¿Qué es el zika?

El zika es una enfermedad viral transmitida por mosquitos del género Aedes, incluyendo el Aedes aegypti y el Aedes albopictus, que también son responsables del contagio del dengue y el chikungunya
 
 Además, en Estados Unidos y en la Polinesia Francesa se han detectado casos de transmisión del zika a través de relaciones sexuales sin protección con personas infectadas. 
 
 El zika es una enfermedad reciente. En 2015 Brasil fue el primer país con una población numerosa en tener un brote. También se han reportado brotes en África, el sureste de Asia y en algunas islas del Pacífico. 
 
 Aunque el único caso de un brote documentado en Latinoamérica se dio en Brasil, las autoridades de salud no descartan la posibilidad de que el virus llegue a otros países vecinos. Por ello es importante que tomes precauciones. Si vas a viajar a un país donde existe una epidemia de zika, es fundamental que lo consultes con tu doctor. 
 
 Los síntomas del zika incluyen fiebre, manchas rojizas en la piel, comezón, conjuntivitis y dolor en las articulaciones.

¿El zika causa malformaciones en los bebés?

En Brasil, el ministerio de salud detectó una relación entre la infección del zika durante el embarazo y un aumento de los casos de microcefalia (bebés que nacen con la cabeza demasiado pequeña). Sin embargo, no todas las mujeres que se contagian de zika durante el embarazo tienen bebés con malformaciones. Aún se está investigando la forma en que el virus llega al feto y cómo afecta su desarrollo. 
 
 Si estás embarazada y te sale un sarpullido o manchas rojizas en el cuerpo, acude a tu médico para que investigue de qué se trata. Solo un médico o profesional de la salud podrá determinar si tienes el virus del zika o alguna otra enfermedad. 
 
 Si se confirma que tienes zika, o si vives en una región donde se han registrado casos de la enfermedad, y estás embarazada, tu médico verificará el tamaño de la cabeza de tu bebé a través de un ultrasonido o ecografía. Si se detecta que tu bebé tiene microcefalia, lo examinarán detalladamente cuando nazca para determinar las terapias y tratamientos adecuados. 
 
 De momento no se sabe con certeza en qué etapa del embarazo es más peligroso para el bebé el contagio del zika. Sin embargo, los tres primeros meses siempre se consideran los más críticos, pues es cuando se están desarrollando los órganos del bebé.

¿Cuáles son los síntomas del virus del zika?

Estos son los síntomas del virus del zika:

  • Manchas en la piel que pueden producir comezón (es la característica principal).
  • Fiebre baja.
  • Conjuntivitis (ojos rojos).
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores musculares.
  • Hinchazón y dolor en las articulaciones.
  • Aumento en el tamaño de los nódulos linfáticos.

La enfermedad puede tardar hasta 12 días en manifestarse, tras la picadura de un mosquito. 
 
 Puesto que aún no se sabe cuánto tiempo permanece el virus del zika en el organismo, algunos especialistas recomiendan que un hombre que haya tenido la enfermedad use condones durante las relaciones sexuales para prevenir infectar a su pareja, aunque ya no tenga ningún síntoma. Es importante usar condones para evitar este tipo de contagio. 
 
 La enfermedad casi siempre es benigna, o sea, suele desaparecer por sí sola y los síntomas solo duran entre 2 y 7 días. Sin embargo, en algunos casos se han detectado complicaciones neurológicas, como el síndrome de Guillain-Barré, que causa debilidad y parálisis en las extremidades.

¿Cómo se trata el zika?

El tratamiento consiste en aliviar los síntomas. Es importante beber muchos líquidos y descansar. No se requiere tratamiento en un hospital, a diferencia de los casos más graves del dengue. 
 
 Al igual que con el dengue, hay que evitar los medicamentos a base de ácido acetilsalicílico (aspirina). 
 
 Tu médico también podría recomendarte un analgésico para el dolor, como acetaminofén (paracetamol) y algún remedio contra la picazón. No tomes ninguna medicina sin consultar antes con tu médico. 
 
