MÉXICO NO SE QUEDA ATRÁS…

En nuestro país también se produjeron muy buenos cómics en los que más que retratar las aventuras de individuos con superpoderes se mostraban lo hechos cotidianos.

Ilustración Beatriz Vega.

Las aventuras de Superman, Batman, Spiderman y otros superhéroes siempre han tenido una gran aceptación entre los jóvenes mexicanos. Sin embargo, en nuestro país también se produjeron muy buenos cómics en los que más que retratar las aventuras de individuos con súper poderes, se mostraban lo hechos cotidianos que imperaban en este país.

Es por eso que hoy vamos a recordar quiénes hicieron historia en la cultura del cómic mexicano:

“MA, LINDA”…Frase celebre del personaje por mucho tiempo

Este personaje fue creado por Yolanda Vargas Dulché en 1943. Llegó a tener tanto éxito que en Filipinas el Ministerio de Educación hizo obligatoria su lectura en las escuelas, puesto que enaltecía los valores humanos hacia la familia y el Estado.


“Serenidad y paciencia, mi querido Solín” su frase mas celebre.

Este místico superhéroe saltó de la radio a las historietas, encontrando una rápida aceptación entre la población. Su cómic se vendió semanalmente durante 26 años sin interrupciones.


“Amigos de lo ajeno”, “Mover el bigote” y “Mis tlaconetes” pasaron a la historia gracias a tan singular familia.

Es la obra maestra de Gabriel Vargas y es considerada la publicación más longeva del mundo. La historieta retrata las aventuras de una familia de clase baja de la Ciudad de México, cuya líder eran nada más ni nada menos que la emblemática “Borola Tacuche”.


“Simona”, frase que identificaba al personaje.

Uno de los cómics más sobresalientes de las ultimas décadas del siglo xx. En esta historieta, creada por Samuel Marín alias “El Pinche Sam”, “El Patas”, “El Enano” y “El Simón” hacían de las suyas con el único fin de divertirse.

Un cómic netamente mexicano que reunía tres características que lo hicieron triunfar durante una década: era dirigido a los jóvenes de secundaria, usaba un lenguaje popular con groseras ilustradas para evadir la censura, y su temática eran las aventuras de un grupo de chicos “problema”conocidos como la Trinca infernal, además de los avatares de una banda de músicos, Los Chipocles del Rock, émulos de Kiss que, mexicanizados y tras echarse una firma, se transformaban en los Súper Chiss, una antítesis de héroes con súper poderes.

Y tú… ¿Qué opinas? ¿Crees que falta alguna historieta?

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Beatriz Vega’s story.