Así de fácil será adoptar la realidad aumentada con Amazon Sumerian

Prácticamente, todos los gigantes de la tecnología habían hecho su particular apuesta en lo que a realidad aumentada se refiere. Microsoft lleva años con sus HoloLens y la realidad mixta, mientras que Apple y Google proponen sendas plataformas (ARKit y ARCore, respectivamente) para que los desarrolladores tengan las herramientas necesarias para crear aplicaciones basadas en esta tecnología en sus respectivos ecosistemas. Por su parte, Facebook ya ha patentado sus propias gafas de realidad aumentada y creó Spaces, una suerte de red social paralela que se desarrolla en un mundo virtual. Pero aún faltaba un peso pesado por sumarse a esta tendencia. Hasta ahora. Amazon ya ha presentado su primera herramienta basada en la tecnología de la realidad aumentada.

Su nombre es Amazon Sumerian y llega con una útil e interesante propuesta para el mundo corporativo: recurriendo a esta plataforma, los desarrolladores podrán crear herramientas basadas tanto en la realidad aumentada como en la realidad virtual. “Los clientes de todas las industrias ven el potencial de las tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada para una amplia gama de usos, desde educar y capacitar a los empleados hasta crear nuevas experiencias para los clientes”, explicaba Marco Argenti, vicepresidente de Tecnología de Amazon Web Services, la rama del gigante tecnológico que ha lanzado esta nueva herramienta.

Lo que ofrece Amazon Sumerian es, al fin y al cabo, el conjunto de herramientas con las que cualquier desarrollador puede construir un ecosistema de realidad aumentada con dos ventajas fundamentales: su bajo coste y la menor presencia de código que en otros proyectos. Tanto es así que, según la propia compañía, no sería necesaria experiencia previa en estas tecnologías para lograr desarrollar escenarios útiles con Sumerian.

¿Para qué?

Más allá de lo sencillo que resulte crear escenarios de realidad aumentada o virtual con lo nuevo de Amazon, lo importante es plantear para qué puede resultarle esto útil a una empresa. Lo cierto es que, tal y como explican desde el propio gigante comandado por Jeff Bezos, ciertos procesos de negocio pueden llevarse a cabo de una manera más efectiva y eficiente gracias a esta tecnología.

Para empezar, y tal y como indicaba el propio Argenti, la realidad aumentada puede ser utilizada para entrenar a los empleados. No en vano, se puede recurrir a ella para educar a los trabajadores en nuevos procesos de negocio: la realidad aumentada permite ya generar una especie de aula virtual en la que no solo se le expliquen conceptos teóricos sobre cómo hacer las cosas imitando el entorno real de trabajo, sino que además es posible simular esos escenarios reales para que los empleados puedan poner en práctica los nuevos conocimientos.

Si el entrenamiento imprescindible para los trabajadores recién reclutados se ve beneficiado ya por la realidad aumentada, no es menos la propia productividad del resto de empleados. El hecho de que las gafas puedan superponer sobre algunos objetos información complementaria facilitaría ciertos procesos. Amazon ejemplifica este posible caso de uso a través del procedimiento de reparación de maquinaria: “Al mirar a través de la pantalla de un dispositivo móvil, un usuario puede ver métricas de diagnóstico o animaciones sobre cómo realizar una reparación sobre la máquina”.

Además, las labores comerciales también podrían verse beneficiadas por el uso de las realidades aumentada y virtual. Sin ir más lejos, y tal y como ya planteaba en su día otra empresa del sector, Leap Motion, estas tecnologías permitirían conectar a distancia con potenciales clientes no solo para reunirnos con ellos en una suerte de videollamada sofisticada, sino para mostrarles una representación tridimensional de nuestro producto.

De hecho, otras compañías como Ikea han recurrido ya a la realidad aumentada para enseñarles a sus clientes cómo quedarían los muebles en sus propios hogares. En definitiva, esta tecnología en la que ya están volcados los cinco gigantes de la tecnología permite hacer que los tradicionales catálogos sean cosa del pasado: a día de hoy, ya es posible visualizar, literalmente, lo que queremos comprar.

Así, tanto la realidad aumentada como la virtual tienen lo necesario para hacer que ciertos procesos de negocio corporativos sean mucho más sencillos, sea cual sea el tamaño de la empresa que decida adoptar estas tecnologías. Sin embargo, aún era necesario que ambas fueran algo más cercanas, de forma que más y más compañías pudieran apostar por ellas. Sin lugar a dudas, el hecho de que todos y cada uno de los gigantes tecnológicos del momento hayan decidido lanzar sus herramientas es un claro síntoma de que el peso de la realidad aumentada no va a hacer sino incrementarse en los próximos tiempos.

Por otra parte, pasos como el de Amazon permiten que, paulatinamente, los responsables de IT de las empresas se percaten no solo de la utilidad de la realidad aumentada en sus procesos de negocio, sino también de lo fácil que puede llegar a ser su adopción tanto a nivel interno como a la hora de tratar con clientes y proveedores. Ahora, es el momento de que las compañías se planteen cómo pueden mejorar gracias a la realidad aumentada y ponerse manos a la obra. ¿Quién se anima?

El equipo de NTS.