Tema 3: La democracia

Lectura: “Democracia y Dictadura” en Bobbio, N.

Fácilmente usamos el término democracia diariamente, o muy seguido, pero realmente es un término más complejo de lo que parece, pues la mayoría de las personas lo relacionan únicamente con las votaciones para la elección de nuestros gobernantes. Probablemente si nos damos a la tarea de entender más ampliamente este concepto podríamos incrementar nuestra participación ciudadana y con el tiempo aumentar el valor y la importancia que tiene en nuestras vidas.

Principalmente, la lectura tiene el propósito (y lo explica desde el principio) de dar a comprender el concepto de “democracia” más ampliamente contrastándolo con los otros dos tipos de gobierno, que son la monarquía y la aristocracia. Estos tres tipos de democracia son distintos principalmente por el número de personas que ejercen el poder.

También describe el autor en esta lectura la opinión de muchos autores y filósofos destacados, que difieren mucho en cuanto al valor y los beneficios de cada uno de los tres tipos de gobierno. Cada autor mencionado da un punto de vista diferente basándose en características diferentes de estas formas de gobierno. Esto me pareció que es un elemento importante en la lectura porque nos da suficiente información de manera objetiva para formar un juicio propio sobre el tema de la democracia y su comparación con las otras formas de gobierno.

La teoría de la forma de gobierno es una manera práctica de analizar las formas de gobierno de tres maneras o “usos” diferentes. Estos usos son muy útiles para analizar las características de cada forma de gobierno desde distintos ángulos y formar un criterio completo sobre cada una de estas formas de gobierno. Usar estos usos también es importante para formar un concepto más concreto de la democracia contrastándola con las otras formas de gobierno.

El uso descriptivo únicamente se encarga de clasificar los mtipos de gobierno.

La primera manera es llamada descriptiva o sistemática, ya que en base a las características de cada una, se encarga de clasificar las formas de gobierno. La lectura menciona que el uso descriptivo es parecido a clasificar plantas o animales, porque no analiza a profundidad cada una de sus cualidades para calificarlas y ver cuál es mejor, sino que sólo indica sus tipos y clasificaciones.

El uso prescriptivo analiza las características de las formas de gobierno y la forma en la que los gobernados se relacionan con sus gobernantes

El segundo uso en la teoría de la forma de gobierno es el uso prescriptivo, que analiza un poco más a fondo las formas de gobierno, pues usa juicios de valor en base en distintos órdenes de preferencia para calificarlo como bueno o malo, óptimo o pésimo. Este uso analiza el papel que tiene el pueblo, los gobernantes, la manera en que se relacionan, cómo se hacen las leyes, como se ejerce la ley, etc.

Un cambio histórico en nuestra historia es la revolución mexicana

Por último, de acuerdo al autor, el uso histórico se usa “para describir los diversos momentos sucesivos del desarrollo histórico considerado como un paso obligado de una forma a otra”. Es decir, que analiza cómo las sociedades han ido transformándose con el paso del tiempo para evolucionar en las formas de gobierno que se han ido implementando y se han ido transformando con el paso de los años en base a buenas y malas experiencias o hechos históricos.

Como ya mencioné antes, algo que me gustó de la lectura fue que muestra objetivamente la opinión de muchos autores, lo cual nos permire ilustrarnos sobre el tema desde distintos puntos de vista. Las primeros opiniones que menciona la lectura son las de Platón, Aristóteles y Polibio. Se mencionan a estos autores cuando la lectura habla sobre las tres formas de gobierno y comienza a ahondar en el tema de la democracia.

La mención de la opinión de estos tres autores agrega un valor importante a la lectura porque enriquece la variedas de aportaciones de distintas opiniones. Un claro ejemplo de esto es que en un punto la lectura menciona algunos autores como Bodin, Hobber, Locke, Vico, Montessquieu, Kant y Hegel, los cuales estaban a favor del sistema monárquico. Incluso menciona algunos de sus argumentos, como que esta forma de gobierno es más favorable porque es más estable que un gobierno en el que muchas personas con poca preparación intentan ponerse de acuerdo.

Por otro lado, defendiendo la democracia, encontramos a Pericles, Platón, Aristóteles, Poibio, Marcilio de Padora, Kelsen, y Spinozza. Ellos defienden que el mejor gobierno es aquel en el que el pueblo encuentra una manera de intercambiar opiniones y llegar a un acuerdo colectivo, aunque algunos de ellos comentan que aún falta complementar y mejorar la manera en que esto se logre.

Analizar opimiones diferentes de manera objetiva nos ayuda a formar un criterio propio informado

La política de Kelsen se desarrollan ampliamente en la lectura, se explica que Kelsen, en su libro “Teoría del derecho y del estado” (1945), asopta un criterio de distinción de formas de gobierno basándose en la mayor o menor libertad política. Cuando un sistema de gobierno tiene una mayor libertad política lo llama democracia, y cuando ésta es menor, lo llama autocracia.

La principal diferencia en esta política es que el gobierno atocrático es aquel en el que hay heteronomía, es decir que quienes hacen las leyes son diferentes de aquellos a quienes se dirigen; mientras que en un gobierno democrático hay autónomía, lo cual significa que las leyes son hechas por aquellos a quienes se dirigen.

En conclusión, para conocer la democracia, yo concuerdo con el autor en que es importante contrastar las diferencias entre estas tres formas de gobierno. En cuanto al uso histórico, pienso que es una de las partes más importantes de la lectura, pues es verdad que ha cambiado la forma de gobierno no sólo en algunos países, sino en todo el mundo, y cada vez va cambiando y avanzando la manera en que percibimos las formas de gobierno y va aumentando la participación de los ciudadanos, principalmente gracias a los distintos avances en comunicación, pero es verdad que aun queda mucho que recorrer.

Bibliografía:

“Democracia y Dictadura” en Bobbio, N. (1989). Estado Gobierno y Sociedad: Por una teoría General de la Política. México: FCE (Páginas 188 a 204).