Ten miedo, ten mucho miedo “Canelo”

Por: Ángel Mario Martínez.

Con los brazos cruzados y sentado tras una mesa sobre la que descansa su cinturón, Liam Smith, el flamante campeón Súper Welter del OMB, responde las preguntas de la prensa tras la segunda defensa de su campeonato hace apenas un mes.

Aunque los actores son recurrentes en el mundo del pugilismo, el panorama parece distinto. No hay cientos de periodistas peleando por un micrófono, a lo mucho hay cuatro. Detrás del campeón no hay una manta enorme con su foto o el nombre de la millonaria cartelera, sino sólo una tela de color negro. No hay un estrado donde luce su faja, únicamente está recostada sobre la mesa como pieza de utilería.

Delgado, canoso y muy callado, así es el próximo rival de la gran figura del boxeo mundial, Saúl “Canelo” Álvarez. Y aunque usted no lo crea, representa una gran amenaza para la carrera del mexicano.

Primero lo primero… ¿Qué es un Liam Smith?

Férreo seguidor del Liverpool en la Liga Premier y consumidor de carne de canguro, el británico debe acostumbrarse al acoso de la prensa. Su nombre aparece cada vez más en las búsquedas de Google. Aunque ya era popular dentro del Reino Unido, ahora el mundo entero quiere saber quién es Liam Smith, el próximo rival del “Canelo”.

Nació dentro de una familia que respira el boxeo, ya que sus tres hermanos también lo practican profesionalmente. El mayor, Paul de 33 años, fue campeón británico Súper Medio; Stephen de 30 es campeón Súper Pluma del CMB; después viene Liam de 27 y por último Callum, ex monarca Súper Mediano del CMB.

En su infancia el futbol era su gran pasión, pero la tradición familiar lo llevó al cuadrilátero en 2008 para su primer compromiso. Desde entonces acumula una marca de 28 triunfos, un empate, nunca ha perdido. Smith consiguió el título vacante Súper Welter de la OMB en octubre del 2015 al vencer en siete rounds a John Thompson por la vía del nocaut técnico.

Si uno ve sus peleas en Youtube, se dará cuenta de sus cualidades. Es un flaco correoso que tiene una dura pegada para su categoría, las 145 libras. Prueba de ello es que sus últimos ocho combates han terminado por la vía cloroformo y no conoce lo que es llegar al noveno round desde el 2013.

Del otro lado del ring también hay poder. “Canelo” podrá no ser muy habilidoso, técnico o veloz, pero sus guantes están cargados con TNT. Sólo 14 de sus 47 victorias como profesional han llegado a la distancia.

«Smith tiene un mentón sólido y la habilidad para moverse alrededor de todo el ring. Además posee un poder potencialmente letal», describió su promotor, Frank Warren.

Esta capacidad de ocupar cada centímetro del encordado puede ser un problema para el mexicano, los peleadores que más se le han complicado son rápidos y ágiles sobre la lona, no son un objetivo estático para el poder de sus puños.

«Él (Liam) puede boxear con el pie al frente o hacia atrás, tiene un jab duro y agudo, un movimiento natural y puede desprenderse fácilmente de las combinaciones. Posee una cara de piedra y es un verdugo implacable», comentó Glynn Evans de boxnation.com sobre el nativo de Liverpool.

Smith es un fajador, el jab y uppercut son su mejor arma, deberá aprovechar esa movilidad y capacidad de golpear al cuerpo ante un rival que si bien bajará de categoría para enfrentarlo posee mayor poder.

«Si algo hay que destacar en la tarjeta de Liam es lo más obvio, él puede pelear. Smith se desenvuelve muy bien en el ring. No te abrumará con explosividad –tal vez a un grado imperfecto– pero sin duda es un luchador completo», es como Brandon Bernica de boxinsider.com lo describe.

Si bien es un match a la medida de Álvarez, no será un “flan”. El estilo de combate de Smith puede complicar mucho al mexicano. Su elusividad será clave, además de la inteligencia para golpear el cuerpo del tapatío y así mermarlo de a poco.

Si los puños del “Canelo” no encuentran su objetivo, Smith tiene una posibilidad… remota, pero posibilidad a fin de cuentas.

