Terminando el 2016, recibimos la visita de Boris Mercado e Idelette Aucamp, una pareja peruano/sudafricana que viene viajando por Latinoamérica bajo un proyecto de economías colaborativas y de intercambio cultural que busca interactuar con colectivos, organizaciones y comunidades que van encontrando en su ruta, apoyándolos en la creación y la asesoría de proyectos de carácter social, cultural y creativo, que vinculen activismo, autogestión, desarrollo sustentable, comunicación libre y que reconozcan la fotografía y el lenguaje visual, como un instrumento para crear conciencia sobre temas que necesitan cambiar social y políticamente en el contexto que habitamos.

Boris es Fotógrafo, nació en Lima pero vive en Cusco, es parte de la familia Latinoamericana Cultura de Red, un proceso que viene abriendo espacios de articulación, difusión, reflexión y formación entre colectivos, proyectos, redes y organizaciones públicas y privadas a lo largo de América Latina, promoviendo un cambio de mirada acerca de la sustentabilidad de la cultura a partir de procesos de red y de colaboración. El enfoque de su trabajo ha sido las problemáticas sociales y las festividades culturales.

Idelette nació en Ciudad del Cabo, Sudáfrica y hace algunos años vive en constante itinerancia en América Latina, enfocada en generar ideas gráficas que estratégicamente conecten a las personas a través de la cultura y diferentes plataformas, desarrolla proyectos que le permiten estar regresando a su país de origen. Es estratega de marketing, diseñadora gráfica, Web y emprendedora social. En su experiencia, ha colaborando con marcas internacionales y trabaja en varios países de Latinomérica.

Su viaje por Colombia contempla visitar Cali, Bogotá, Cartagena, Santa Marta, El Parque Tayrona, Palomino y Leticia, siendo Cali la primera ciudad del recorrido. La visita a países hermanos latinoamericanos como Perú, Brasil, Venezuela y Ecuador en el pasado, ha tejido temáticamente la circulación y el trabajo fotográfico de Boris, guiándolo hacia una investigación que aborda la problemática de vivienda en Latinoamérica, retratándola y viviéndola de cerca, realizando inmersiones temporales en 'casas ocupas', edificios ubicados en zonas urbanas que han sido apropiados por poblaciones que están en condición de calle.

En su paso por Cali, luego de algunas conversaciones, revisiones del trabajo, lluvia de ideas y recorridos por la ciudad — aproximándonos al contexto, viviendo la ciudad de forma espontánea y orgánica, no planeada ni tradicional — encontrábamos que las imágenes capturadas en Lima (Perú) y Nueva Prosperina (Ecuador) podrían fácilmente ser imágenes capturadas en Cali, en alguno de esos lugares que caminamos: el centro desde la carrera 4 hasta la carrera 10 y desde la calle 4 hasta más allá de la calle 18 o 20; la Av. Sexta (6ta), desde sus recordados inicios, hasta un poco más allá de la Calle 17 Norte, pasando por Granada en una casa abandonada diagonal al Juan Valdez.

INvisible, como se titula este proyecto, investiga sobre el problema de vivienda en Latinoamérica con un acercamiento fotográfico documental que construye la realidad a través de herramientas de comunicación visual, abstrayendo, a través de las imágenes, el espacio público. Gracias a la apropiación simbólica del mismo, se busca incitar la reflexión sobre los problemas de ocupación, invasión, derecho a la vivienda, reubicación y fragmentación de la sociedad, ésta última algunas veces pasiva.

Reconocemos cómo estas problemáticas se encuentran completamente ocultadas en nuestro contexto social y están presentes en las realidades de todos los países de América Latina. La cotidianidad y el incremento de los indicadores convierte estas realidades en situaciones que hacen parte del 'paisaje' de las urbes.

Hasta que todos los derechos humanos no sean igualmente respetados y todo el mundo no tenga acceso a los recursos básicos, no podremos ser libres.
El derecho a una vivienda digna y adecuada es reconocido por nuestro ordenamiento jurídico universal, pero estas leyes son ignoradas y las personas que son privadas de dicho derecho quedan invisibles.

Seleccionamos así, once fotos, tomadas en Ecuador y Perú pensando en la integración de los contextos donde fueron retratadas y los contextos de los lugares elegidos para ser intervenidos en Cali. Los recorridos por la ciudad habían arrojado ubicaciones interesantes que sentimos desde muy adentro, como inspiración para ser apropiados y que serían al final, una cartografía de recorridos comunes de esa semana de residencia y vivencia Perú-Sudáfrica-Colombia, que quedaría en la memoria.

Sería una intervención nocturna, a altas horas de la noche, sin ninguna autorización. Una acción de interacción con el espacio público, componiendo imágenes en la urbe caleña, intentando construir desde la arquitectura relacional, un diálogo sensitivo, cuestionador y al mismo tiempo cercano y familiar, para los transeúntes.

En la noche nos acompañaron: Andrés Montes, artista interdisciplinar; Valentina, estudiante de licenciatura en artes escénicas y Leo de la Parca, fotógrafo y artista visual, quienes pese a las fuertes lluvias, esperaron y se mantuvieron durante toda la jornada que duró hasta casi las 6:00 a.m. Una experiencia de encuentro con las calles y el espacio público que permite acercarse a la ciudad de una forma íntima, encontrando nuevos lugares simbólicos en ella, apropiándonos de su forma y su textura.


Luego de Cali, Boris e Idelette, como CHUZKOS pasaron por Cartagena de Indias para realizar una residencia en el Centro Cultural Ciudad Móvil, realizaron un conversatorio y una exposición. Un espacio abierto para debatir sobre las preguntas: ¿Dónde acomodamos a los que llegan? ¿A los que salieron y no pueden volver? ¿Adonde van las noticias que no aparecen en los periódicos? ¿Cómo las encontramos los que queremos saber?, reflexionando sobre el contexto actual de la problemática de vivienda en Cartagena.

Exposición "Invisible" en el Centro Cultural Ciudad Móvil de Cartagena — Enero 2017

“Ser libre no es sólo liberarse de las propias cadenas, sino vivir de una forma que respete y mejore la libertad de los demás.” — Nelson Mandela