Urías: altibajos que podrían resultar caros

Tras cinco aperturas en la presente temporada de las Grandes Ligas, Dave Roberts ha decidido opcionar al sinaloense Julio Urías a triple A.

Fotografía: Forbes.

9 de mayo. En la Noche de la Herencia Mexicana, la siguiente promesa del pitcheo de los Dodgers, Julio Cesar Urías, hizo su tercera apertura de la temporada por el equipo de la ciudad de Los Ángeles en contra de los Piratas de Pittsburgh.

Julio Urías comenzó a lanzar y conforme el juego avanzaba, seguía retirando bateadores. Al momento de llegar a la séptima entrada, Urías se encontraba acariciando uno de los mayores logros en la carrera de un lanzador: un juego sin hit ni carrera. Sin embargo, la magia se rompió con un doble de terreno de Andrew McCutchen al jardín izquierdo en la fatídica entrada. Urías retiró un bateador más en ese séptimo rollo y Dave Roberts, timonel del equipo, salió por él con la grua.

“Era la Noche de la Herencia Mexicana, su cantidad de pitcheos subía y si tenía que sacar a este muchacho de un posible no-hitter, 45,000 fanáticos me hubieran criticado de verdad” expresó el mánager.

20 de mayo. Once días después de la posible hazaña, Urías salió a su quinta apertura de la campaña para tratar de maniatar a la ofensiva de los Marlins de Miami. Bastaron siete hits y tres pasaportes en 2.1 entradas para recibir 7 carreras (seis limpias). La apertura más corta del lanzador mexicano como ligamayorista.

“Desafortunadamente, su inconsistencia a la hora de localizar sus pitcheos ha sido consistente” Dave Roberts sobre el trabajo de Urías.

Un día después de esa desastroza salida, Urías fue opcionado a Oklahoma City Dodgers, sucursal triple A del equipo de la capital californiana.


¿Será que Urías siente falta de apoyo por parte de los bateadores de los Dodgers?
En sus primeras tres salidas de esta temporada sólo admitió tres carreras, una por encuentro, sin embargo en ninguna de éstas se llevó la victoria; en cambio, en los últimos dos juegos en los que participó, contra Rockies y Marlins, respectivamente, le cruzaron la registradora en 13 ocasiones.

Si bien es cierto que el oriundo de Culiacán apenas tiene 20 años y le falta un gran camino por recorrer en el “big show”, estos altibajos afectarán su permanencia en el primer equipo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Irving Rebollar’s story.