¿Por que la obesidad es peligrosa?

La obesidad es una preocupación constante en la actualidad, y esta presente en gran cantidad de la población chilena. A pesar esta masiva alteración de peso en las personas, aun no se ha logrado formar una conciencia colectiva con respecto a el tema. El peso son una preocupación en general por el ámbito estético, que es donde se observa el cambio mas rápidamente, pero es necesaria una mayor información, para saber las consecuencias del aumento excesivo de peso, para la salud, y a la larga para la vida de la persona.

Imagen propia. Patio de comida Mall del centro, Concepción.

La exposición constante de la población a alimentos ricos en calorías y grasas, ademas del fácil acceso que se tiene a estos, a facilitado el habitual consumo de grandes cantidades de alimentos, acompañadas de un sedentarismo propio de la sociedad actual, da como resultado una acumulación de grasa excesiva, alrededor de cuerpo.

La grasa acumulada en tejidos adiposos puede ubicarse en diferentes partes del cuerpo dependiendo de cada persona. Cuando se ubica en el área del abdomen, resulta mas peligroso que cuando se ubica en el área de las caderas y los muslos, debido a que es en el área del torso y abdomen donde se encuentran los órganos vitales, los cuales resultan afectados por la grasas. Cuando la grasa acumulada es excesiva y no encuentra mas espacio, se comienza a introducir a los órganos y tejidos sanguíneos.

¨Recuerde la obesidad ya no es un problema estético es una enfermedad crónica, que puede aumentar la morbilidad y mortalidad del obeso, reduciendo la expectativa de vida hasta 10 años”

Los primeros problemas que se presentan producto del aumento de peso son los físicos, como el pie plano o problemas en la columna. Por otro lado las apneas de sueño, acompañadas al aumento de cansancio debido a la alta cantidad de peso, pueden producir una baja considerable en la productividad tanto académica en los jóvenes, como laboral en los adultos.

Una de las enfermedades mas comunes en los obesos es la diabetes, ya sea por el grado de obesidad que posee o por herencia, las personas con sobrepeso son presuntos diabetico. Esta obesidad influye en la enfermedad de manera directa, debido a que el consumo excesivo de alimentos con alta cantidad de azúcar produce inflamación, que desencadena una falta sensibilidad hacia la insulina, lo que puede llegar a una diabetes mellitus tipo 2, en incluso mas allá. Ademas se sabe que la diabetes es una enfermedad que conlleva un alto cuidado al paciente en diferentes ámbitos, ya que cualquier inconveniente puede desatar problemas mayores.

Los problemas cardiovasculares padecidos por las personas obesas, se deben al alto grado de grasa que sus cuerpos acumulan. Esta grasa se introduce a las arterias, lo que puede producir la formación de la placa de ateroma, que obstruye el paso a la sangre en las arterias, lo que impide el paso de nutrientes y oxigeno necesario para la sobre-vivencia del individuo. Es en estas situaciones donde pueden provocarse ataques cardíacos faltas crónicas de oxigeno, incluso un infarto al miocardio.

Empeoramiento progresivo del corazón por causa de la grasa. Via: http://www.medicoscr.net/obesidad.php

La obstrucción de el paso de la sangre hacia el cerebro por parte de la grasa acumulada, puede ocasionar problemas de tipo cerebro-vasculares. La falta de sangre necesaria en el cerebro puede producir problemas cerebrales, e incluso la muerte.

Se sabe ademas, que la mala alimentación, y la obesidad pueden aumentar las posibilidades padecer cáncer en estas personas, ya sea cáncer de esófago, colon, recto, hígado, vesícula biliar, páncreas y riñón, mama y útero.

Obesidad en los pequeños:


La obesidad en los niños es una preocupación constante para los investigadores de la obesidad, y las estadísticas de esta, debido a que ha ido en aumento en los últimos años, y no se observa un cambio significativo hasta ahora. Se conoce ademas la alta posibilidad de obesidad adulta que tiene los niños ya obesos, y las complicaciones ya antes mencionadas, que esta condición puede provocar en ellos.


“Muchos estudios señalan que la distribución de la grasa corporal más que la cantidad, son los determinantes de las alteraciones en los niveles de colesterol, presión arterial e insulina en los niños y adolescentes, y la obesidad tipo centrípeta o abdominal se asociaría a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, dislipidemia y diabetes tipo 2 en la vida adulta26–30.” Revista Medica de Chile, Prevención y tratamiento de la obesidad desde la niñez.

La directora del convenio “Vida saludable” de la Universidad de Concepción Natalia Ulloa, plantea el objetivo principal del convenio, movido por la preocupación constante del área de la nutrición sobre la obesidad infantil y las causas nocivas que esta tiene en la salud de los menores. Por otro lado señala la necesidad de mayor preocupación por parte del gobierno en las funciones ejercidas por los profesionales de la salud presentes en los colegios.

“No sabemos cuanto tiempo un niño puede vivir así, sin que le pase nada. Lo que si sabemos que en nuestra región hay casos de adolescentes entre 15 y 17 años padecen diabetes tipo 2 y un porcentaje no mejor de los obesos presentan alteraciones metabólicas. Estos niños no estan sanos.” Natalia Ulloa, Directora Convenio Vida Saludable
imagen ilustrativa. Via: http://gorditosenaccion.blogspot.com/

La nutricionista, se refiere ademas a los problemas psicoafectivos que puede producir la obesidad en los menores. Entre los cuales se encuentra el bullying, discriminación y falta de aceptación que puedan ejercer sus pares hacia este, entre otros aspectos, que logran afectar al niño al punto que puede llegar a la depresión.

El sobrepeso y obesidad, no son temas que pueden ser tomados a la ligera. Se hace necesaria un cambio de mentalidad por parte de la población. La necesidad de control de ingesta de alimentos altamente calóricos y poco saludables se hace inminente para el desarrollo de una vida sana.

Fuentes:

http://blogs.laprensa.hn/nutricion/2008/05/11/porque-la-obesidad-es-tan-peligrosa/

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.