BQ estrena identidad visual apoyada en una tecnología más «dinámica» y «humana»

En menos de 10 años, BQ ha pasado de ser un proveedor de USBs personalizables a competir en electrónica de consumo con grandes firmas globales de la talla de Samsung. La marca tecnológica española ‘más odiada por los grandes fabricantes’ –en alusión a su campaña «fucking spaniards» (malditos españoles), ideada por Sra. Rushmore y filmada por Alex de la Iglesia– empezó con un pequeño grupo de emprendedores locales y ahora tiene 1.000 empleados y opera en el mercado internacional.

El crecimiento y expansión geográfica exigía a BQ replantearse su propósito y su misión como marca. La consultora de branding Saffron ha desarrollado un trabajo estratégico así como de identidad visual para definir estos parámetros y crear una nueva marca sólida y con recorrido, que pueda competir al nivel de las más grandes… […]

Leer más

Like what you read? Give graffica.info a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.