¿Buscando teléfono nuevo? Mira los equipos presentados en MWC 2018

Todos los estrenos de los principales fabricantes del planeta.

Es un nuevo año, y como todos los años, el mes de febrero se trata exclusivamente de celulares. El Mobile World Congress, en Barcelona, se roba la atención de todos los que somos entusiastas de los smartphones, esos rectángulos mágicos de vidrio que llevamos en el bolsillo y de los que no nos podemos despegar.

Si ya te toca cambiar tu Kit Kat por unas Oreo, tenemos un montón de novedades que te van a caer bien a la guata. Sigue leyendo para conocer las opciones con las que contarás durante este 2018 — ordenadas por fabricante.


Samsung: Galaxy S9 y S9+

Galaxy S9+ (pocket-lint.com)

El peso pesado de la industria móvil vuelve a su ciclo habitual. Tan solo 10 meses después de la presentación del S8, ya conocemos sus sucesores: el Galaxy S9 y el Galaxy S9+.

La gran diferencia respecto a la generación anterior es la posición del lector de huellas: Samsung mordió la bala y lo puso por debajo de la cámara, que es donde debiese ir. No más inventos, por favor. Aparte de eso, son muy similares al modelo anterior: mismo tamaño de pantalla, bordes curvos, resistencia al agua y jack de 3,5mm, entre otros.

La cámara es otro aspecto en el que vemos algunas mejoras. Ambos cuentan con una cámara principal que puede variar la apertura entre f/1.5 (la mejor alcanzada en un teléfono hasta ahora) y f/2.4. Esto significa que cuando haya poca luz, tendremos resultados considerablemente mejores que antes, sin necesidad de que a pleno sol las fotos salgan demasiado brillantes.

Adicionalmente, el S9+ contará con una segunda cámara con zoom óptico 2x, que habilita el tan cotizado modo retrato — ese que te permite sacar fotos con el fondo muy desenfocado y así destacar mejor a tu sujeto.

Además, Samsung copió los Animoji, y es un poco aterrador.


Nokia: para todos los bolsillos

Si me preguntan a mí, estoy muy contento con el renacimiento de Nokia post-Microsoft. El año pasado pudimos probar equipos tan precisos como el Nokia 6, que por estos lugares ha sabido hacerse un espacio en la gama media. A juzgar por lo que vimos en MWC, parece que la finlandesa tiene el futuro bastante claro.

Nokia 8110

Partimos por el elefante en el cuarto, el Nokia 8110: la fórmula de apostar a la nostalgia se repite con el “teléfono de Matrix”. La versión 2018 ha sido actualizada con colores brillantes y conexión 4G LTE, por 79 euros, algo así como 60.000 CLP.

Nokia 1

El Nokia 1 es otra de las novedades: uno de los primeros teléfonos con Android Go, la versión ligera de Android para equipos de bajo costo. La idea de esta iniciativa impulsada por Google es que las personas con poco presupuesto puedan acceder a dispositivos rápidos, seguros y siempre actualizados.

Este modelo contará con un Snapdragon 212, 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento, pero a un precio de 85 dólares (algo así como $50.000 CLP), podría convertirse en un favorito de la gama baja, siempre y cuando el rendimiento sea aceptable, algo –hasta ahora– difícil de ver por esa cantidad.

Nokia 6

Además, el Nokia 6 recibió una actualización considerable, saltando de un Snapdragon 430 a un 630, y recibiendo algunos retoques extra como USB-C, carga rápida y 4 GB de RAM en todos los modelos.

Nokia 7 Plus

El Nokia 7 Plus es probablemente el más interesante de los anuncios. 399 euros ($290.000 CLP) te darán acceso a un Snapdragon 660, 4GB de RAM, 64 GB de almacenamiento, doble cámara de 13 MP con lente ZEISS y un diseño de aluminio cubierto en una pintura similar a la cerámica al tacto.

Cuenta con una pantalla Full HD de 6 pulgadas con una relación de aspecto alargada 18:9, lo que hace que el frontal del teléfono tenga bordes más bien pequeños, con una distribución similar a la del Pixel 2 XL.

Tanto la cámara frontal como la trasera cuentan con modo retrato, y puedes previsualizar y ajustar la intensidad del efecto en tiempo real. Además, la batería de 3.800 mAh, según Nokia, tiene cariño de sobra para dos días de autonomía. La experiencia casi stock de Android One es la guinda de la torta.

