Condolasa Arroz
Published in

Condolasa Arroz

El que domina, nomina

🚸 Un análisis sobre poder, género y nomenclatura urbana

❗El presente post impulsó la aprobación de la ordenanza municipal No. 7.598 de la ciudad de Villa María (Argentina) para nombrar más calles en honor a mujeres.

Un urbanista alemán me hizo notar, hace algún tiempo, que los politólogos damos muchos debates teóricos pero pocos debates espaciales. ¿Por qué escasean los estudios del poder como elemento articulador del espacio físico urbano? Haciendo referencia a la geopolítica me apresuré a relativizar su impresión, pero terminé admitiendo que los análisis geopolíticos —en consonancia con la fuerte matriz estato-céntrica de la disciplina— se han ocupado, en general, de los planteos a grandes escalas.

Después de estudiar durante años ciertos aspectos de la geopolítica de las drogas, comencé a incursionar en una nueva agenda de investigación que piensa al abordaje geopolítico desde la perspectiva de la pequeña escala. Aún no abundan los modelos de análisis micro-geopolíticos —como han dado en llamarse—, pero sí es más frecuente dar con papers que analizan las dinámicas del poder en planos micro-territoriales como son, por ejemplo, las ciudades, los barrios o los hoteles. En esta línea de trabajo se enmarcan las contribuciones de Brián Covaro, sociólogo que comparte en su blog numerosos y fascinantes análisis.

En el último de sus posts, Covaro se preguntó: ¿cómo es la relación entre lenguaje y territorio? Y analizando el significante más poderoso de todos (los nombres de las calles), dio una respuesta estadística: casi el 60% de las calles de Buenos Aires llevan nombres de hombres. ¿Nombres de mujeres? Apenas el 2,3%. Inspirada en su análisis, hice lo propio con mi ciudad de origen: Villa María.

¿O el que nomina, domina?

Villa María, localizada en el centro de la Provincia de Córdoba (Argentina), es una ciudad de unos 90.000 habitantes. Fue fundada en 1867 y, spoiler alert, a lo largo de su historia tuvo una sola intendenta mujer.

El primer paso de mi tarea fue conformar la base de datos con todas las calles de la ciudad. Para ello adapté datos abiertos disponibles en la web oficial de la Municipalidad de Villa María. Ante dudas o faltantes, consulté la “Nomenclatura ponderada de calles, espacios públicos y monumentos de Villa María” que, ¡viva la filosofía colaborativa!, El Mensú Ediciones puso a disposición online. Finalmente, utilicé Google Maps como herramienta de georreferenciación de datos para facilitar la visualización del resultado final en mi blog.

En total, después de los tres pasos antes mencionados, pude georreferenciar 413 calles que ordené en cinco categorías: fechas (verde), lugares (amarillo), mujeres (rojo), varones (azul) y otros (violeta).

Desplegá el menú que se encuentra a la izquierda de “Calles Villa María”

Con los filtros aplicados, se vería algo así.

Izq.: visualización de todas las calles georreferenciadas según categorías. Der.: calles cuyos nombres son fechas.
Izq.: calles con nombres de lugares. Der.: calles con nombres de mujeres.
Izq.: calles con nombres de varones. Der.: calles con otros nombres.

De las 413 calles, 9 conmemoran fechas; 153 tienen nombres de lugares; 12 nombres de mujeres; 173 nombres de varones y 66 calles, otros nombres. En términos porcentuales, lo más relevante es quizás ya obvio: el 42% de las calles tienen nombres de hombres y menos del 3%, nombres de mujeres.

Todos son iguales…

… aunque algunos son más iguales que otros, rezaba el mandamiento orwelliano de “Rebelión en la Granja”. Pues bien: aún siendo todos varones, algunos varones son más iguales que otros.

Si las calles dedicadas a varones se clasifican según actividades profesionales, los políticos encabezan el ranking con el 29% de calles nombradas en su honor. Para variar, la política se aplaude a sí misma. Le siguen en orden de importancia los militares (18,07%); vecinos de la ciudad destacados por diversos motivos (10,24%); escritores (9,04%); educadores (7,23%); científicos u hombres versados en ciencias (6,02%); artistas, incluyendo a pintores, actores y músicos (5,42%); representantes de la Iglesia (4%); exploradores como Cristobal Colón (2,41%); deportistas (1,81%); y empresarios y diplomáticos en porcentajes idénticos (1,20 %).

