Cosas que cambian cuando cumples 30

Dejar los veinte no es sencillo. Esa bella época de metabolismo acelerado y energía como para desvelarte por días sin gran problema. Sin embargo, esa época pasa rápido.

Ahora empiezan a cumplirse las profecías de tías mala onda:

— Todo eso que comes te cobrará factura algún día si no te cuidas.

Pero no es un cambio de un día a otro, ni de un año a otro. Creo que el problema real es cuando uno decide: dejarse envejecer.

En mi caso deje de interesarme en salir. ¡Vaya! de por si soy tímida y tengo ansiedad social. No salir se volvió mas cómodo en todo sentido. Además mi rutina laboral cambio y trabajar tiempo extra incluso en fines de semana se volvió un hábito. Por ello salir representa el esfuerzo máximo: sacrificar horas de sueño que ahora si te afectan además de la posibilidad de quedarte dormido y llegar tarde al trabajo. Mejor ver Netflix y dormir temprano.

Otra cosa que deje que ocurriera: engordé. Si bien llevo años donde rara vez me mantengo en mi peso ideal: 65kg. Esta vez deje que la rutina de mis compañeros veinteañeros me contagiara y empece a comer lo mismo que ellos: papitas, dulces, etc. Todo con el pretexto de combatir la ansiedad laboral.

Pero el cambio más drástico fue: deje de tener interés en el sexo. Si bien, nunca he sido muy sexosa (pesé a que quizá algunos de los textos que he escrito aquí digan lo contrario) entre a una temporada donde mis prioridades cambiaron y deje al sexo en último lugar. Dormir las horas suficientes se volvió lo mas importante y el más grande placer al que tenía acceso.

Creo que reflexionar sobre eso y los 30’s fue como empece a “tocar fondo”. Ya que me estaba perdiendo mucha vida, simplemente por no arriesgar mi comodidad.

Llegar a los 30’s no es malo en sí mismo, solo que ahora se necesita el doble de esfuerzo para todo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated miawmomo’s story.