 Un remedio casero contra la comezón es bañarte con agua y avena o maicena. Habla con tu médico si el escozor te molesta demasiado.

¿Cómo sé si tengo zika u otra enfermedad?

Solo un médico podrá confirmar si tienes el virus del zika o si se trata de otra enfermedad, como el dengue, el chikungunya, la rubéola (si no te has vacunado) o el citomegalovirus. Tu médico confirmará el diagnóstico a través de una prueba de detección. 
 
 También es posible tener zika y dengue simultáneamente. 
 
 La fiebre alta, un síntoma muy común en los casos de dengue y chikungunya es muy rara en las personas infectadas con el virus del zika. Otra diferencia es que con enfermedades como el citomegalovirus, la fiebre puede prolongarse por dos o más semanas, lo cual es raro cuando se trata del zika. 
 
 La irritación o comezón en la piel también puede señalar alguna complicación del embarazo relacionada con el funcionamiento del hígado o la presencia de alergias. Por eso es muy importante que consultes a tu médico.

Si tengo zika, ¿seré inmune por el resto de mi vida?

Sí. Según lo que hasta ahora se sabe, las personas que tienen el virus del zika desarrollan inmunidad a la enfermedad. O sea, si la contraes una vez, no te vuelves a enfermar. 
 
 Sin embargo, aún puedes contagiarte de otros virus transmitidos por el mosquito Aedes aegypti, como las cuatro diferentes cepas del dengue y también el chikungunya.
 
 Actualmente, no existe una vacuna contra el zika.

¿Cómo puedo protegerme del zika?

La principal forma de prevenir el zika es manteniendo alejados a los mosquitos, sobre todo en las épocas de más calor y de lluvias. 
 
 Según los especialistas, el zika se propaga aún más rápido que el dengue debido a que los mosquitos lo transmiten con mayor facilidad. Por eso las embarazadas deben tomar todas las precauciones posibles para evitar las picaduras de estos insectos. 
 
 Algunas formas de mantener alejados a los mosquitos son:

  • Asegurarte de que no haya recipientes cerca de tu casa que puedan acumular agua, como macetas, adornos, jarrones, botes y latas, etc. Eliminar hoyos o zanjas que se puedan llenar de agua cuando llueve.
  • Vestir ropa de colores claros y, si es posible, pantalones y blusas de manga larga.
  • Aplicarte repelente contra insectos en la piel y también en tu ropa, y volver a aplicártelo siguiendo las instrucciones del producto.
  • Colocar un mosquitero en tu cama y cubrir las ventanas y puertas de tu casa con mallas anti-insectos.
  • Usar condones para evitar el contagio a través del contacto sexual, sobre todo si tu pareja ha padecido la enfermedad.

Según los especialistas, las embarazadas pueden usar repelentes comunes, repelentes para bebés o incluso repelentes naturales. Si usas insecticidas eléctricos o en aerosol, asegúrate de permitir que se dispersen por unos minutos antes de entrar a la habitación.

¿Puedo amamantar a mi bebé si tengo zika?

Este tema suscita controversia. Algunos médicos recomiendan que sigas amamantando si presentas síntomas del zika, pues aseguran que, aunque el virus podría estar presente en la leche materna, esto no significa que el bebé pueda infectarse. 
 
 Así que, de acuerdo a estos expertos puedes seguir dándole el pecho normalmente a tu bebé, asegurándote de ingerir líquidos en abundancia. 
 
 Por otra parte, otros expertos aconsejan tener máxima precaución, y sugieren a las mamás que padezcan la enfermedad o tengan el virus, que interrumpan la lactancia para prevenir cualquier riesgo. Consulta con tu pediatra tu caso particular. 
 
 Puesto que el virus se contagia a través de la picadura de un mosquito, lo mejor que puedes hacer para proteger a tu recién nacido es tomar medidas preventivas para evitar la presencia de estos insectos en tu casa.

*Con información de BabyCenter.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated EBC-Patología Quirúrgica’s story.