Educacion afectivo-sexual: cuidados de la embarazada

Cursos y formacion para animadores, mediadores, educadores, maestros, pedagogos

Los cuidados básicos que requiere una mujer embarazada son:
 
- Una alimentación equilibrada que aporte a ella y al feto los nutrientes necesarios para su desarrollo durante el período de gestación, evitando tomar alimentos demasiado preparados, con exceso de grasas, aditivos, etc., prefiriendo en su lugar frutas, verduras, lácteos, que les aporten el calcio y las vitaminas necesarias. 
- Prescindir del uso del alcohol, tabaco y otras drogas, perjudiciales tanto para la madre como para el feto.
- Tener cuidado con la ingesta de determinados medicamentos, desaconsejables durante estos meses. En caso de que fuesen impresindibles, consultar al médico y tomarlos siempre bajo su control.
- Realizar los chequeos necesarios y seguir los consejos del ginecólogo/a.
- Que la embarazada lleve una vida activa y no sedentaria. Esto quiere decir, que es preciso que se mueva, que pasee, incluso que realice algún deporte (que no sea de riesgo) y/o que acuda a clases de gimnasia preparatoria al parto.

Todo esto no quita para que la mujer pueda seguir desempeñando su trabajo con normalidad hasta las últimas semanas de gestación, siempre que no sea un embarazo considerado de riesgo.