Fantasmas

Mayo 2018

Han estado presentes desde siempre en leyendas, relatos, libros y películas. Pero los fantasmas, esos entes incorpóreos de poderes incomprensibles, no existen fuera de la imaginación humana o, al menos, nunca se ha podido demostrar. Las religiones quieren darnos una certeza de inmortalidad; los videntes, ponernos en contacto con quienes ya la consiguieron. Sin embargo, los espíritus suelen dar miedo -en la literatura y el cine hay un extenso catálogo de presencias inmateriales aterradoras- o, bueno, quizá lo daban antes de que las fiestas de Halloween y las películas para niños los convirtieran en un objeto de consumo más.

Calificamos como fantasma a lo que es falso (una identidad fantasma), a lo que nos amenaza (el fantasma de la recesión), a lo que no debería percibirse (un miembro fantasma) o a lo que ha dejado de tener vida (un pueblo fantasma). También llamamos fantasma en tono humorístico a la persona engreída o que alardea de algo increíble.

Y emocionalmente hablando, sentimos como un fantasma aquello que no termina de irse aunque en realidad ya no esté; aquello que nos pesa en el ánimo o invade nuestros pensamientos.

Habladnos de los fantasmas, reales o imaginarios, de vuestra vida.

Os recordamos, como siempre, que el relato que escribáis sobre este tema deberá contener 200–400 palabras, publicarse el lunes 21 de mayo antes de las 23:55 horas y deberéis escribir un tuit con el enlace al texto, la etiqueta #relatosFantasmas y mención a @divagacionistas. Más información sobre las instrucciones a seguir aquí.