La madre de Martin Luther King nació un martes y 13

Alberta Williams King, madre del famoso pastor estadounidense que tanto hizo por los derechos de los afroamericanos, nació un 13 de Septiembre de 1904. Curiosamente, fue un martes, martes 13, como una lúgubre señal premonitoria. Me diréis y replicaréis que en Estados Unidos el día de mala suerte es el viernes 13, y no os faltará razón. Pero me pareció un dato curioso, capricho de la historia y de las cifras.

Sin embargo, no es de su nacimiento del que quería hablar, sino de su trágica y llena de desgracia vida. No voy a contaros la historia de Martin Luther King Jr, sería ofender a todos los que lo hicieron mucho mejor que yo. Pero, si nos ponemos en la piel de la madre, no debió ser fácil ver como su hijo estaba siendo amenazado, como el FBI le investigaba porque se sospechaba que podía ser comunista y, finalmente, ver como le asesinaban. Se dice que ningún padre y ninguna madre debería sobrevivir a sus hijos. No quiero pensar ni imaginar lo que sintió la pobre mujer al recibir la noticia de que su hijo fue tiroteado en el Lorraine Motel de Memphis, Tennessee.

Sin embargo, cuentan que la mujer supo demostrar fuerza y entereza pese a la dramática pérdida de su hijo. Martin Luther King Jr tenía dos hermanos, Alfred Daniel William King I y Willie Christine, y quizás Alberta pero también Martin Luther King padre, encontrarían en ellos las energías necesarias para seguir teniendo ganas de vivir. Willie Christine sigue viva hoy en día, tiene 89 años y es profesora en el Spelman College de la Universidad de Columbia.

Por desgracia, un año después de la muerte de Martin, ocurriría otro accidente que le quitaría a Alberta otro hijo. Nueve días después de su 39 cumpleaños, Alfred Daniel fue encontrado muerto en la piscina de su casa. La muerte se debería a un accidente según la versión oficial, pero se sospecha que podría haber fallecido tras un ataque al corazón ya que dos hijos suyos murieron jóvenes por esta causa.

Fuere como fuere, Alberta sufriría la segunda gran desgracia de su vida, la segunda pérdida de un hijo en menos de 15 meses.

La muerte de Alberta sigue la trágica lógica de su vida. Séis años después de haber sido asesinado su hijo, cinco después de que muriera su benjamín, Alberta se encontraba en la Iglesia de Batista de Ebenezer. Un hombre, afroamericano, entró y, según los testigos de la época, amenazó con matar a todos los cristianos. Alberta, que estaba tocando el órgano en estos momentos, fue tiroteada junto con otra mujer. El desequilibrado fue controlado por varios miembros de la iglesia pero era demasiado tarde. Alberta, fallecía, con 70 años, el 01 de Julio de 1974.

Como veis, con razón me llamaba tanto la atención que hubiera nacido un martes 13. Triste coincidencia…

PD: a quien le interesara, la fuente de mi dato inútil la podréis encontrar en los archivos de The Guardian, en el siguiente enlace:

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.