5 minutos, Marcelino, 5 minutos.

Alexandra Ximenez
Apr 7, 2017 · 6 min read

Hoy sentí dos cosas: naúseas y enojo. Mucho enojo.

Marcelino Perelló (quienes muchos ubican como un dirigente del movimiento estudiantil del ‘68), durante la transmisión de su programa “Sentido Contrario” en Radio UNAM la semana pasada, dedicó varios minutos a hablar sobre la violación, o en su caso, como ciertas cosas, de acuerdo a él, no constituyen una violación. El tema sale a flote cuando Javier Platas, otro de los conductores habla sobre el caso de Daphne, los llamados Porkys y el juez Anuar González:

Marcelino: “(…)Es que en serio estamos construyendo un infierno. (“Pero a la otra chava que le metieron los dedos pues depende quién y por dónde” dice Javier) ¿a cuál? (Daphne, ¿no supiste? responde Javier) ¿en Veracruz?, (“exonero el juez al…” dice Javier) ¿cómo? (“exonero el juez a uno de los delincuentes” añade Javier) supongo, considero que la chava estaba muy buena y era metible (risas) no, obviamente todo tiene, como dijo Isaac Newton un límite, obviamente, pero tampoco eso que dice Javier de que te metan los dedos es para armar un desmadre (“es una violación”, se escucha decir a una mujer que lo acompaña en cabina) no, no, no, no, empezamos mal Laberinto, la violación implica, implica necesariamente, verga. Si no hay verga no hay violación. O sea con palos de escoba, dedos y vibradores no hay violaciones, hay una violación a la dignidad, si tu quieres, pero de esas hay de muchos tipos ¿no? igual que si te embarran la cara con mierda de caballo, pues si, es obvio, pero el delito de violación -inaudible- está especificado y no contempla ese tipo… si sucede sobre todo con las viejas cuero y, es… (pausa) incluso con la violación no hay para que desgarrarse las vestiduras, si les gusta no te hagas pendeja Laberinto, hay mujeres (“no” se escucha responder a la mujer en cabina), bueno a ti no, pero hay mujeres que solo han sentido un orgasmo cuando son violadas, eso es algo registrado en la literatura especializada, cuando no hay culpa, es decir, cuando te violan entonces tu no tienes ninguna responsabilidad, te violaron, y no gozas, porque de otra manera al estar gozando del pecado original o sea, coger, sigue siendo pecaminoso, no solo en la religion cristiana, sino en la configuracion ideológica occidental, y no, no me negarás que en los juegos sexuales esta implícita la violencia, la violación son frecuentes las prácticas del golpeo, del amarrar, del spanking, y… pero comunes (“es un acuerdo, el llegar a ese tipo de prácticas, no que lo hagan, te caigan de imprevisto”, se escucha a la mujer decirle al conductor) de acuerdo, de acuerdo, esto de común acuerdo no hace mas que remitir al hecho del… el placer que conlleva el ser forzado, en particular el ser forzada, pero también para los hombres pues, y eso no quiere decir que no deba haber legislaciones al respecto, y yo supongo que el meterlo el dedo por no se qué orificio a una mujer debería ser penado por la ley, ¿no? siempre y cuando esté claro que ella no quería, eh porque cuidado, porque con las violaciones es la historia de es que yo no quería.”

Pasé 5 minutos de mi vida escuchando a un hombre decir que mi violación se puede comparar a haberme embarrado la cara con mierda de caballo.

Pasé 5 minutos escuchando a un hombre que entre varias cosas, le dijo pendeja en vivo durante un programa de radio a una mujer, llamó a una sobreviviente de abuso sexual “metible”, considera que no es para tanto si nos meten un palo de escoba, un vibrador o la mano y dice que según su literatura especializada muchas mujeres solo tienen orgasmos cuando son violadas.

Casi vomito.

Claro, yo solo exageraba cuando tenía ataques de pánico y ansiedad al recordar lo que me sucedió, y las tantas veces que despertaba empapada en sudor y lágrimas al tener pesadillas donde se repetía una y otra vez aquel episodio, y esos kilos que perdí por no poder comer debería casi que agradecerlos; pero es que a mi vida no había llegado la sabiduría de Marcelino, “sin verga no hay violación”, ufff que pinche alivio.