La pelea que nadie pidió ver

«Con todo respeto no es una pelea de PPV, porque es un campeón que no ha peleado con nadie, lo acabo de conocer, comentó la leyenda mexicana Julio César Chávez tras el anuncio del combate.

Aunque esto podría sonar como una falta de respeto para la carrera de Smith, tiene mucho de verdad. Fuera de las fronteras de su país es un desconocido, ya que nunca ha pisado un ring fuera del Reino Unido. Enfrentarse a un nombre extraño es otra de las amenazas para el “Canelo”, quien ahora carga en sus hombros el ser la gran figura del boxeo mundial.

En su carrera por la unión americana, el jalisciense encabezó cinco eventos de pague por ver (PPV), en los que tuvo su pico más alto ante Floy Mayweather, con 2.2 millones de dólares en ventas, mientras que su peor presentación fue ante el cubano Erislandy Lara con apenas 300 mil dólares.

El ranking mundial Súper Welter del sitio boxrec.com coloca a Saúl Álvarez como el número uno de la división, seguido por Lara (su peor venta de PPV) y nueve lugares más abajo, en la pisición número 11, se encuentra el campeón del OMB, Liam Smith.

Es tanta la diferencia dentro de estos escalafones, que en la categoría de los mejores boxeadores libra por libra activos del mundo, el tapatío se encuentra en la posición de honor, mientras que “Beefy”, como es conocido Smith, ocupa la posición 147. El reto ahora es para Golden Boy Promotion y Óscar de la Hoya: vender una pelea que nadie pidió ver en el fin de semana más fuerte para el boxeo, el de la independencia mexicana.

Trademarks desiguales

Con la venta de artículos deportivos con su nombre impreso, contratos millonarios con cerveceras y la simple razón de aparecer en pantalla, la marca “Canelo” representa 25 millones de dólares según el sitio celebritynetworth.com.

Saúl Álvarez es la gallina de los huevos de oro para su promotora, quizá por eso se enfrenta a lo que en el papel representa una apuesta segura. La figura mercadológica del jalisciense está respaldada por un fanbase de 1.7 millones de me gusta en Facebook, 1.1 en Instagram y más de 651 mil seguidores en Twitter. En sus redes sociales “Canelo” disfruta al presumir sus autos de colección, ciudades que visita y la ropa que usa.

«Mantengamos la bandera #FlagUpAutism», escribió Smith en una foto en la que aparece sosteniendo una bandera con la misma leyenda, la cual sumó más de 700 me gusta. El autismo es una de los principales temas que toca el británico en sus redes, ya que su hermana Hollie lo tiene. Smith se ha encargado de hacer consciencia por esta causa, tanto que siempre sube al ring con la palabra Autism bordada en su short.

La base de seguidores es mucho más discreta para Smith, aunque en los últimos días se disparó. Actualmente tiene 25 mil seguidores en Instagram y 63 mil en Twitter. No cuenta con una fanpage oficial en Facebook. Reuniones familiares, fotos con compañeros de gimnasio y comidas con su esposa son las que abundan en sus publicaciones.

El que alguna vez estuvo a punto de ser sparring para el “Canelo” y lo fue para Amir Khan, previo a su pelea ante el mexicano en mayo pasado, se desenvuelve con un personaje de reparto en el deslumbrante y glamoroso mundo del box.

Liam ya ganó

Las Vegas pinta para ser sede del combate, hogar de los casinos y las apuestas, las cuales ven al británico con muy pocas posibilidades de mantener la faja en su cintura.

Según algunos sitios de apuestas en Internet, el “Canelo” es amplio favorito para arrebatarle la corona en un 1 a 10, es decir que se necesitan gastar mil dólares para ganar 100, mientras que Smith paga 600 dólares por cada 100 apostados.

«Esta pelea me permite que yo haga mi nombre en los Estados Unidos y mostrar lo bueno que soy. Este es un gran escaparate que me permitirá hacer eso», declaró Liam cuando presentó la pelea en sus redes sociales.

Smith será un desconocido en el mercado americano, pero “Canelo” tendrá que aprenderse muy bien su nombre, ya que para lo que el mexicano, el británico es su mayor amenaza.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.