Nokia 8 Sirocco

Finalmente, la finlandesa busca volver a competir en la gama alta, y se ha propuesto hacerlo con un flagship como tal: Metal y vidrio, resistencia IP67 al agua y al polvo, un Snapdragon 835 y 6 GB de RAM son las características monstruosas con las que Nokia quiere hacer frente a lo mejor de lo mejor.

En esta oportunidad la pantalla será un panel OLED de 5,5 pulgadas y relación de aspecto alargada 18:9, siguiendo la tendencia entre los flagships de este año a reducir lo más posible las “frentes y peras”.

3.200 mAh de batería y Android One, junto con el mismo módulo de cámaras que encontramos en el 7 Plus, son los que cierran la lista de características principales de un equipo que se venderá a 749 euros ($550.000 CLP).

Tendremos que ponerlo a prueba para ver cómo se enfrenta a los gigantes de la industria.


Sony: Xperia XZ2 y XZ2 Compact

Xperia XZ2 (theverge.com)

El equipo de Doblepunto ya daba por muerta la división de celulares de Sony, pero en este MWC estamos viendo algunos indicios de que la compañía japonesa quiere seguir probando su suerte en el juego de los smartphones.

Luego de varios años reciclando el mismo diseño, que simplemente ya no era aceptable en pleno 2018, Sony está apostando por líneas algo más curvas y pantallas algo más largas, para no verse totalmente superados en el aspecto de diseño por, bueno, básicamente cualquier otro fabricante en el mercado.

Xperia XZ2 (theverge.com)

Tanto el XZ2 como el XZ2 Compact cuentan con un Snapdragon 845 y una cámara de 19 megapíxeles, capaz de grabar video HDR en 4K y en cámara lenta hasta 960fps en 1080p.

Desde ahí comienzan a diferenciarse: el XZ2 cuenta con una pantalla de 5,7 pulgadas, 3.180 mAh de batería y una cubierta trasera de vidrio. Por su parte, el XZ2 Compact presenta una pantalla de 5 pulgadas, 2.870 mAh de batería (sin carga inalámbrica) y plástico en la parte trasera.

Xperia XZ2 Compact (theverge.com)

Además, el modelo más grande incluye un chiche denominado “Dynamic Vibration System”, un motor de vibraciones complejas que se activan al consumir cierto contenido o realizar ciertas acciones, similar a como funciona el Taptic Engine del iPhone.

No hay información de precios aún, pero si Sony quiere volver a ser un actor relevante, tendrá que bajar de tono su software lleno de bloatware, y por sobre todo, bajar sus precios en esta parte del globo.


Vivo, Asus y otros

El Vivo Apex resultó ser lo más interesante del show: un teléfono que se toma muy en serio la idea de “todo pantalla”, encontrando soluciones interesantes a los problemas que eso conlleva. La cámara frontal es retráctil, para no ocupar espacio valioso del panel frontal; el lector de huellas está incorporado en casi un tercio de la pantalla. Ver esas ideas funcionando es muy refrescante.

Por el contrario, el ASUS Zenfone 5 es, estéticamente hablando, una copia ridícula del iPhone X, con notch y todo. No es un flagship per se, con un Snapdragon 636 como procesador, por lo que suponemos que buscará a un público que aprecia el diseño de Apple, pero no tiene interés en gastar mil dólares en un teléfono.

ASUS Zenfone 5 (cnet.com)

Alcatel presentó cinco teléfonos nuevos, uno de los cuales es el 1X, el primer equipo presentado con Android Go. En el otro extremo, el Alcatel 5 es el más caro del grupo, con una pantalla 720p, procesador MediaTek y Nougat — es decir, muy lejos de ser un flagship. Se venderá por 230 euros ($170.000 CLP).

Huawei presentó algunos nuevos modelos de su línea de computadores Matebook, pero el lanzamiento de su flagship P20 está previsto dentro de unos meses más. Por su parte, LG no tenía mucho que mostrar más que una mísera actualización al V30 denominada V30S, pasando de los 4 a los 6 GB de RAM. En alguna parte de la conferencia hubo una demostración del cancelado G7, pero se desconoce si ese equipo llegará alguna vez a ver la luz del sol.


Todavía queda mucho año y muchos estrenos — como el de Doblepunto. Síguenos en @doblepuntocom en todas las redes sociales.

Like what you read? Give René A. Morales a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.