El pasado 27 de febrero, Casa Fractal fue cómplice del sector cinematográfico local e iberoamericano a través de Charlas ALAPAR: un espacio itinerante de conversaciones en torno a la industria audiovisual, una dinámica de intercambio de conocimientos, un momento para el café y el fortalecimiento de redes entre colegas.

ALAPAR es un encuentro gratuito e informal, donde dos expositores de manera voluntaria hablan de lo que saben y les apasiona. Ellos, dispuestos a compartir sus experiencias, son la excusa para congregarnos y acercarnos a reconocer al otro.

Este espacio nació hace dos años en la Fundación Algo en Común, una organización que busca desarrollar espacios de formación y creación en el sector audiovisual. Fue también en esta fundación que se generó, en paralelo, la primera Residencia Iberoamericana de Guion Espacio en Común, un proyecto de ciudad que acogió a ocho guionistas de distintas nacionalidades para que convivieran por cinco semanas en Cali y trabajaran en ella sus proyectos de largometraje.

En el marco de esta Residencia, se puede decir que se estaba en la obligación de generar un espacio de encuentro para que esos ocho cineastas, provenientes de Argentina, España, Ecuador, Venezuela y otras ciudades colombianas, pudieran interactuar con nuestros profesionales, ese talento humano que piensa y respira cine en Cali. Charlas ALAPAR prometía este espacio, sin dejar de lado su aspecto formativo.

Los ocho residentes ya habían tenido la oportunidad de contar con asesores expertos en guion y narrativa. Pablo Solarz y Natalia Smirnoff, directores y guionistas provenientes de Argentina, apoyaron sus procesos. Sin embargo, en términos metodológicos, era necesario pensar diferente: en el cine y en el arte, se puede aprender de quien crea y escribe, así como de quien interpreta y transforma.

Por ello, Charlas ALAPAR no tuvo a guionistas como expositores: se invitó a los otros, a aquellos que no hacen el guion pero tienen la responsabilidad de usarlo como herramienta de trabajo. Mauricio “Morris” Vergara, montajista de Chocó (Hendrix, 2012) y Rodrigo Vélez, actor de El vuelco del Cangrejo (Ruíz Navia, 2010) fueron los invitados que compartieron sus conocimientos, opiniones, buenas y malas experiencias al respecto. Ellos nutrieron a los residentes y al público de la ciudad que -por supuesto- estaba invitado.

En el momento de unir esfuerzos en un solo lugar, Algo en Común siempre ha encontrado en Casa Fractal su propia casa. Adheridos a su filosofía del trabajo colaborativo y convencidos de la importancia de tejer redes de conocimiento, así como de interlocutar entre actores culturales, se encontró en este lugar un espacio idóneo para dar la palabra, escuchar, aprender, preguntar y aportar; un lugar para acercar la brecha entre expositores y público, para permitir entenderse como iguales y hablarse de tú a tú, “a la par”.

www.algoencomun.co