Educacion sexual: el embarazo

Formacion para educadores, mediadores, pedagogos, monitores, maestros, integradores sociales

Curso educacion afectivo-sexual para educadores
Curso Mediador en educacion afectivo-sexual

El blastocisto se compone de dos capas, la exterior o ectodermo y la interior o endodermo. En el blastocisto aparece la cavidad amniótica y la cavidad vitelina. El amnios bordea la lámina corial, la cubierta más externa que proporciona protección y nutre al cigoto (huevo fecundado). El disco embrionario, un área lisa en la hendidura del óvulo en la que se ven los primeros vestigios del embrión, está suspendida desde la lámina corial y se compone de tres capas celulares, el ectodermo, el mesodermo y el endodermo. Todos los órganos se desarrollan a partir de estas capas.

A partir del ectodermo, se desarrolla el sistema nervioso, los órganos sensoriales y la epidermis. A partir del mesodermo, se desarrolla el sistema circulatorio, el aparato excretor, el esqueleto, el sistema muscular y el sistema reproductivo. A partir del endodermo, se desarrolla el sistema respiratorio y el digestivo, junto con sus revestimientos.

A lo largo de las primeras seis semanas el embrión crece alrededor de 5 milímetros. Durante la fase embrionaria se forman las partes principales del cuello y cara, los órganos genitales, huesos, nervios, músculos y algunos órganos sensoriales. La médula espinal, el cerebro, las orejas y los ojos comienzan su desarrollo. También aparece el tejido a partir del cual se formarán los pulmones, así como las partes más rudimentarias del estómago, hígado, páncreas, intestinos y riñones. Aparecen dos pares de brotes de extremidades, que darán lugar a brazos y piernas. El corazón rudimentario comienza a latir.

A las dieciséis semanas, el feto tiene un tamaño de unos 15 centímetros y un peso de 170 gramos. Los vasos sanguíneos pueden verse a través de la piel semitransparente del feto, cuyo cuerpo tiene un color rosa brillante. Un vello fino y suave empieza a recubrir toda la superficie de la piel y empiezan a salir las cejas y pestañas.

Se mueven las articulaciones de todas las extremidades, los dedos de manos y pies están separados y totalmente formados, comenzando a crecer las uñas.

Se puede determinar el sexo del feto, puesto que los órganos genitales externos ya están formados.

Aunque los pulmones están poco formados, el pecho del feto se mueve de vez en cuando, como si quisiera respirar.

El feto se mueve mucho, aunque a lo mejor es pronto para que la gestante lo note.

A las treinta y dos semanas, la vida intrauterina está suficientemente desarrollada hasta el punto de que tendría muchas posibilidades de sobrevivir fuera del útero, con los cuidados necesarios. La cabeza y el cuerpo han alcanzado casi las dimensiones de un recién nacido. Los pulmones han empezado a madurar y continuarán haciéndolo otras cuatro semanas. El feto pesa aproximadamente 1,8 Kgs.

Las hormonas foliculares son necesarias hasta el cuarto mes de embarazo para que el embrión se pueda desarrollar adecuadamente. De no ser así, el embrión se abortaría.

Durante el cuarto mes, la placenta ha sufrido las transformaciones necesarias para poder suministrar la nutrición y el oxígeno necesarios al embrión, así como las hormonas y sustituirá, por tanto, al cuerpo lúteo. Después del parto la placenta ya no tendrá utilidad y será expulsada.

La duración media de un embarazo es de 280 días, unas 39 semanas, poco más de nueve meses.

Durante todo el proceso de gestación se van produciendo una serie de cambios no sólo en el feto, sino en también en la madre, en quien aparecen los primeros signos que señalan que se haya gestando: la ausencia de la menstruación es quizá el primer signo de que se ha producido la fecundación y que la mujer está embarazada. Otros signos, durante las primeras semanas, aunque varían de unas mujeres a otras son, inapetencia, náuseas, vómitos, malestar continuo, que se producen generalmente por las mañanas y se deben a la subida de hormonas durante este tiempo. También suele modificarse el tránsito intestinal y algunas mujeres acusan estreñimiento durante su embarazo. Las glándulas mamarias se van preparando ya, estimulando su desarrollo por la hormona del cuerpo lúteo, en tanto que la hormona folicular dará lugar a la secreción láctea.

Otros signos son: tensión mamaria, cansancio, somnolencia, etc. Estas molestias suelen desaparecer en el segundo trimestre.

A partir de este momento empieza a aumentar el volumen del abdomen y el peso corporal, más o menos en un kilogramo cada mes.

Entre el cuarto y quinto mes de embarazo empiezan a percibirse los primeros movimientos fetales, y ya se pueden oír los latidos del corazón del feto.

Al comienzo del último trimestre la embarazada nota mayor fatiga, debido al peso, se nota menos ágil. Las digestiones se vuelven más lentas y pesadas a causa de la compresión del estómago e intestinos por parte del útero. También se respira con mayor dificultad por la presión que el útero ejerce sobre el diafragma. La circulación puede ser menor en tobillos y piernas, por lo que aumenta la sensación de cansancio, incluso pudiendo llegar a aparecer varices. Puede aparecer la sensación de sentirse hinchada, debido a la retención de líquidos, por lo que ha de cuidarse la alimentación en este sentido, evitando comidas con alto contenido en sal, picantes, etc. Con frecuencia se produce la necesidad de orinar, como consecuencia de la presión de la vejiga, así como de los huesos y músculos de la pelvis, que darán lugar a dolores en el bajo vientre.

Otras modificaciones propias del embarazo son la pigmentación de la piel. Aparición de estrías cutáneas en abdomen, caderas y senos, por la distensión de la piel.

Las mamas crecen, los pezones se hacen más prominentes y la areola se vuelve más oscura. Las pequeñas glándulas que rodean al pezón se hacen más prominentes también.

El andar se vuelve muy peculiar. Y ya en las últimas semanas, el ajuste del feto, sus movimientos se hacen más perceptibles, lo que tiende a aumentar las molestias de la embarazada.

Sexualidad: relaciones, conductas eroticas, afectos — Cursos

Educacion afectivo sexual para educadores — Cursos educadores

Educacion sexual. Formacion y Curso

ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as

formacionadistancia@arrakis.es

formacionadistancia@yahoo.es

http://animacion.synthasite.com
 
 Apartado 3049 -36205 VIGO — España
 Tfno/Fax.: 986–25 38 66 / Movil: 615–38 30 03