3 acciones para usar tus valores organizacionales

Daniela Blank
culturagrow
Published in
4 min readJan 27, 2023

--

Casi todas las organizaciones han hecho la labor de sacar sus valores en algún momento de su historia. Son esas palabras bonitas que ves pegadas en las paredes o en algún documento de desarrollo organizacional que hoy vive en un cajón.

Casi todas las organizaciones han hecho la labor de sacar sus valores en algún momento de su historia. Son esas palabras bonitas que ves pegadas en las paredes o en algún documento de desarrollo organizacional que hoy vive en un cajón.

He escuchado a expertos decir que solo el 10% de las personas de las organizaciones saben cuáles son sus valores. Haz la prueba con tu equipo a ver qué tal les va.

Muchas organizaciones tienen valores espectaculares como solidaridad, transparencia y colaboración. Enron, una empresa americana con uno de los peores casos de fraude, tenía en su lobby escritas las palabras “ integridad, justicia, respeto y excelencia”. Desde ahí nos defraudaron a todos.

Y casos mucho menos conocidos pasan a diario en las empresas. Carlos, un amigo que me contaba de su empresa, me dice que en su proceso de onboarding le dedicaron un buen rato a hablar de la misión y los valores organizacionales que son transparencia, liderazgo y responsabilidad. Pero su líder, el gerente comercial, es un micromanager controlador, que todo el tiempo le dice qué hacer y cómo hacerlo.

A la vez no le dan mucha información al equipo y se siente que opera un poco a ciegas de la realidad de la empresa. Un fail en los tres valores por este gerente.

Y si así es el gerente, ¿qué esperan que suceda en el resto de la empresa?

Tal vez consideres, después de leer estas anécdotas, que los valores no sirven para nada. Yo pensé así por mucho tiempo. Pero creo que los valores sí importan, pero hay que hacerlos valores. Hay que usarlos en la cotidianeidad de la empresa, en la forma como toman decisiones, en cómo promueves y premias a las personas. Así tendrás una organización más congruente, donde lo que dicen y lo que hacen va de la mano. Y esto a la vez generará mucho más confianza a tu equipo y a tus clientes.

Hay casos hermosos que demuestran esto como Patagonia una empresa que dentro de sus valores está el cuidado del planeta y te dan servicio para reparar o cambiar tu prenda antes de que compres una nueva.

Entonces, ¿cómo puedes tú hacer uso de tus valores? Aquí te comparto 3 acciones:

1. Comunicar, repetir y repetir:

Cuando la organización tiene sus valores claros, debe estar constantemente comunicándose al equipo. Esto se puede hacer de diferentes formas:

Los y las líderes del equipo lo deben hacer como parte de su discurso y comunicación verbal diariamente con sus equipos. De alguna forma u otra hablar de los valores cuando estén tomando decisiones, o se estén enfrentando a un problema. También cuando se dirijan a todo el equipo.

Campañas de comunicación: hacer diferentes actividades y campañas donde se enfoquen en un valor, lo trabajen y lo pongan en práctica con el equipo.

Repetir y repetir: por todos lados debe aparecer, repetirse en cada ocasión que se pueda. En presentaciones, en discursos, en materiales impresos, en todas partes.

2. Usarlos en el performance review

¿Cuándo mides a las personas qué factores tomas en cuenta? ¿Sus KPIs, sus OKRs? Eso está muy bien. Pero también es esencial medir a las personas de acuerdo a los valores. Su conducta, actitud y su forma de relacionarse con las personas del equipo.

Las personas que sean productivas y eficientes en su trabajo y a la vez demuestran alineación cultural con tu organización, son las que deben ser premiadas y ascendidas. Esto te garantiza que tu cultura se mantiene a lo largo y ancho de tu organización. Les dejo la tabla del “Star Chart” del autor Trevor Throness que explica cómo evaluar a las personas.

3. Toma de decisiones y resolución de problemas

¿Les ha pasado que sienten que las decisiones en las empresas se toman por relaciones personales? Tal vez sientes favoritismo hacia algunos, o se toman de manera jerárquica (el jefe decide) sin realmente considerar bien las opciones. Muchas de las tensiones en los equipos se forman por estas razones.

Una manera sencilla de evitar que esto suceda es usar tus valores como filtro para tomar decisiones. Por ejemplo, ¿cómo decidir entre dos proyectos para invertir? Supongamos que entre tus valores tienen colaboración, curiosidad, y excelencia. ¿Qué preguntas le puedes hacer a tus valores? Podría ser: ¿Cuál proyecto se hizo con mayor colaboración de personas, podríamos juntar las ideas? ¿Cuál hizo mayor investigación? ¿Cuál está mejor preparado?

De esta manera te refieres a ellos cuando definan por cual irse, en lugar de decir por quién.

Las organizaciones más congruentes son aquellas que viven de acuerdo a sus valores, y eso les llevará a generar mayor confianza entre el equipo, y mejores resultados.

--

--

Daniela Blank
culturagrow

Me apasiona la humanidad y la complejidad de nuestras historias. En GROW acompañamos a diseñar la cultura de las empresas para crear organizaciones humanizadas