Rabia

Imagen de aprendelenguajedesignos.com

Mujer qué hermosa eres,

Qué hermosa eres mujer!

Luceros son tus ojos

Radiantes de placer.

Son tus cabellos dorados

Que al mecerse van al mar.

Y tus dientes cual cristales

Dan un toque angelical.

Tan dulces y agradables

Son tus labios al hablar,

De granada tus mejillas

Coloradas ahora están.

Cuánta rabia e impotencia

Siento al verle pasar

Tomada de la mano

De quien le llevó al altar.

Cuánta rabia e impotencia.

Como deseo poderle amar;

Colmarle de caricias

Cualquier noche en tempestad.

¡Valla pechos cual gotitas

De rocío y azafrán!

Antes de que pase el día

A su lado he de estar.

Usted es del todo hermosa,

No hay defecto en su interior

Debo dar gracias a Dios

Por volverle mi ilusión.

Prendido a una de sus miradas

Se quedó mi corazón.

El suyo pertenece a otro

Y yo le amo en mi interior.

Cuánta rabia e impotencia

Pues cercado es su jardín.

Su regazo e inocencia

Nunca serán para mi.

Cuánta rabia e impotencia

Hay en este corazón.

No haberle conocido antes

Me ha privado de su amor.