, y convertirlas en algo tangible mediante un proceso de diseño iterativo. Según estas definiciones, parece quedar claro que Agile es el contexto cultural en el que metodologías como Design Thinking pueden ser aplicadas de una manera más efectiva. Por tanto, su aplicación conjunta es 100% compatible.

Además, podemos decir que ambos conceptos son complementarios. Una de las características que tienen en común Agile y Design Thinking es que ambos se basan en iteraciones y desarrollo incremental. Design Thinking permite desarrollar soluciones innovadoras basándose en un proceso creativo iterativo compuesto por cinco etapas (empatizar, definir, idear, prototipar, evaluar). Esta iteración del diseño permite obtener productos más cercanos al mercado, al ser un proceso user-centered.

Otra de las características que comparten Agile y Design Thinking es que promueven los equipos multidisciplinares, que ponen en valor la capacidad de los individuos de aportar singularidad, siempre manteniendo la orientación al usuario para generar soluciones cercanas a sus realidades.

En cuanto a las diferencias, el agilismo promueve un desarrollo, de productos y procesos, iterativo e incremental, desde un enfoque explorativo y empírico. Sin embargo, en la práctica esto no siempre conlleva una integración continua, característica que sí está presente en Desing Thinking, ya que esta metodología persigue realizar pruebas de productos/servicios lo antes posible y en un entorno realista, lo que repercute en una disminución significativa del time-to-market. De esta manera, aplicando Design Thinking como técnica de integración continua en determinados puntos del proceso de desarrollo se podría obtener una información más realista del entorno, permitiendo a los equipos de desarrollo mantenerse más cercanos a la realidad de los proyectos.

Respecto a cómo se complementan en la práctica, como se ha explicado previamente, Agile proporciona un marco para planificar y asignar tareas, gestionar el cambio y mantener el control durante todo el proceso de desarrollo de productos complejos. Y, dentro de este marco de trabajo, Design Thinking puede aplicarse en distintas fases del desarrollo.

Un ejemplo de su aplicación es emplear técnicas de Design Thinking para la definición del Product Backlog, en cualquier momento en el que necesitemos generarlo o revisarlo, de forma que las funcionalidades que lo conforman hayan sido diseñadas con un claro enfoque de usuario y con naturaleza eminentemente funcional, y no de requisito. Podemos también emplear Design Thinking en etapas aún más tempranas de ideación de productos, por ejemplo, durante un Agile Inception.

Como conclusión, puede decirse que Design Thinking es una metodología que encaja en una cultura de trabajo Agile, ya que permite desbloquear la capacidad creativa de los equipos para la generación de soluciones con potencial innovador, y aporta un enfoque hacia el problema correcto para iniciar el camino hacia la innovación centrada en las personas. Esta metodología puede implementarse, como se ha explicado en este artículo, en distintas fases del desarrollo del producto y de resolución de problemas.

Fuentes:

https://gestion.pe/blog/innovar-o-ser-cambiado/2017/09/design-thinking-como-base-para-lean-y-agile.html?ref=gesr

http://managementplaza.es/blog/design-thinking-y-scrum-compatibles-y-complementarios/