“El camino del Héroe: ¿Una guerra de 20 años?”

Por: Mario Dennis

¡AH, LA PERINOLA! ¡Con semejante título, ésto tiene que estar bueno…!

“(…) El único héroe válido es el héroe en grupo, nunca el héroe solo” (El Eternauta)

En las últimas semanas se han presentado, en mi vida de pequeño guionista amateur, una serie de eventos afortunados que dejaron mi cabeza masticando preguntas sobre el quehacer de este universo comiquero / fanzinero / historietista, en el que navegamos.

Entre páginas y páginas, entre cómics y fanzines, gaseosa y café, la duda existencial que pegó con mayor fuerza fue: “¿Por qué nadie se aventura a…? (pausa mental) ¡Eso! ¡¿Por qué nadie se aventura?! ¡Nadie está aventurándose a nada! ¿Por qué ya no se crean historias que dejen huellas indelebles en la memoria popular? ¿Por qué no ha salido un nuevo “Eternauta”, una nueva “Mafalda”? ¿Dónde se esconden los creadores de universos? ¿Qué es lo que hace falta?

Es así que me dispuse a consultar con amigos, allegados al 9º arte, colegas dibujantes, guionistas y escritores; leyendo y releyendo notas, escritos y pensamientos varios. Las respuestas por excelencia fueron: “Primero que nada, es otra época”, “Ahora la gente ya no lee como antes”, “Nos invadieron los de afuera: mucho yankee y mucho otaku”, “Lo nacional no le gusta a nadie, igual que el cine argentino”, “Lo que pasa es que imprimir sale carísimo…” Y la peor: “Ésto es todo una mafia, donde se terminan peleando todos con todos”

Vayamos por partes:

