Nicolás Rebolledo: Es necesario diseñar como vamos a gobernar esta revolución industrial

Tuve la oportunidad de ser entrevistado por el periódico chileno “Las últimas noticias”, donde compartí algunas ideas sobre cómo veo el proceso en el que estamos: como un espacio dual de detención y aceleración de la irrupción de un nuevo paradigma socio-industrial.

Nicolás Rebolledo
Jun 11, 2020 · 8 min read

Mientras hoy nuestras vidas parecen suspendidas y estamos expectantes respecto a qué va a pasar, estamos siendo sometidos a una transformación radical de nuestras formas de vida. Una especie de shock, donde todavía no se termina lo antiguo y comienza lo nuevo. Este proceso está teniendo grandes costos: por un lado nos está haciendo experimentar grandes niveles de presión y estrés con el fin de lograr adaptarnos; por otro, está destruyendo muchísimos puestos de trabajo, lo que implicará grandes niveles de pobreza.

En mi opinión, lo importante será saber cómo gobernamos esta nueva Revolución Industrial, que hoy día está acelerada por la pandemia, para lograr construir una próxima normalidad que sea beneficiosa para la gran mayoría. Esta revolución puede ir aparejada de gran dolor y por eso necesitamos una nueva organización política, social, económica y cultural de la sociedad, que ponga el interés público al centro y sea capaz de poner el valor de esta nueva economía al servicio de todos y no de unos pocos.

Image by Pixabay

Tuve la oportunidad de ser entrevistado por el periódico chileno “Las últimas noticias”, donde compartí estas y otras ideas acerca de cómo veo el proceso en el que estamos: como un espacio dual de detención y aceleración de la irrupción de un nuevo paradigma socio-industrial. Comenté también algunos de los proyectos en los que estoy involucrado en el Royal College of Art y en UNIT.

A continuación una transcripción de la entrevista que me hizo Juan Diego Montalva que pueden ver en este siguiente link.

LUN Versión Impresa 07/07/2020

Nicolás Rebolledo: “El espacio público de socialización será la casa”

Por Juan Diego Montalva

Nicolás Rebolledo estudió arquitectura en la Universidad Católica y rápidamente pasó al diseño y la tecnología cuando decidió partir a estudiar a Londres un master en emprendimiento tecnológico en University College of London y luego, un doctorado en el Royal College of Art (RCA) en diseño de servicios, una disciplina muy relevante en momentos que mandan plataformas como Google, Uber, Facebook, Airbnb, Cornershop, Rappi, entre otras.

Su trabajo en el diseño estratégico de servicios se divide entre la academia y la empresa Unit, que formó junto a otros profesionales en Chile. Además de ser académico en el RCA, también hace clases en Imperial College y el London Business School. En RCA lidera un proyecto de investigación sobre inteligencia artificial y salud mental para Telefónica Alpha Health, mientras que en su empresa Unit asesora a clientes como Visa y Modal, este último con quien está desarrollando servicios de comercio electrónico vía voz para Amazon Alexa.

A principios de mayo, mientras el Reino Unido sufría los embates de Covid-19 que llevó a su primer ministro, Boris Johnson, al hospital y ubicó a ese país entre los con mayor cantidad de muertes por cada mil habitantes, Nicolás Rebolledo participó de una reunión para vislumbrar cómo cambiará el mundo después de la pandemia. El encuentro fue vía Zoom y participaron Jony Ive, el presidente del directorio de RCA, muy conocido por haber trabajado en Apple y creado el popular iPhone; Virgil Abloh, director artístico de Louis Vuitton; más el artista plástico Olafur Eliasson, junto a otros académicos y alumnos de la institución. Para Rebolledo, uno de los efectos más evidentes que está teniendo la pandemia en nuestras vidas es que aceleró la nueva revolución industrial, la de la economía digital o de plataformas.

-¿Las cosas cambiaron con la pandemia?

-Paradójicamente esta pandemia, junto a la revuelta social en Chile y ahora en los Estados Unidos, ha producido un momento de detención y al mismo tiempo de cambio acelerado.

-¿Cómo?

-Mientras nuestras vidas parecen suspendidas y estamos expectantes respecto a qué va a pasar, estamos siendo sometidos a una transformación radical de nuestras formas de vida. Una especie de shock, donde todavía no se termina lo antiguo y comienza lo nuevo.

