¿México quedó fuera por la diferencia de carreras?

Ahora el Clásico Mundial de Béisbol es sólo un mal recuerdo para el equipo mexicano de béisbol. Sin embargo, hubo muchas decisiones que orillaron a la eliminación de la novena nacional.

De acuerdo con el mánager mexicano, Édgar González, gente de la organización del evento le había dicho que el equipo mexicano necesitaba ganarle por dos o más carreras a la novena venezolana para tener el derecho de disputar el juego de desempate ante Italia. “El Rey” de José Alfredo Jiménez sonó en el Estadio Panamericano. México consumó la victoria ante el equipo de la Vinotinto por marcador de 11–9, sin embargo, tras una serie de controversias, México quedó eliminado por las reglas del torneo.

Si bien es cierto que las reglas de la competencia no son del todo claras y por ello el equipo mexicano quedó eliminado del torneo, no toda la culpa recae en la organización del torneo. México, en cada uno de sus encuentros de grupo, tuvo la oportunidad para tomar uno de los dos boletos disponibles para la siguiente ronda del Clásico Mundial a disputarse en San Diego.

Contra Italia:

Como ya había mencionado en otra entrada, el primer error fue haber enviado a la loma de los disparos a Roberto Osuna en el juego contra los europeos.

Y no es que el “Cañoncito” sea un mal lanzador, el problema radicó en que al momento de subir al montículo del Estadio Panamericano, únicamente tenía tres entradas lanzadas en el Spring Training de Toronto. Antes de esto, Osuna no había lanzado desde el año pasado cuando eliminaron a los Blue Jays de la postemporada, esto quiere decir: cinco meses sin lanzar.

Contra Puerto Rico:

Es cierto que si Xorge Carrillo hubiera atrapado ese fly, México hubiera podido enfrentar la novena entrada con la mínima diferencia de carreras. Sin embargo, también las decisiones en el relevo cerrador terminaron por ampliar la ventaja del equipo rival.

Contra Venezuela:

En el juego clave, el equipo mexicano llegó a tener la ventaja en el marcador por siete carreras, ventaja con la que pudieron haber clasificado a la siguiente ronda. Pero de nuevo, el pitcheo de relevo y la decisión de Édgar González de mantener a Vidal Nuño y Sergio Romo en la loma, terminaron emparejando por mucho el juego.

Y es que entre estos dos lanzadores, recibieron ocho hits y cinco carreras en una sola entrada.

Eso, sumado a:

  • Confiarse a tener una ventaja de dos carreras para pasar a la siguiente ronda.
  • Mantener en el line up a Adrián González que no pasa su mejor momento debido a la lesión.
  • Sacar a Esteban Quiroz, bateador que había tenido los mejores turnos del conjunto mexicano en el torneo.
  • No mandar a un bateador emergente cuando “Cochito” Cruz dijo no sentirse cómodo con el toque de bola.

Son los motivos que me hacen creer que gran parte del resultado obtenido en el torneo en general, fueron consecuencia de las decisiones de una persona: Édgar González.

Foto: LMP.mx
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Irving Rebollar’s story.