  1. “ES OTRA ÉPOCA”
    Todos quienes mencionaron ésto, se refirieron inmediatamente a una pérdida de la admiración, del deslumbramiento que se daba entre el lector y el “paladín de la justicia”, que saltaba a tu mente, semana tras semana. Uno quería ser así; sabía que ese personaje representaba el bien como ser máximo ¡Uno quería ser REALMENTE así..! Hoy, a los pendejos, nada llega a importarles tres carajos: no persiguen ningún valor y, lo que es aún peor, sus referentes máximos son personas que degradan la imagen misma de un ser humano, los “famosos faranduleros”…
  2. “AHORA LA GENTE NO LEE”
    La frase misma lo dice todo: Hay quienes insisten en que, desde hace ya más de 20 años, se ha implementado y sistematizado una “campaña” con el único fin de hacer a las personas cada vez más alejadas de las páginas, fomentando un desprecio por el libro, por la Cultura y, por lógica consecuencia, hacia el cómic y la historieta. Lo peor es que ésto quizá se haya vuelto algo “congénito”, algo que pasa de padres a hijos, generación tras generación, porque “leer es aburrido, es de giles” La insistencia llega acompañada de golpes políticos y hasta religiosos como “así la masa es más fácil de dominar, porque no sabe y no piensa; así nos dan un único libro que es el que conviene a los poderosos de turno”
  3. “NOS INVADIERON LOS DE AFUERA”
    ¿Qué sería de una pelea entre “El Cazador” y “Superman”, o contra “Goku”? ¿Perderíamos por goleada? Lo primero que se piensa es que allá (EE.UU) hay una industria del cómic y acá sencillamente no la hay; allá (Japón) se pensó desde un primer momento en conquistar al mundo con el manga y el animé, allá… ¡la teta y el culo venden! Muchos dicen que así es como se cae (buscando emular éxitos ajenos) en meros refritos de personajes ya inventados, que no logran llegar a la gente porque remiten siempre a “éste es una copia de…”
    Una charla aparte surgió por la disyuntiva entre guionistas e ilustradores: los segundos, aparentemente, tomaron la posta en desmedro de los primeros, y así se consiguieron historias visualmente impecables pero carentes de “punch” narrativo, por lo que mueren en la nada al “no saberse contar” ¿Conlleva ésto a un círculo vicioso donde “los referentes” antes mencionados se buscan afuera porque aquí no hay, y aquí no hay porque el mercado está ocupado por los de afuera?
    3.1) Dando paso al siguiente punto, surgió otro tópico, el cual reza “Acá se cree que para ser nacional, se tiene que despreciar al superhéroe yankee capitalista; que hay que parodiarlo, llevarlo a la sátira, o decir directamente que es una mierda. Se tiene un ideal de ser latinoamericano revolucionario que ya quedó obsoleto”
  4. “LO NACIONAL NO LE GUSTA A NADIE”
    Desde ya, no concuerdo con esta afirmación en lo más mínimo, pero mucho antes habría que preguntarse ¿QUÉ ES “LO NACIONAL”? Si un cómic/fanzine/historieta NO habla de la realidad del País, bajo ningún concepto ¿se lo puede considerar nacional? ¿Ser argentino automáticamente te convierte en creador de contenido nacional, hagas lo que hagas? ¿Se necesita de un “estilo” particular para entrar en el grupo “argentino”? Existen bastantes ejemplos de “mangakas” argentinos a los que no se los considera creadores de material “nacional” Y así se llega a otros dos sub-puntos:
    4.1) “Todo el que la pega se va a laburar afuera, por eso acá no se hace nada; lamentablemente, si no gustas afuera menos vas a gustar acá”
    4.2) “Acá está todo demasiado metido con el humor absurdo; gente que se cree transgresora por burlarse de los políticos, o hablar de pitos y culos. NO se hace nada SERIO”
  5. “IMPRIMIR SALE CARO”
    El peor de los peores. Cuando se toca el tema plata, cualquier proyecto que la venga remando de a poquito, choca contra el iceberg de la realidad y se hunde en la nada ¿Cuál es la salida? Hay quienes insisten en que la única solución factible es una política de estado que ayude a los pequeños realizadores con subvenciones y demás. Otros insisten en que eso llevaría a ser propagandistas obligados de tal o cual pensamiento partidario. Sea cual fuere la postura, se regresa siempre a un punto fundamental: “Hace más de 20 años que nos acostumbraron a NO leer y va a llevar otros 20 años, CON PERDIDA DE DINERO A MONTONES, revertir este proceso” ¿Será que lo necesario es alguien que asuma el riesgo, contra viento y marea, de imprimir en pos de rescatar la Cultura, y no de hacer dinero? Allí nacen algunas tangentes: “Los pocos que hacen algo, no se animan a crear una historia continuada porque ya tienen su público cautivo, seguidores que se palmean el hombro unos a otros, con la excusa de que imprimir capítulo tras capítulo es trabajoso, IMPOSIBLE; sencillamente no les interesa”
    5.1) Apartado especial toca el tema de los “fanzines” (publicaciones independientes de bajo presupuesto, a base de fotocopiado) quienes últimamente obran de estandarte de los realizadores under, pujando con fuerza por posicionarse en el mundo de las viñetas de grandes ligas ¿Será éste el último bastión para el nacimiento de historias que enamoren a los lectores, superen el flagelo del tiempo, y se vuelvan inmortales? Existen sus detractores, quienes desmerecen el esfuerzo al creerlo pobre, malo y de baja categoría, casi como un desmerecimiento al arte de “los cuadritos”, acusando a veces de ser la principal fuente de mediocridad en el ambiente, dado que “cualquiera puede hacer un fanzine y venderlo por dos mangos; eso NO es un mérito”
    5.2) Otra rama interesante, sumada a la nueva ola del arte a través de la pantalla, son los webcomics: como el nombre lo indica, son historietas (generalmente presentados en tiras semanales, pero los hay de todo tipo) que se difunden mediante el uso de blogs o redes sociales, evitando así el hecho de tener que imprimir en papel, apostando a la masividad que puede otorgar el mundo de la web. Esta opción tiene también sus detractores,quienes piensan, al igual que con los fanzines, que se trata de algo con poco mérito, dado que alguien con recursos suficientes puede dibujar “cualquier cosa”, subirla a la web, conseguir fans, y creerse un artista.
  6. “MAFIA Y PELEAS”
    Tres palabras contaminaron la grata conversación: ENVIDIA, EGO, Y MIEDO “Los reconocidos, los que están arriba, tienen mucho miedo de que aparezca alguien que los patee del trono donde están; por eso no dejan subir a nadie que no les convenga” “Entre los under hay mucha envidia: si uno hace algo, y medianamente llega a ser reconocido, otro va a salir a tirarle paladas de bosta y a pisar cabezas” “Nadie quiere laburar con nadie; todos se creen lo mejor de lo mejor, y piensan que hay que rendirles tributo” ¿Es el hecho de pretender ser un héroe solo, lo que impide el florecimiento de un nuevo “Eternauta”?
    Por el “lado mafioso”, hay quienes dicen que llegar a dar el primer paso, depende de qué tan bien uno le caiga a los llamados EDITORES (independientes o no) quienes quizá no sean más que IMPRENTEROS con veleidades de dioses, bajando o subiendo el pulgar a mero capricho.

¿Quién es el ENEMIGO a vencer en pos de un futuro brillante para la Historieta Nacional? ¿El hambre de dinero, el ego desmedido de los artistas, los FALSOS artistas, la falta de ideas, la situación social, el público mismo? El debate sigue abierto…

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.