Codeando México
Nov 10, 2017 · 3 min read

La Reforma Política de 2012 abrió nuevas vías para participar y darle a la ciudadanía incidencia directa sobre las instituciones públicas y la vida política del país, entre ellas, las candidaturas independientes. A través de esta figura, la ciudadanía ha buscado articular alternativas políticas reales y dar voz quienes no suelen tenerla durante los procesos democráticos. A pesar de que los requisitos siguen siendo altamente demandantes e inaccesibles, cerrando las puertas para la mayoría de la ciudadanía, 433 candidatos independientes compitieron entre las elecciones de 2015 y 2016.

La tecnología tiene un enorme potencial para acompañar, optimizar y empoderar estos esfuerzos. Las herramientas digitales, combinadas con acciones coordinadas en el espacio público, pueden facilitar la colaboración, amplificar la comunicación y catalizar la participación. Sin embargo, cuando estas herramientas se desarrollan a puerta cerrada también pueden representar un obstáculo más para los esfuerzos ciudadanos y convertirse en proyectos alejados de nuestra realidad social como nos demostró el caso de la Plataforma Nacional de Transparencia.

Hoy nos enfrentamos a un problema similar porque no aprendimos la lección. Un macroproyecto tecnológico, del que dependen millones de voluntades ciudadanas, fue anunciado con sólo semanas de anticipación para adoptarse de manera obligatoria sin ninguna evidencia de funcionar de manera adecuada o de tener la capacidad necesaria para soportar el uso masivo de la herramienta. Un proyecto que también falló en considerar la enorme brecha económica y digital en el país.

Hace un mes comenzó el proceso de recabación de firmas y ya hay más de 400 reportes de que la herramienta tiene fallas importantes como el tiempo que toma subir una firma o que la aplicación no funciona en teléfonos de las marcas más económicas. Hace falta más claridad en los reportes de avances en apoyos ciudadanos, pues no hay información sobre la situación, razón o progreso de cados que están en revisión, de manera que se retienen cientas de firmas sin una justificación transparente. Adicionalmente, no ha tenido suficiente difusión, acompañamiento o esfuerzos de capacitación para socializar y facilitar su uso.

Las fallas de esta aplicación pueden poner en juego la presencia de candidatos independientes en las boletas electorales del próximo año y el derecho político de la ciudadanía de utilizar esta figura. Es por ello que pedimos al Instituto Nacional Electoral:

  1. Publicar el código, la documentación, los resultados de las pruebas con usuarios que se realizaron y cualquier otro documento relacionado al desarrollo de la plataforma, de manera que la ciudadanía y la comunidad tecnológica puedan auditarlos, para entender su funcionamiento tanto en el aspecto técnico como en el de seguridad.
  2. Exponer el API o webservices necesarios para permitir que cualquier persona u organización desarrolle aplicaciones tecnológicas y enviar sus firmas en apoyo a candidatos.
  3. Abrir espacios de diálogo (tanto físicos como digitales) con organizaciones de sociedad civil y organizaciones tecnológicas para discutir las funcionalidades de las siguientes versiones de la aplicación.
  4. Definir una flujo de trabajo que permita reportar de forma pública errores en la herramienta y adquirir el compromiso de resolverlos a la brevedad posible.
  5. Habilitar mecanismos de notificación cuando la firma de una persona en particular haya sido contabilizada de forma correcta.

Tanto el código como los procesos de desarrollo de plataformas digitales en gobierno deben ser abiertos a la ciudadanía y la comunidad tecnológica. Hacerlo puede ayudar a desarrollar aplicaciones tecnológicas que cumplan con su propósito y sean realmente útiles para la ciudadanía, e identificar posibles errores lo antes posible, reduciendo los costos de desarrollo y mantenimiento. Abrir estas tecnologías también nos permite reducir los sesgos que siguen marginando a millones de ciudadanos.

Democratizar el acceso a estas tecnologías es fortalecer nuestra democracia y mejorar la competitividad tecnológica de nuestros gobiernos. Por esta razones, solicitamos al INE que revise los puntos mencionados. Desde Codeando México, estamos dispuesto a colaborar para permitir que la tecnología funcione como una herramienta habilitadora para seguir fortaleciendo nuestra democracia.

Codeando México

Historias, ideas y conversaciones de hacking cívico, datos abiertos y tecnología cívica.

Codeando México

Written by

La plataforma para la nueva era de innovación cívica

Codeando México

Historias, ideas y conversaciones de hacking cívico, datos abiertos y tecnología cívica.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade