¿Qué es la Lista Clinton?

Conozca el origen de esta lista y su función


Creada por el Gobierno de Estados Unidos y ejecutada por el Departamento del Tesoro, la Lista Clinton tiene como objetivo luchar contra el narcotráfico, el terrorismo y el lavado de activos.

La Lista nació en 1995, y se utiliza para bloquear a aquellas empresas relacionadas con el narcotráfico. La Oficina de Control de Bienes Extranjeros recopila testimonios y pruebas, y determina quién ingresa a ella.

Quienes estén en la Lista no pueden tener negocios ni viajar al país norteamericano. En el caso de Colombia, uno de los países más afectados por la guerra con el narcotráfico, empresas y personas son comercialmente vetadas.

Si bien no incurren en delito, sus transacciones con entidades bancarias son limitadas. Inclusive, a veces, al aparecer en esta Lista, se han visto perjudicadas personas que nunca estuvieron implicadas con dineros ilícitos, pero que sí trabajaban en compañías relacionadas con narcotraficantes.

Es difícil salir de la Lista Clinton. En parte, porque en muchos casos no se tiene muy en claro por qué se ingresó a ella. Por lo general se envía una carta y luego se contesta un formulario en donde se realizan preguntas relacionadas con la situación (si se es socio de una determinada persona, si se la conoce, etcétera); y se manifesta que no se tiene vínculos con personas o empresas vinculadas al narcotráfico.

Hay que, además, asumir ciertos compromisos: informar de manera inmediata si se tiene conocimiento de que algún funcionario, socio o vinculado tenga relación con el narcotráfico; crear un sistema para prevenir el lavado de activos (mediante un control estricto); no invertir ni mantener relaciones con quienes se encuentren vinculados o aparezcan en la Lista. El proceso para salir puede durar varios años.