Primeros Auxilios en Mascotas

Primeros auxilios. Situaciones más comunes

Accidentes con otras mascotas

En los paseos podemos vernos envueltos en enfrentamientos con otras mascotas, estas pueden hacerse daño por arañazos, mordiscos, etc., lo primero que debemos hacer es alejarnos de la situación si es posible, sin querer podemos estar en el territorio de algún felino o encontrarnos con otro perro que va sin correa. Debemos revisar a nuestra mascota si vemos heridas tratar de valorar si requiere atención veterinaria, podemos limpiarlas o cubrirlas hasta que se les de la atención adecuada. Estar atentos a los signos de dolor.

Accidentes por automóvil

Si tu perro es golpeado por un automóvil, lo primero es sacarlo del camino para eliminar la posibilidad de daños adicionales. Utiliza una manta, tabla o cualquier otra camilla. Toma las precauciones necesarias para no exponerte a un accidente ni ser mordido por el perro. Aunque te quiera mucho, podrías lastimarlo en la maniobra y él tirar la mordida. Manipúlalo con cuidado, recuerda que podría haber heridas o fracturas que no se verán a simple vista, y llévalo a la clínica veterinaria más cercana.

Alergias o intoxicaciones

Las alergias pueden ser causadas por varios factores, picaduras de insectos, compuestos alérgenos propios de nuestra mascota. Siempre que sea posible, procura conocer las causas que desencadenan estas situaciones. Las intoxicaciones se pueden dar por los productos más comunes, lejía, champús, limpiadores o ambientadores y un sin fin de productos de uso cotidiano, que pueden ser ingeridos o simplemente al entrar en contacto con su piel. Podemos ver irritación de los ojos, salivación e incluso vómitos esto puede causar molestias o dolor. Tenemos que lavar ojos, cara, boca y la piel si vemos zonas en su cuerpo algún producto extraño y tratar que beban mucha agua, y debemos llevarlos al veterinario lo más pronto posible, podríamos pensar que ya ha pasado pero el producto podría estar causando alteraciones internas o desencadenando reacciones alérgicas.

Asfixia

Si se detiene la respiración puede cesar la acción del corazón. Lleva al animal al aire libre (pueden abrirse las puertas y ventanas). Estírale la cabeza y el cuello para aligerar la presión sobre las vías respiratorias. Puede abrírsele la boca y jalarle la lengua, cuidando de no ser mordidos. Incluso realizar un masaje en el pecho, si te ves en esta situación no pierdas mucho tiempo es vital y podría salvarle la vida si es atendido por un profesional.

Atragantamiento

Obstrucción de la faringe o esófago, en forma parcial o completa, debido a alimentos u objetos ingeridos. Sujeta a la mascota, abre su mandíbula ampliamente y remueve la obstrucción. Si tus fuerzas lo permiten, tómalo por las patas traseras y cuélgalo cabeza abajo. Sacúdelo. En caso contrario: acuéstalo de lado y presiona fuertemente sobre las últimas costillas, produciendo una expiración fuerte. El manipuleo de una persona inexperta puede causar al animal daños irreparables, si no te sientes seguro para realizar esto, busca urgentemente la asistencia de un profesional. Recuerda que los alimentos balanceados están elaborados con propiedades que evitan este riesgo.

Congelamiento

Un perro puede a veces estar expuesto por descuido a un largo periodo de frío intenso y sufrir un congelamiento. Los cachorros, los perros ancianos, enfermos, fatigados o hambrientos corren más riesgo. La congelación en los perros ocurre más frecuentemente en las orejas, cola, escroto y extremidades. Los signos de congelación son: tejidos enrojecidos, blancos o grisáceos, escamosidad de la piel, posible caída de tejido de superficie. Los tejidos congelados nunca deben masajearse o frotarse. Envuelve a tu perro en un cobertor y procura que recupere su temperatura. Trasládalo de inmediato al veterinario.

Golpe de calor.

En verano suelen acudir frecuentemente por este problema, evita dejarlo en el coche, si lo haces deja las ventanillas abiertas y átalo dentro del vehículo así tendrá ventilación y evitaras que se concentre el calor, si se llegara a dar el caso debes mojarlo con abundante agua fresca o fría, si tiene disponible puedes usar alcohol este se evapora rápidamente y ayudara a disipar el calor corporal rápidamente. Consúltalo con un veterinario ya que es posible que generen trastornos en la regulación térmica corporal del animal.

Envenenamiento.

En estos casos lo mejor es acudir rápidamente al veterinario hay muchos tipos de venenos, según los signos que presente el veterinario se puede hacer una idea del tipo de veneno y como medicarlo. Las mascotas en general tienen fácil acceso ya que se suelen colocar en la calle alrededor de los botes de basura para eliminar roedores, para eliminar caracoles en algunos jardines o incluso pueden envenenarse con productos que no necesariamente son para este fin, como anticongelante. En algunos casos puedes dar leche aunque no es del todo cierto que funciones para todos los tipos de veneno, o tratar de hacer vomitar aunque está contraindicado si lo que ha ingerido es un líquido que ha podido irritar o quemar las vías digestivas, por estas razones lo mejor es acudir al veterinario está bastante claro que el sabrá lo que se debe hacer.

Si has vivido o sabes de alguna situación de emergencia que no aparezca aquí y te gustaría saber cómo actuar coméntalo y te daremos los punto más importante, si te ha parecido interesante compártelo con tus amigos para así estar preparados ante alguna de estas indeseables situaciones.

*Con información de Veterinario.com

Show your support

Clapping shows how much you appreciated EBC-Patología Quirúrgica’s story.