Aprende a perder el miedo de la hoja en blanco.

5 Consejos básicos sobre la escritura creativa

A escribir se aprende escribiendo”, esta es una verdad universal. Sin embargo no se puede negar que no está demás contar con algunos detalles que puedan orientarte durante este proceso.

Obviamente antes de ponernos a vomitar palabras en frente de una página en blanco es bueno tener claro (o por lo menos intentarlo) cual es nuestra voz de escritor: La manera como escribes, puntúas, como escoges y organizas las palabras.

Una vez tienes esto claro todo esto es bueno conocer algunos principios debes seguir o respetar al momento de empezar a contar tu historia. Realmente hay muchos aspectos a tomar en cuenta e inclusive algunos muy profundos, pero aquí te presentamos los más básicos para escribir historias que atrapen al lector.

1. Pierde el respeto por una hoja en blanco.

No todo lo que escribas debe ser perfecto pero si es cierto que debes perfeccionar tu manera de escribir. No te preocupes en llegar a la perfección porque a ella solo podrás llegar con la práctica.

No importa si escribes a mano, en tu computador o desde tu smartphone, lo importante es que dejes el miedo y escribas sin parar. Estar de frente a la página en blanco es aterrador pero solo dando el primer paso podrás desarrollar la habilidad de comenzar a crear cuando surge la idea.

2. Piensa diferente.

La escritura creativa ─como lo dice su propio nombre─ necesita de creatividad. Al principio no importa si es mucha o poca pero si que lo hagas fuera de la caja.

Un buen ejercicio es colocar un personaje común en una situación casual y pensar una trama bastante absurda, alguna que se salga del contexto y llevar la misma hasta puntos bastante lejanos.

Una persona puede ir todos los días al trabajo, pero no es todos los día la misma persona porque sus sentimientos y emociones no van a ser las mismas.

3. Habla de lo que conoces.

Obviamente un aspecto interesante de este tipo de escritura es crear mundos sorprendentes y personajes que se salgan de lo común. Sin embargo no forces mucho la trama hablando de cosas que desconoces por completo.

¿Vas a hablar de un dragón en tu historia? Perfecto, pero va a resultar más fácil imaginarte la reacción de tu personaje al encontrarse con un dragón por primera vez que convertirlo repentinamente en un experto de un asunto que tú mismo desconoces.

4. Déjate llevar por lo cotidiano.

Es imposible que si te gusta cierto estilo de música o sientes pasión por un género literario esto no afecte tu escritura. Siempre vamos a hablar de lo que conocemos, es muy difícil alejarnos de esto, aunque debes procurar no volver tu estilo muy repetitivo hablando siempre de lo mismo.

El secreto de la creatividad está en describir la misma tarde de lluvia de diez formas diferentes.

5. Date un descanso.

Es bueno practicar tu escritura todos los días, el camino para encontrar tu estilo y mejorarlo demora un buen tiempo. Sin embargo hay algunos momentos donde la creatividad no fluye y allí es bueno parar un poco, revisar hacia donde vas para trazar nuevamente tu ruta si acaso lo necesitas.

Algunos escritores recomiendan ver una película mientras que otros dicen que es lo peor que puedes hacer. La verdad es que solo tú sabes lo que necesitas para reactivar tu creatividad: un helado, un buen libro o hasta salir a hacer ejercicios.

Existen muchos más consejos que pueden ayudarte pero de seguro con estos puedes empezar a darle unas pinceladas a tus nuevas historias.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.