-¿Y en términos económicos?

-La pandemia aceleró una nueva Revolución Industrial, lo que implica la aceleración de la irrupción de la economía de las plataformas.

-¿Qué es eso?

-Esta es una economía que gana su dinero en la mediación digital entre la demanda del consumidor y la oferta de una empresa o servicio y donde el valor de la plataforma depende de construir experiencias de consumo a partir de algoritmos que combinan mucha información de los clientes y proveedores. Entre las diez mayores empresas que cotizan en bolsa varias son plataformas digitales: Amazon, Google, Facebook, Apple, Microsoft.

-¿Cómo operan?

-A través de capturar grandes cantidades de datos y de operar máquinas que aprenden qué música te gusta, los lugares por donde caminas o lo que piensas y prefieres. A partir de esos algoritmos que combinan tus preferencias con distintas variables, son capaces de orquestar sistemas completos para ofrecerte productos asociados a tus deseos. Eso lo vemos en Spotify que te ofrece la música que a ti te gusta o en Amazon que predice tus preferencias de consumo.

Acelerar

-Pero esto no es nuevo, existía antes de la pandemia. ¿Qué es lo novedoso ahora?

-Este gran cambio en la estructura de la economía ya estaba ocurriendo, lo que ha hecho la pandemia, es acelerar radicalmente la capacidad de mediación de estas plataformas y su adopción por parte nuestra, los usuarios. Esto está cambiando las formas de socialización, como nos conectamos y construimos relaciones sociales.

-¿Qué cambios le llaman más la atención?

-En estos días hemos visto una aceleración del teletrabajo, gente va al colegio en videoconferencias o hace fiestas por Zoom, algunas personas que van a la iglesia por Facebook o mucha que ha empezado a consumir todo desde tu casa. Un ejemplo es que estamos viendo la caída del mall como lugar de compra y el aumento del delivery. El espacio público de socialización pasará a ser la casa, que comienza a tener muchas interfaces para poder interactuar con el mundo.

-¿Este cambio vino para quedarse?

-En algunos sectores va a ser permanente, pero, lo que está claro, es que este fenómeno de detención aceleró la adopción y uso de estas plataformas. Antes, era una opción trabajar por Zoom, para muchos hoy es la única manera que tienen de trabajar.

-¿La nueva normalidad será con Zoom?

-Hay que ver si este uso intensivo de plataformas permanecerá en el futuro. Ahora, más que hablar de “nueva” normalidad, preferiría hablar de la “próxima” normalidad, de la normalidad que viene y que debemos construir. Vamos a ver cambiar la socialización, nuevas percepciones del espacio, cambio en las relaciones en la educación, cambios en las lógicas del trabajo, el entretenimiento y por cierto en los sistemas políticos, ya que esta transformación traerá grandes costos.

-¿Cuáles son esos costos?

-El más evidente es que todo esto nos está haciendo experimentar grandes niveles de presión y estrés con el fin de lograr adaptarnos. Mucha gente perdió trabajos que ya no volverán porque sistemas productivos completos han sido eliminados en este cambio de paradigma. Esta transición podría implicar niveles de pobreza altos, de hambre.

-¿Cómo evitar esas consecuencias?

-Lo importante será saber cómo gobernamos esta nueva Revolución Industrial que hoy día está acelerada por la pandemia para lograr construir una próxima normalidad que sea beneficiosa para la gran mayoría. Esta revolución puede ir aparejada de gran dolor y por eso necesitamos una nueva organización política, social, económica y cultural de la sociedad, que ponga el interés público al centro y sea capaz de poner el valor de esta nueva economía al servicio de todos y no de unos pocos.

UK

-¿Qué cambios se han visto en sectores específicos de la economía y la sociedad británica?

-En el mundo de la salud, por ejemplo, estamos viendo un nivel de sofisticación cada vez más grande de la telemedicina en la salud mental preventiva. En el Royal College of Art estamos trabajando este cambio y desarrollando distintas herramientas para que las personas puedan manejar estrés, dormir mejor, adoptar conductas más saludables.

-¿Eso es a raíz de la pandemia?

-No, lo empezamos antes de la pandemia por encargo de Telefónica Alfa Health, pero ahora se aceleró producto de los grandes niveles de estrés que trae el encierro.

