Una contabilidad estancada, en un mundo que no para de avanzar.

“Es preciso abordar la discusión sobre el objeto de estudio de la contabilidad (…)”

Con esta oración Jack A. Araujo , profesor e investigador de la UNAULA, da inicio a un breve texto en el que desarrolla un tema crucial dentro de su disciplina -la contabilidad- ¿ Que objeto tiene esta? ¿Cual es la naturaleza de su investigación?. Este debate ha sido desarrollado generación tras generación de profesionales contables anteriores a Araujo, y probablemente continuara en el futuro próximo, pero ¿porque es tan difícil encontrar la esencia de esta disciplina, que se considera vital en la sociedad?, en esta misma pregunta se encuentra la respuesta, al estar presente en múltiples ámbitos de la sociedad y el conocimiento, la contabilidad adquiere diferentes sub-objetos, que varían según la naturaleza que se le asigne a la profesión e investigación de lo contable.

Araujo, antecede el desarrollo de su idea principal con dos temas muy importantes, el avance en la adquisición de conocimiento por parte del hombre, destacando lo logrado en el Siglo XX y la aceleración de este en los últimos años, y además, como este nuevo conocimiento -generalmente plasmado en teorías (para luego ser aplicado)- esta sometido a un riguroso proceso de evaluación epistemológica.

Entonces, si el mundo avanza a pasos cada vez mas acelerados, ¿porque la contabilidad parece ‘estancada’?, si ,estancada en un debate buscando que es lo que se esta estudiando, investigando, desarrollando. Entonces,¿se ha desperdiciado un trabajo investigativo que habría podido afianzar la aplicabilidad de la contabilidad?, cuando -según Araujo- los recursos son el claro objeto de esta disciplina, considerando que de este se desprenden los sub-objetos mas aplicados en el mundo laboral, y además, se puede inferir de su investigación, que las otras definiciones que se le dan al objeto de la contabilidad, complementan la que el da, así riqueza, utilidad o patrimonio infieren la posesión de recursos, mientras el control, se identifica con la administración de estos, y finalmente, contar con información para utilizarlos.

Entonces, considerando los recursos como el objeto de estudio de contabilidad, se puede centrar toda la investigación posible en la construcción de esta, mejorando su aplicabilidad, y pasando a responder lo verdaderamente importante, ¿Para que sirve la contabilidad?, y entonces aquí se presenta la característica de que esta puede aplicarse a muchas aréas del conocimiento, al ser interdisciplinar, con un claro objetivo, mejorar la calidad de vida.

Basado en Araujo, J.A. (2007). Los recursos: objeto de estudio de la Contabilidad. Contaduría Universidad de Antioquia, 50, 177–186.