Los 3 pilares de tu productividad personal

Ni método de gestión de tareas, ni tareas clave, ni propósito, ni gaitas. ¿Quieres, de verdad, tener un sistema de productividad personal realmente bueno? Repito ¿Lo quieres?

Pues atento/a porque te voy a nombrar 3 pilares, 3 columnas de hormigón sobre las que se va a sustentar o se tiene que sustentar tu sistema de productividad personal. Son las bases de mi sistema, de mi know how Take Action.

1. Alimentación.

El combustible, que te hace hacer. Se suele decir “eres lo que comes”. Bueno… si y no. El qué comes, cómo lo comes y cuándo lo comes, para mí, es la clave.

Qué comes

Pues no te voy a hablar de pescado ni verduritas exclusivamente. Lo que te quiero transmitir son dos cosas: variedad, variedad de frutas, variedad proteinas, variedad de verduras, variedad de frutos secos, variedad, variedad, variedad.

Eiii! Bollería, refrescos fuera. Lo único que te pido.

Cómo lo comes

Come con la mano si quieres, pero sin prisa. El comer rápido es sinónimo de mala digestión, la mala digestión es sinónimo de consumo de energía para digerir. Pesadez, malestar, cansancio, sueño.

Cuándo lo comes

No me digas que eres de los que cena a las 11 de la noche, se va para cama, duerme mal y se levanta cansado. Bien, ahora vuelve a leer esto y reflexiona. Esta todo dicho.

2. Descanso

“José María, no te preocupes, yo con 5 horas voy que chuta, me llegan”

No pepiño no, tu lo que estás acostumbrado es a dormir 5 horas y a funcionar como puedes. Una pregunta pepiño

“¿No estás aquí porque dices que no te sientes creativo, estás espeso y no logras pensar con claridad?”

¿Porque necesitamos dormir? Es algo que decidimos nosotros o está en nuestra configuración? ¿Es un capricho? ¿Cuál es el motivo de dormir? ¿Para que dormimos? > quizá algo relacionado con la energía, con la recuperación y el resteo del cuerpo y la mente? Repito, reseteo del cuerpo y la mente ;-)

Hemos visto alimentación: básicamente la idea es nutrir el cuerpo con elementos necesarios tener una energía plena. Nutrir, inyectar con nutrientes que aporten energia y equilibrio en el organismo.

Y el descanso: respeto, regeneración del cuerpo y la mente. ¿Para qué? > ENERGÍA. ¿Para qué? > ENERGÍA.

3. Movimiento

No confundamos el deporte con el movimiento. Me explico, deporte, se suele etiquetar como

“voy a jugar al fútbol”
“he quedado para ir a correr”

algo puntual, aunque sea todos los días, pero es puntual.

Mi propuesta es el movimiento: ir al curro andando ( no hablo de hacer 30 km), subir y bajar escaleras, no coger el coche para ir a la farmacia a 500 metros, hacer estiramientos de músculos y tendones, posturas correctas.

Estamos hechos para movernos, el no movimiento es enfermedad si o si. Mi propuesta es un movimiento constante y consciente. Hablo de hábitos de movimiento no de deporte. ¿Lo pillas?

Claramente para mí productividad personal es: talento, creatividad, valor, claridad, frescura, agilidad…

En cada formación, en cada consultoría se repite, una y otra vez: la falta de claridad y embotamiento mental y físico, en “no tengo claridad” “ya no soy creativo”. Sí claro que formo en prioridades, sistema de gestión de tareas y proyectos, colaboración y un porrón de cosas más.

Pero al final, si quieres mantener ese sistema ágil, engrasado y firme, tienes que empezar por la base: la energía.

La energía te proporciona eso: talento, creatividad, valor, claridad, frescura, agilidad…

Sienta las bases.

José María Villarmea