Carolina, un cáncer, 12 años y 2 amputaciones

Con tan sólo 12 años, la pequeña Carolina ha tenido que luchar con una de las enfermedades más traumáticas: el cáncer. Hace meses se llevó su pierna izquierda, pero no sus deseos de vivir y sonreír. Hoy, esta terrible enfermedad ha vuelto para llevarle su otra pierna, y con ello la alegría que le quedaba.

Anteriormente Carolina sólo quería tener una prótesis para convertirse en una gran bailarina y que se les prestara más atención a los niños pobres con cáncer. No imaginaba que poco tiempo después, todos esos planes se transformarían en un sólo propósito: aceptar vivir sin sus dos piernas. Su familia, que también se había mostrado fuerte, hoy no está igual. A todo esto se suma su condición de pobreza extrema, nada favorable para su salud. Por eso queremos ayudar, estamos recaudando RD$15,000 para facilitarle una cama impermeable para poder bañarse con más facilidad.

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —

¡Actualización!

Camilo Rijo Fulcar: Estuvimos visitando a Carolina Pereyra para entregarle cosas que necesitaba, ya que la contaminación que causa el vertedero que está justo enfrente de su casa le impide tomar quimioterapia, por lo cual es necesario con carácter de urgencia que ella y su familia se muden de ese lugar. Carolina fue diagnosticada con un Osteosarcoma que le destruye agresivamente sus huesos, para salvar su vida se le tuvo que amputar ambas piernas para que el Sarcoma no siguiera avanzando. A pesar de su situación pude ver a Carolina sonriendo muy feliz y animada, no noté a nadie en esa familia triste a pesar de todo, lo cual me llena de alegría y fé, sé que superarán juntos estás adversidades y nosotros estaremos aquí para apoyarla en lo que sea que necesite.

El sueño de Carolina era ser bailarina y cantante, por lo cual ahorro para comprase una guitarra. Su padre me contó que habían visto la “Escuelita de Música del Conde” en varios reportajes en la televisión y que ella estaba muy ansiosa por ir, pero por su condición tanto de salud como de la distancia de su ubicación se complicaba. Estoy esperando que ella empiece su tratamiento en el Oncológico para ir allá a darle clases, quizás eso motive a más niños del área de pediatría a aprender y quién sabe ¡Del Conde al Oncológico!

Gracias al fondo de Ríete Conmigo RD y a sus donaciones pudimos comprarle un colchón impermeable para que pudiera bañarse, alimentos, ropa y los depósitos para el alquiler de una nueva vivienda para Carolina. Allí pasamos un momento muy bonito tocando guitarra y conversando. Llevar al Husky Memelo fue una de las cosas que más les gustó ¡Todos estaban locos con ese perrito!

Esta es una iniciativa de Jompéame y Ríete Conmigo RD. ¡Muchas gracias! Agradecemos especialmente a Carlos Matos por unirse en esta misión con el transporte y las buenas vibras.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.