Solsticio de invierno

Diciembre 2018

En este momento del año quizá a muchos os pese ya la falta de luz solar. Se acerca el solsticio de invierno y en el hemisferio norte estamos viviendo los días más cortos y las noches más largas. Tal vez esperéis con ansia ese día en que la tendencia se invierte, en que el sol vuelve a ganarle terreno a la oscuridad. Si es así, no sois bichos raros. El ser humano lleva desde la antigüedad celebrando ese momento. Los ritos varían con los tiempos, las sociedades, las creencias; la justificación, con las tradiciones sociales o las creencias religiosas. El denominador común suele ser la idea de renacimiento, de renovación, de comenzar de nuevo.

Y si para unos esta fecha es momento de renovación, para otros lo es de hibernación. El tiempo es desapacible, el frío invita a recluirse, a congregarse en torno a la mesa y al puchero. O a huir hacia latitudes más cálidas, como las aves migratorias. Hay, en cambio, quien se siente estimulado por lo que la estación trae consigo: nieve, hielo… y deportes de invierno.

Os animamos a que, antes de meteros en la cueva, lanzaros a la pista de esquí o rendir vuestro particular homenaje al astro rey, escribáis vuestros relatos sobre lo que os sugiere o significa para vosotros el solsticio de invierno. Deberán tener una extensión de 200–400 palabras. Tendréis que publicarlos el lunes 17 de diciembre antes de las 23:55 horas y deberéis escribir un tuit con el enlace al texto, la etiqueta #relatosSolsticioInvierno y mención a @divagacionistas. Más información sobre las instrucciones a seguir aquí.