Ahora ya puedo dejar de pensar que me violaron, gracias a Marcelino.

Marcelino (y seguro un chingo de personas como él) parecen tener una perspectiva bastante falocéntrica sobre las violaciones -y de la vida en general-, porque aparentemente el pene es lo único con lo que se puede cometer una violación. En esa lógica, seguro las violaciones mujer a mujer son un mito, y no quiero ni pensar que opinarán de las violaciones de bebés y niños cuando no son cometidas con un miembro viril, y puedo jurar que muchos hombres se sienten exculpados de los abusos que han cometido si en ellos no hicieron uso de su pene.

Es que claro, no son violaciones. Ya lo dijo el señor Perelló.

Pues, a los que como Marcelino creen que solo es violación si hacen uso de su pene, solo necesitan leer el siguiente artículo del Código Penal Federal (libro II, título decimoquinto, capítulo I):

Artículo 265.- Al que por medio de la violencia física o moral realice cópula con persona de cualquier sexo, se le impondrá prisión de ocho a catorce años.

Para los efectos de este artículo, se entiende por cópula, la introducción del miembro viril en el cuerpo de la víctima por vía vaginal, anal u oral, independientemente de su sexo.

Se considerará también como violación y se sancionará con prisión de ocho a catorce años, al que introduzca por vía vaginal o anal cualquier elemento o instrumento distinto al miembro viril, por medio de la violencia física o moral, sea cual fuere el sexo del ofendido.

O en resumen: sin verga… Si hay violación.

(De ahí a que se obtenga justicia, hay un abismo)


Ante las fuertes críticas en diversos medios y en redes sociales, Radio UNAM decidió cancelar de forma inmediata el programa Sentido Contrario.

Pero ¿y qué van a hacer con Marcelino?

Da muchísima tristeza que en nuestro país tengamos que seguir discutiendo a estas alturas (si, 2017) algo como esto. Donde un juez declara “si él no lo disfrutó, entonces no es violación”, donde se pone en tela de juicio a las víctimas y sobrevivientes de abuso cuando se atreven a denunciar o hablar públicamente sobre sus casos, donde se sigue creyendo que nosotras nos buscamos lo que nos pasa por (inserte aquí cualquier excusa sexista y retrógrada que se le ocurra) y que las violaciones seguro solo las cometen los bad hombres de los que habla el presidente de los Estados Unidos y no los esposos, los novios, los amigos, los compañeros de trabajo, porque ¿cómo es eso posible?.

Da coraje saber que mientras haya más Marcelinos en el mundo, que trivializan la violencia sexual, que usan espacios públicos para propagar su ignorancia y exponer su machismo, nos cuesta más trabajo entablar una conversación seria alrededor de algo tan terrible como lo son las violaciones, y habrá muchos otros artículos donde se explique qué es una violación, qué dicen nuestras leyes, qué se está haciendo en ese caso, y es como volver una y otra vez al 1x1, 1x2…¿no creen qué es desgastante?

Pasé 5 minutos escuchando a alguien decirme que lo que viví, y lo que han vivido miles o millones de mujeres, no fue una violación.

Pasé más de 5 minutos escribiendo esto, para decirle que si lo fue.

Coyuntura

Coyuntura es una revista digital sin fines de lucro. Publica editoriales, críticas, comentarios, ensayos, reseñas y ficción. Se aceptan contribuciones a la revista sobre cualquier tema. Puedes enviar link a tu texto en: escoyuntura@gmail.com

Alexandra Ximenez

Written by

Empowering women in tech | Global Facilitator @startupweekend @UPGlobalHQ | Nomad writer & editor

Coyuntura

Coyuntura

Coyuntura es una revista digital sin fines de lucro. Publica editoriales, críticas, comentarios, ensayos, reseñas y ficción. Se aceptan contribuciones a la revista sobre cualquier tema. Puedes enviar link a tu texto en: escoyuntura@gmail.com

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade