Una primeriza en PUMM

30 de Marzo y mi amiga me apuraba: “dale dale dale”
“Tengo que cursar” “parciales” “trabajo” “entregas” “¿que pasa si no puedo ir?” “¿y si le fallo a las chicas?” etc etc etc 
Incontables excusas, y barreras que me ponía para no hacer algo que tenía ganas hacía mucho!!

Ya conocía a Chicas En Tecnología (CET), y había leído sobre el programa Programando Un Mundo Mejor (PUMM). La primera vez que lo vi desee tener la edad para poder participar, y cuando me encontré con que el programa no busca solo fomentar desarrolladoras, sino impulsoras de la tecnología, me cerró por todos lados.

No es noticia que el mundo de la tecnología se está expandiendo, y con ello creando nuevas opciones para el futuro y modernizando las actuales. Pero sigue faltando más gente que la quiera incorporar, que la explote y reinvente. A todos nos pasa que perdemos algo de creatividad cuando crecemos, nos hacemos más cuadrados. Participando, explorando y conociendo nuevas iniciativas expandimos nuestro horizonte, nos “re-conectamos”. Y con organizaciones como CET no sólo crece uno, también ayuda a otros.

Para los que tal vez están medio perdidos, PUMM es un programa para chicas adolescentes, que conformando un equipo de 3, desarrollan una aplicación que resuelva alguna problemática en su comunidad. Para ello cuentan con el equipo de CET, su mentor/a, y software para:

  • Descubrir la problemática que quieren atacar (si es que no la tienen identificada)
  • Buscar y diseñar una solución
  • Desarrollar y presentar la solución desarrollada.

Y todo esto en 2 tardes y un fin de semana!!!

Después de varios debates internos, me autoconvencí y me postulé para mentora, más allá de mis temores y pensando que “la Lu del futuro se ocuparía de ello”… Y fue de lo mejor que hice en el cuatrimestre.

El 22 de Mayo me llego finalmente la invitación a ser mentora de la edición de Junio de PUMM (sí, se hizo desear la respuesta..), y renacieron todos mis miedos!! Después de la primera reunión, con Caro (Carolina Hadad) y Consu (Consuelo Lopez), donde responden dudas, y ayudan a organizarse y prepararse a los mentores, me relajé un poco. Pero no fue hasta que conocí a mi equipo que supe que todo iba a ir bien.

Ellas son Agus, Macu y Mili, de 16 años, vinieron de la EEM Nº1 “Rodolfo Walsh” a PUMM para encontrar una solución a los problemas alimenticios, y acompañándolas me super inspiraron:

  • Macu metiendo garra cuando ya estábamos terminando el día y cansadas, para que quede todo cerrado para el día siguiente estar más preparadas: “Hacemos esta cosita más y ya tenemos todo listo”.
  • Agus teniendo en cuenta cada detalle, sin perder el objetivo, y que todo quede coherente con lo que habíamos planteado.
  • Mili siempre abierta a ayudar en todo y super responsable!! El ultimo día me escribió a las 6AM que estaba engripada, pero que iba a hacer lo posible por ir: llego puntual, se laburó todo el día sin perder el ritmo en ningún momento.

Al principio estaban medio tímidas, e inseguras (lo primero que me decían era “no sé si estará bien”, “no se si servirá”), pero cuando arrancamos con el brainstorming era increíble como escalaban las ideas. Crecían, y buscaban más caras para enfrentar el problema. Se encontraron con cosas que querían hacer, sin saber cómo (yo tampoco, jeje), y las enfrentaron sin dudarlo. Nunca buscaron “la salida fácil”, y a pesar de ser un programa suuuper intenso (con sólo 2 días para todo el desarrollo), no dejaba de haber sonrisas y aguante.

Equipo “Maglumi” :)

El resultado final fue el prototipo de Yo Chef, una app para sugerir comidas sanas, que se ajusten a tu alimentación y gustos. Si quieren chusmearla, pueden ver la presentación y descargar la app. También aprovechen para ver los proyectos de los demás equipos en la página de PUMM!!

Si estás evaluando ser mentor/a en el PUMM, y estás como yo en Marzo, dejo algunas respuestas a preguntas que tal vez te estés haciendo. Espero que te anime a participar y compartir con alguien más todo lo que sabes :D

¿Qué se espera de mí en el programa?

Que acompañes a un grupo de 3 chicas que están motivadas a hacer algo mejor para alguien más. Guiarlas, ayudarlas, y ser parte de su experiencia en el PUMM.

¿Todas las chicas saben programar?

No tienen porqué saber programar. En el programa hacen un workshop con AppInventor. ¿Que es AppInventor? Googlea… Pero es un software de programación en bloques. Es super sencillo. Arrastrás componentes (botones, labels, etc), y después agregas acciones y comportamientos. Lo agarras rápido ;) (capaz que las chicas antes que vos)

Si no soy docente, ¿voy a ser capaz de enseñarles a codear?

Siii!! AppInvetor es muuuy sencillo e intuitivo, y no es necesario explicar tooooodo. Según lo que se necesite!

En nuestra app lo más complejo fue un random y condicionales. Tené paciencia, pensá distintas formas de explicarlo, y busca ejemplos.

Teníamos bastantes cosas mockeadas, no valía la pena meternos con complejidades de hacer una base de datos, o variables super locas — aunque AppInventor si puede hacerlo.

Si aún así no funciona, busca consejo en el equipo de CET, y los otros mentores!

¿Cómo se puede hacer una app en 4 días?

Primero que nada, son solo 2 días de desarrollo (!!!!). La idea es hacer un prototipo, tratar de mostrar el corazón de lo que diseñaron. No tiene porque ser una aplicación totalmente funcional, solo estar orgullosos de lo que lograron :D

¿Qué pasa si no terminamos?

No pasa nada. Reitero, lo importante es estar orgullosos de lo que lograron!! Muestren el trabajo que hicieron, y lo que quieren hacer después!

En nuestro caso, las chicas tenían ideadas como 10 pantallas, más de 3 flujos grandes de la aplicación, y más.. Nos enfocamos en hacer el camino feliz de uno solo de los flujos, y que ellas eligieron hacer. Me parece que esta es la función más grande del mentor: ayudar al equipo a estar enfocado en un objetivo alcanzable.

Además, después pueden seguir la app en la comunidad, donde puede pasar de ser un prototipo a una app completamente funcional, con base de datos y todo :D

¿Y si no se la respuesta de algo?

Mejor! Enseña con el ejemplo como se obtiene algo cuando no se tiene servido! Aprendan juntos, en equipo.

Además, está todo el equipo de CET ahí mismo, siempre hay una mano. Me pasó que las chicas estaban diseñando el logo, tenían 2 imágenes que querían juntar, cambiarle los colores, etc.. Yo realmente no tengo idea de edición de imágenes! Y apareció majestuosamente Mariana (Varela) a salvarnos las papas y prestarnos su compu con photoshop (y más de una mano extra para poder usarlo).

Por último quiero remarcar que participar como mentora fue genial, y trate de transmitirlo en esta pequeña nota. Me llevé una experiencia increíble, conocí mucha gente copada, y aprendí más de mi misma. Y como si con eso no fuera suficiente, las chicas de CET te acercan a oportunidades imperdibles. En mi caso me encontré con la posibilidad de postularme para ir becada a la GCH, y fui elegida!