-¿En qué otros cambios están trabajando?

-Trabajamos mucho en la transformación que van a tener los servicios de delivery y de comercio electrónico. En Unit tenemos un proyecto con Modal y Alexa destinado a diseñar la manera de acceder a través de la voz al comercio electrónico.

-¿Qué ha pasado a nivel de los servicios públicos?

-Este semestre estuvimos trabajando con el municipio de Camdem (norte de Londres) en el desarrollo de servicios ciudadanos que ofrecen conectar gente para que se encuentren, relacionen en un lugar físico.

-Pero eso es imposible implementarlo en tiempo de pandemia

-Cuando empezamos a trabajar esto, lo hicimos pensando en maneras de lograr realizar encuentros en espacios físicos a través de herramientas. Eso cambio ahora con la pandemia y el nuevo desafío de los municipios es poder trasladar muchos de estos servicios al mundo digital.

-¿Cuáles son los sectores que se han visto más afectados?

-Los que más han sufrido son los servicios, especialmente los que tienen que ver con restaurantes, pubs, bares y lugares de encuentros sociales que han visto caer las ventas a casi cero.

-¿Qué paso con los pubs, esos tradicionales donde los ingleses toman cerveza?

-Están cerrados y se está discutiendo que vuelvan a abrir en un estado intermedio, pero están muy golpeados.

-¿Y quiénes han sido los más beneficiados?

-Los grandes ganadores han sido los supermercados y Amazon (Ver Recuadro)

-¿Qué ha pasado con la educación, especialmente la educación superior?

- En Reino Unido la educación de calidad es un gran negocio y atrae a muchos estudiantes internacionales porque es muy atractivo venir a estudiar a Londres, conocer la ciudad y acceder a buenas universidades. Pero esto podría cambiar si todo se traslada a Zoom.

-¿El fin de las clases presenciales?

- Es muy dudoso que la gente esté dispuesta a pagar los valores de antes de la pandemia cuando, a través de Zoom, podría costar un 10% de ese valor. No se si este modelo de educación a distancia va a permanecer, pero es indudable que es un golpe que está trasformando el sistema.

“Amazon es uno de los grandes triunfadores con la pandemia”

-¿Cómo han reaccionado a la pandemia las primeras plataformas como Uber, Airbnb, Facebook?

-Aquí en Inglaterra hemos visto que Uber quedó golpeado fuertemente porque la gente se moviliza menos y porque tuvieron muy mala prensa después de haber echado a tres mil trabajadores a través de una llamada Zoom. Esto implicó una baja en la confianza de los consumidores y lo que vemos es que la empresa se está concentrando en Uber Eats.

-¿Quiénes se han beneficiado?

-Entre los que han ganado más dinero está Amazon. Otro segmento que ha aumentado muchos son los servicios digitales en salud mental con plataformas que permiten manejar el estrés u ofrecen terapias de vida más sanas. Amazon es uno de los grandes triunfadores con la pandemia.

-¿Está cambiando este mercado?

-Hay aplicaciones que antes estaban muy arriba como Tinder y se han tenido que transformar porque e encuentro ya no es presencial. Hay otras que venían al alza y han crecido mucho, especialmente las de juegos sociales como Fortnite. Hace unos días el artista norteamericano Travis Scott realizó un concierto con 26 millones de usuarios.

-¿Qué pasó con Airbnb y la baja de turistas?

Airbnb tiene un problema muy grande porque era una aplicación que estaba vinculada al mercado inmobiliario y mucha gente se metió a comprar para arrendar. Hoy esas personas que se metieron en este negocio no pueden pagar sus hipotecas porque no hay turistas. Airbnb tiene ahora un programa que paga a los mejores clientes una parte de los arriendos, pero para hacer eso tuvieron que inyectarle US$1.000 millones para no quebrar.

Diseño Público

Todo problema de innovación en servicios, es un problema público

Diseño Público

Somos la revista de Unit, una unidad de diseño estratégico de servicios basada en Chile y Reino Unido → http://unit.la

Nicolás Rebolledo

Written by

Service architect and strategic designer. Tutor at the Royal College of Art. Co-founder of UNIT.

Diseño Público

Somos la revista de Unit, una unidad de diseño estratégico de servicios basada en Chile y Reino Unido → http://unit.la