Nota: análisis en función de 166 observaciones. 7 casos fueron inclasificables con la información disponible.

¿Y las mujeres? No muy alejadas de las categorías de Guy Bechtel. Tres son escritoras (Alfonsina Storni, Edith Vera y Victoria Ocampo); tres son santas (Santa Ana, Santa Lucía y Santa Marta); tres, amas de casa (Remedios de Escalada, Gregoria Matorras y Mafalda Gilli); una educadora (Norma “Ninina” Tais); una militar, si le cabe la clasificación (Juana Azurduy); y una científica (Marie Curie).

Patria ¿chica?

El último filtro que apliqué fue el nivel de procedencia de los homenajeados: local, nacional o internacional. De un universo de 178 observaciones (mujeres+varones), los resultados fueron los siguientes.

Villa María prefiere homenajear a personalidades nacionales, ¡y si son políticos varones, mejor! Esto mismo se constata a nivel local. Cada vez que Villa María nombra una calle en honor a un local, hay solo un 5% de probabilidades de que esa calle lleve nombre de mujer. En el 95% de los casos, las calles llevan nombres de varones — y casi una de cada cuatro (23,17%) es, potencialmente, homenaje a un político.

Villa María es un político varón, que piensa en clave nacional, y es alarmantemente misógino: prefiere las calles con nombres de ríos o volcanes antes que las que lleven nombres de mujeres. Si se me permite una expresión propia del universo twittero, podría decirse que Villa María tiene mucho olor a bolas. Y no lo digo yo: lo dicen los números.

Para mi tesis doctoral estudié con pasión el concepto de actos performativos del habla de J. L. Austin, filósofo del lenguaje de la Universidad de Oxford. Entre otras cosas, aprendí de Austin que el doing-by-speaking es una dimensión crucial del lenguaje en la esfera pública, y por eso estoy convencida de que los nombres no son inocentes. El que domina, nomina. Y el que nomina, sigue dominando.

Bonus tracks

  • José de San Martín es el ganador indiscutido de la ciudad, desplegando su poder en las cinco categorías de análisis. En principio, llevan su nombre una avenida y una calle céntrica. Se lo conmemora también con una fecha (17 de agosto), el nombre de su esposa en la calle más extensa dedicada a una mujer (Remedios de Escalada), el Pasaje Yapeyú y referencias indirectas como Maipú o Granaderos Argentinos.
  • La calle más extensa de toda la ciudad pertenece a un político varón: Dalmacio Vélez Sarsfield (>7 km).
  • Las calles de mujeres están lejos del centro y, en su mayoría, en nuevos barrios. La más extensa es Remedios de Escalada con poco más de 2 km.
  • La categoría lugares incluye ciudades (33%), países (19%) y provincias (14%) además de cerros, continentes, volcanes, parques nacionales, desiertos, islas, lagos y ríos.
  • No pude confirmarlo con datos oficiales pero, según tengo entendido, hay una calle en honor a una tía abuela de mi mamá en Barrio Villa Albertina: Laura Broggi de Maciel. La señora, con buen pasar económico, donó terrenos para la Orden de los Trinitarios y financió muchísimos proyectos de caridad en la ciudad. Sin embargo, el que pasó a la posteridad con una calle en su honor fue su marido Fermín Maciel, intendente de la ciudad electo en 1895 después de un turbio incidente (robo de urnas, tiroteo y falsificación de documentos).
  • Hay cinco calles que conmemoran a vecinos varones muertos en accidentes de tránsito u otros siniestros, pero ninguna calle —al menos de las que relevé— lleva el nombre de alguna víctima de femicidio.
  • Cinco puentes unen Villa María con la vecina ciudad de Villa Nueva: Puente Andino, Puente Juan Domingo Perón, Puente Juan Bautista Alberdi, Puente Isidro Fernández Núñez, Puente Carretero. ¿Quién tiene el puente más nuevo? Perón. ¿Quién tiene el puente más largo? Alberdi.
  • Si me preguntan a mí, me gustaría que mi ciudad tenga una calle que conmemore a la Prof. Gabriela Piaggio, una avenida que se llame Alicia Moreau, y un puente que recuerde la inolvidable gesta de la cosmonauta soviética Valentina Tereshkova.

--

--

Política & datos %>% filter(random == ¡muy random!)

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store