Photo by Quino Al on Unsplash
Row your boat!

“Bailing water in a leaky boat diverts energy from rowing the boat”

“Tener que achicar el agua de un bote de remos que hace agua, desvía la energía que debería utilizarse para remar”

Me encanta esta frase de David Allen. ¡Cuántas veces nos hemos visto en esta situación!

Allen se refiere a la mala gestión de los compromisos. Está claro que tenemos que comprometernos con lo que hacemos, familia, trabajo, amigos, sociedad..., pero nuestra capacidad es limitada.

Si compramos un coche, existen unas limitaciones:

- En función de la potencia de nuestro motor, podremos alcanzar una velocidad máxima. Si la forzamos, puede averiarse.

- Las ruedas sufren desgaste y hay que reponerlas cada x KM

- No podemos llevar más pasajeros que las plazas autorizadas.

- Hay que cambiar el aceite si no queremos que se queme el motor.

De esta misma manera, el sobrecompromiso es la principal fuente de aparición de estrés en las personas.

En el trabajo del conocimiento, todo el mundo tiene más trabajo del que puede hacer. Nadie se va a casa con “todo hecho”

Muchos trabajadores sienten que si no están constantemente encima de un asunto, éste puede estallar en cualquier momento.

El incorporar los hábitos que propone el flujo de trabajo de GTD supone enfocarse en remar en vez de achicar agua.

- Supone tener un sistema fiable fuera de la mente que nos permita “olvidarnos” de ese asunto en el que antes estábamos encima, y centrarnos en lo que puedo hacer aquí y ahora.

- Supone no aceptar compromisos que no se pueden atender.

- Supone delegar compromisos en terceras personas que lo hacen más rápido

- Supone delegar compromisos en los que ya no aportamos valor.

- Supone aplazar compromisos para trabajar en un momento más óptimo

- Supone incubar compromisos para decidir sobre ellos en un futuro.

Y tu ¿remas o achicas?