Tengo nombre, luego existo

¿Por qué el nombre de una marca es su identidad?

Los expertos en crear nombres de marcas aseguran que construir marcas sólidas, es una necesidad ineludible. Y hacerse con un buen naming, imprescindible. El secreto del branding exitoso, a menudo, se encuentra oculto entre cada una de las letras, sílabas y palabras que forman el naming. Sencillamente, porque es el pilar que sostiene cada uno de los pasos necesarios para crear una marca sólida.

Naming es nombrar

Para poder personalizar la comunicación, necesitamos nombrar. Del mismo modo que el consumidor es bautizado con un nombre que lo caracteriza y un mote que lo define, para dar vida a nuestra marca también será necesario. Las estrategias llevadas a cabo por expertos en crear nombres de marcas, nos ayudarán rápidamente a construir nuestra identidad a partir de la identificación de los atributos importantes para un buen nombre de marca que definan nuestra idea de negocio.

En esta línea, el resto de piezas que formarán parte de nuestra estrategia de branding, como el eslogan, encontrarán en el nombre de nuestra marca su raíz. Su sustento para crear una marca, aún más sólida. Un proceso que hace del lenguaje, el elemento clave en la comunicación entre la marca y el cliente. Es decir, un buen naming, unirá verbal y visualmente el concepto de nuestra marca, con la identificación de la misma.

Mi nombre, mi identidad

El naming es la esencia de la compañía. Es el vehículo que transporta a lo largo del tiempo la historia, la identidad y la fuerza de la marca. De aquí que cuanto más se relacione el naming con la marca, más cerca nos encontraremos de nuestro público objetivo. En efecto, la imagen corporativa de la marca y el posicionamiento se construirá a partir de esta parte fundamental, que forma parte del branding en la construcción de marca. Generalmente, el naming puede:

  • Describir la actividad de la compañía
  • Engrandecer la figura del fundador (hacer juegos de palabras o identificarlo directamente)
  • Evocar una frase o palabra ya conocida (como por ejemplo, Panaria o Bankia)
  • Asociar el nombre a un concepto ya existente

Por ello, se recomienda utilizar palabras simbólicas o conceptuales que lleven consigo los valores y la personalidad de la marca. Ahora bien, si somos muy creativos también podemos inventarnos un nuevo nombre, original y desconocido hasta el momento. Simplemente, deberemos asegurarnos de que cumpla las siguientes facultades:

  • Sonoro
  • Memorable
  • Diferenciable
  • Visual
  • Internacional

¿Qué dicen los expertos en crear nombres de marcas?

La escritura del nombre nos ayudará a posicionarnos. Es decir, elegir un nombre que se ajuste a los criterios de búsqueda más comunes de los clientes, nos beneficiará sin lugar a dudas. No obstante, crear una idea de negocio de 0, lleva tiempo e iniciativa. Ahora bien, conseguir representar los valores e ideas de una marca en un mismo concepto, no tanto.

Básicamente, porque los expertos en crear nombres de marcas pueden ayudarnos llegados a este punto. Y digo llegados a este punto porque, si previamente no tienes la idea inicial para emprender un negocio, seguro que esta no te caerá del cielo por muchos expertos que busques.

En definitiva, si decides pedir información a los expertos en crear nombres de marcas seguramente todos ellos compartirán la idea de que la creación de nombres de marcas es la condición sine qua non para alcanzar el éxito con nuestra estrategia de marketing.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Paco Martínez’s story.