N. Hardem es campeón en un país en guerra con ‘Shajtar Donetsk’

El MC bogotano presenta un nuevo sencillo en código rapero que, a su manera, se acerca a los cánones de la competición.

Santiago Cembrano
Jul 23 · 5 min read
Image for post
Image for post
La portada es del gran Juan José Ortiz-Arenas (@ortizarenas)

En Ucrania, en el margen del río Kalmius, está Donetsk. Esta ciudad está en poder de los separatistas prorrusos y ha sido escenario de guerra por los últimos cinco años. Su equipo de futbol es el FK Shajtar Donetsk. Para jugar sus partidos debe llegar a Leópolis, a 1.000 km de distancia. Con el viento en contra, el club persiste: incluso ha logrado clasificar a octavos de final en la Champions.

Campeón en un país en guerra como el Shajtar Donetsk, sentencia N. Hardem al final de su nueva canción llamada, cómo no, “Shajtar Donetsk”. Producida por él mismo, la canción surgió de una iniciativa de los días tempranos de cuarentena en el grupo de WhatsApp del Sello Indio, el colectivo al que pertenece Hardem. “Fue iniciativa de Alma. Cada uno mandaba grupos de a tres canciones para samplear, y todos los que hacemos beats mandábamos nuestras propuestas, ahí como para divertirnos. Este fue el segundo o tercer round con unas canciones que envió Saga, y el resultado me quedó gustando. Me le pegué a escribir y se fue desarrollando”, cuenta el MC bogotano.

El 2020 de N. Hardem ha sido espléndido, y ha demostrado porque es de los mejores raperos del país. Empezó el año con “Free Play aka Orbe”, un sencillo del que será su álbum debut que muestra su lado más poético y su propuesta de autor; continuó con una colaboración potente con Ríal Guawankó en “Merca”, barras potentes y a la yugular; luego vino Dios Bendiga Este Negocio con Mismo Perro, dos cortes de hustle bogotano y una identidad sonora que amplía su paleta; a esto se suma el tema legendario que es “Lancha Rápida”, el posse cut con No Rules Clan, Vic Deal, Luis7Lunes, Ignorancia Sofisticada y Gambeta. Y el gatillo se mantiene apretado con “Shajtar Donetsk”. Ha mostrado sus diversas facetas y voces, y aún falta que salga el disco.

Según lo que esté viviendo, su estado de ánimo y lo que dicte el beat, Hardem puede rapear desde distintos lugares de su rango. “Shajtar Donetsk” está enunciada desde los códigos del rap estricto. Así lo cuenta Hardem: “El beat, que sigue siendo lo primordial para mí para la ejecución o la creación de la canción, encajó también con lo que estaba escuchando esos días: Alchemist y Evidence, principalmente. Es más una propuesta estética de querer hacer un tema así rapero desde cero como hace rato no lo hacía: competitivo y agresivo”.

Que voy a pelo pero sépalo, el rap me ama / Y entre más barras más florecen pétalos / Copia pero al menos etiquétanos / Tu gettin up no es huérfano, pusimos lo que te aferra al tuétano, rapea Hardem. Y cierra la canción con grandeza: Aprecia mis harapos y mi palmarés / Niños aprendieron con Cine Negro lo que un walkman es / Les puse a leer manuales en taiwanés / Campeón en un país en guerra como el Shajtar Donetsk. “Quería comunicar rap y ya. Seguramente es testigo y registro de algún momento que estaba viviendo en específico, pero son barras a mi estilo, creo”, explica el autor.

Image for post
Image for post

Aunque Hardem saca este lado de la ortodoxia rapera en colaboraciones (véase “Oro y Plata” con T&K, por ejemplo), es menos común escucharlo en esa tónica cuando la canción es suya y él rapea solo. “Es un asunto del beat. Una invitación a partir de la música y ponerme en ese estado mental”, confiesa. Así puede hacer uso de ideas que apunta en el bloc de notas del celular, que sirven para “hacer chistes, sumar, concretar y abrir canciones. Dan resultado”.

Image for post
Image for post
Image for post
Image for post

¿Y dónde cabe el Shajtar Donetsk en todo esto? Bueno, la respuesta permite entender mejor el proceso de escritura de Hardem, por lo que va seguida y sin cortes. Yo me despido acá, que el MC acabe la presentación:

“Lo del Shajtar Donetsk fue una idea que cobró forma y que sirvió de punchline, y me ayudó luego a entender hacia donde quería dirigir la energía de toda la canción. Cuando estoy escribiendo esas letras es como que estoy fluyendo a veces medio en modo freestyle, entonces voy agarrando de toda la miscelánea de la cabeza. Quería cerrar con algo que rimara con las líneas anteriores, y lo del Shajtar Donetsk surgió de repente del imaginario o de la miscelánea, pero faltaba el contexto. ¿Qué podía decir con la rima? Encontré esa referencia y me pareció muy hijueputa. Quedé muy contento. Me emocionó saber que estaba escribiendo algo con sentido, que no me pasa todo el tiempo. Es bonito cuando hay un cierre así y las cositas hacen click. Para mí, que a veces no escribo con un concepto desde el principio, es bonito cuando las cosas toman forma casi que por sí solas”.

Image for post
Image for post
Image for post
Image for post

Escucha acá “Shajtar Donetsk”, de N. Hardem:

Cembrano: todo por el rap

Esto es rap con rap, por el rap.

Medium is an open platform where 170 million readers come to find insightful and dynamic thinking. Here, expert and undiscovered voices alike dive into the heart of any topic and bring new ideas to the surface. Learn more

Follow the writers, publications, and topics that matter to you, and you’ll see them on your homepage and in your inbox. Explore

If you have a story to tell, knowledge to share, or a perspective to offer — welcome home. It’s easy and free to post your thinking on any topic. Write on Medium

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store