Cómo controlar los gastos de una StartUp

Nos referimos como startup, a una empresa de recién creación que tiene grandes posibilidades de crecimiento o un modelo de negocio escalable. Con esta pequeña definición ya podemos suponer que una startup será una empresa con unos recursos financieros reducidos.

Está claro que para una pequeña empresa cada céntimo es importante, y no podemos dejar escapar ningún detalle, por muy pequeño que sea. Para ello, es de gran importancia examinar desde el primer céntimo que entra hasta el último que sale. Cada pequeña cantidad que desconozcamos es dinero que no sabemos que se ha hecho con él.

¿Es necesario llevar un control tan exhaustivo?…Sí, y además, no sólo hay que tener en cuenta los gastos e ingresos actuales, sino, que los futuros se tienen que prevenir. Seguro que todos sabemos algunos gastos que vamos a tener dentro de 2 o 3 meses. Por ejemplo, sabemos cuándo nos van a cobrar el IVA, el Impuesto de Sociedades, cuando tenemos que pagar a un proveedor, a nuestros trabajadores, etc.

¿Qué puede pasar si no llevo un control?…Pues eso depende, si estás ganando mucho dinero y tus gastos son escasos…¡enhorabuena!….estarás en la situación que todo empresario/a desearía estar, ganar tanto dinero que no tienes que preocuparte por nada.

Pero claro, esto es muy difícil de conseguir, y seguramente al empezar el negocio te verás en una situación complicada, necesitarás todo tu dinero para hacer frente a los pagos, proveedores, empleados, impuestos,etc.

¿Y cómo llevo este control?…Está claro que programas que te permiten hacer esto, pero la mayoría tienen un precio elevado, y los que se suelen ajustar al presupuesto no suelen cumplir con las necesidades.

Pero nosotros te damos la solución, es tan simple como utilizar el Excel, ese fiel aliado que puede salvarte de muchos apuros económicos. Con una sencilla plantilla puedes controlar todos los flujos de caja, tanto los que entran como los que salen, y no solo eso, sino, que también podrás hacer tus propias previsiones. Por ejemplo, puedes ver el que pasará si contratas un nuevo trabajador, hasta qué punto puedes mantener los gastos que tienes, y cualquier cosa que quieras comprobar.

¿Qué vamos a tener en cuenta?…Lo primero es desglosar los gastos e ingresos para tener conocimiento más amplio de cómo se mueve el dinero (de dónde viene y a dónde va). Las partidas que se suelen utilizar son:

Ingresos:

- Ingresos de explotación (los conseguidos mediante nuestra actividad).

- Ingresos extraordinarios (ingresos como subvenciones, préstamos, aportaciones,etc.).

Gastos:

-Nóminas (el coste de los trabajadores).

- Gastos de explotación (los gastos generados por la actividad).

- Impuestos, se aconseja desglosarlos en:

  • IVA
  • Impuesto de sociedades
  • IRPF
  • Seguridad Social

- Gastos extraordinarios (gastos que no son generados por la actividad).

- Préstamos (en caso de tener algún préstamos, es interesante saber el que te está costando más).

A partir de estos conceptos, podemos calcular el beneficio que estamos obteniendo, el dinero del que disponemos, y lo más importante…¡Hacer nuestras propias previsiones para evitar vernos en apuros!

Descarga la plantilla haciendo click en la siguiente imagen:

PLANTILLA PARA CONTROLAR GASTOS

¿Te ha sido de gran ayuda este modelo creado por nosotros mismos? ¡Háznoslo saber!