Energía argentina: de la naturaleza a la visualización

Te contamos qué es el Balance Energético Nacional y cómo trabajamos en equipo para visualizar esta herramienta compleja de forma útil y clara, hasta llegar a Energía argentina.

Entramos a una habitación. Apretamos una tecla. Y prendemos la luz. Parece muy fácil pero, ¿qué es todo lo que tiene que suceder para que eso pase? Tenemos tan naturalizado cargar nafta, encender el aire acondicionado o la estufa, que olvidamos que hasta hace muy poco nada de esto existía.

Hoy en día, el consumo de energía per cápita es más del doble que en 1960. Gracias a eso, llevamos una vida con más comodidades: podemos tener varios televisores prendidos, viajar más rápido, conocer lugares más lejanos, contar con máquinas más potentes. Es más: toda la energía que consumen los hogares hoy, es 6 veces más que hace 50 años.

Si calculamos toda la energía que se consume en la Argentina en un año, podríamos decir que cada persona dispone de una lamparita de 100 watts para ser encendida durante 15,8 años. O manejar unos 15.000 kilómetros un auto a nafta.

Más sorprendente aún es que aproximadamente un 20% de toda la energía producida, se pierde en los procesos de transformación y transporte.

En 2015, por ejemplo, las pérdidas fueron mayores a toda la energía consumida por el transporte público y privado. Cada argentino, por año, consume energía equivalente a 14 barriles de petróleo, y más de 3 de esos barriles se pierden en la transmisión y la distribución.

Una herramienta para entender el flujo de energía

El Balance Energético Nacional es el principal instrumento estadístico usado para el análisis del sector de la energía. Es una herramienta que facilita la planificación y permite visualizar cómo se produce la energía, se exporta o importa, se transforma o se consume por los distintos sectores. Además, hace más fácil el cálculo de relaciones de eficiencia y diagnósticos de situación, y ayuda a planificar políticas a largo plazo, como la producción de energías renovables y la promoción de eficiencia energética.

La información para armar el balance surge de millones de puntos de datos. Por ejemplo, de cada pozo de petróleo y gas, de cada turbina encendida en todo el país. Para obtener, controlar, procesar y analizar esa información, se necesita de un equipo de programadores, ingenieros, economistas, geógrafos, especialistas en información satelital y abogados.

Desde el equipo de Datos Argentina y del Ministerio de Energía y Minería, trabajamos para hacer una visualización del Balance Energético Nacional que ayudase a comprender la complejidad de todos estos datos. Así nació Energía argentina, la herramienta que te permite ver el flujo de energía desde su origen hasta el consumo final en los últimos 55 años.

Todo lo que tiene que suceder para encender la luz

Debajo podés ver la foto de una cigüeña, una máquina que extrae gas y petróleo. En nuestro país una gran parte de estas cigüeñas se encuentran en las provincias de Mendoza, Neuquén, Chubut y Tierra del Fuego. Todas estas extracciones son monitoreadas por el Ministerio de Energía y Minería por satélite.

Imagen satelital de Loma Campana, Neuquén. Uno de los principales yacimientos del país.

En el caso del gas, éste es llevado a plantas de tratamiento por medio de tuberías. Allí se separa de los líquidos y es inyectado a los gasoductos para ser usado en motores a gas, estufas, turbinas, hornos y más.

Una parte importante de todo ese gas será el combustible que se usará en las centrales eléctricas para alimentar las turbinas que generan electricidad. A partir de allí, el tendido eléctrico de cientos de kilómetros permitirá que la electricidad fluya de las centrales a cada uno de los hogares e industrias.

Son cientos de esfuerzos los que se coordinan para formar toda la energía que producimos, distribuimos, y consumimos los argentinos. Es un trabajo en equipo que ocurre en simultáneo, en todo el país, todos los días.

Visualizar el Balance Energético Nacional: un trabajo en equipo

Balances energéticos desde 1955 hasta 2015. Reunidos por primera vez en una plataforma digital.

Como ya vimos, el Balance Energético Nacional reúne enormes caudales de datos. La complejidad de toda esta información estadística requiere de un trabajo en equipo para que pueda ser visualizada y comprendida de forma sencilla. El ingeniero Pablo Ronco, de la Dirección Nacional de Información Energética del Ministerio de Energía y Minería proporcionó su experiencia para entender cómo leer y comprender un balance energético.

Del papel a la imagen. Así se ve el balance energético en las tablas originales.

Dado que una visualización debe narrar historias orientadas por los hechos, por sobre lo estético, la primera etapa de la concepción del producto se basa en la interpretación de los datos para transformarlos en información comprensible y didáctica. En esta etapa son los técnicos quienes brindan esa comprensión del dato para que la visualización sea fiel a la interpretación técnica.

En una segunda etapa, Gonzalo Barrera Borla, economista, trabajó sobre los datos para que puedan ser visualizados. Esto implicó categorizarlos y describirlos de acuerdo a las necesidades visuales.

Por su parte, Vanina Ogueta y Marisol Parnofiello, del equipo de diseño/visualizaciones y contenidos UX, estudiaron cómo mostrar la información. El objetivo fue arribar a una representación que permitiese hacer accesible al pensamiento visual, y comprensible para el usuario, todo este enjambre de información de manera eficiente. El gráfico seleccionado para exhibir los datos fue el diagrama de Sankey.

Francisco López programó todas las funcionalidades requeridas. Haciendo todos los cambios que van ocurriendo en el proceso creativo.

El resultado es producto del trabajo en equipo y de la confluencia de diferentes disciplinas. Así, se logró representar la información en un formato comprensible que permite expandir el entendimiento de esta herramienta estadística tan compleja y valiosa.


¿Te gusta lo que hacemos? ¡Bien ahí! ¡Unite hoy a nuestra comunidad! Podés seguirnos en Twitter, ver nuestros repositorios en Github y escribirnos por mail.

Si te sirvió este post, hacé clic en el 💚 acá abajo, así más personas se suman a #DatosArgentina.