Ubicación en tiempo real en WhatsApp: ¿nueva “arma” de marketing para empresas?

WhatsApp, el servicio de mensajería instantánea propiedad de Facebook, ha anunciado recientemente la que será su próxima gran novedad: , los usuarios del chat verde podrán compartir su ubicación en tiempo real en sus conversaciones con contactos de la agenda y en sus grupos.

Hasta ahora, esta era una posibilidad que se daba de forma puntual. Los usuarios de WhatsApp pueden adjuntar, en una conversación, el punto aproximado del mapa en el que se encuentran en ese preciso instante. Sin embargo, la novedad anunciada por el servicio de mensajería instantánea permitiría compartir durante un tiempo limitado (15 minutos, una hora u 8 horas) todos y cada uno de los pasos que dan. Estos aparecerían en un mapa al que tendrían acceso los contactos que estén en el mismo grupo de conversación o el contacto que escojamos de nuestra agenda.

“La ubicación en vivo es una forma de compartir tu ubicación en un chat y el resto de los participantes en ese chat podrán ver tu ubicación en tiempo real mientras se actualiza en un mapa. Es algo a corto plazo por naturaleza, tiene una duración limitada “, explica Zafir Khan, product manager de WhatsApp.

Esta nueva herramienta, junto a la llegada de WhatsApp Business (la solución para empresas que ya está en pruebas en España) y el ansiado desarrollo de bots para el servicio de mensajería instantánea propiedad de Facebook dibuja un interesante panorama para las compañías: ¿cómo podrán usarse las distintas novedades en el terreno corporativo?

La conjunción de estas tres novedades de WhatsApp podría permitir, en un principio, que las empresas ofrezcan cierto valor añadido a sus clientes en la atención a través del propio chat. No en vano, un bot corporativo podría hacer ofertas geolocalizadas en función de la ubicación de los clientes. De esta forma, se solventarían distintos procesos: la inteligencia artificial, gestionada a través de la plataforma creada por WhatsApp para empresas, recibiría la ubicación del potencial cliente (con su consentimiento) para hacerle saber de qué puede disfrutar en función de dónde esté.

Más allá de la presentación de descuentos especiales por compartir la ubicación, el propio servicio de atención al cliente podría ser más rápido. Aquellas empresas que respondan a las peticiones de sus clientes a través del chat propiedad de Facebook para, posteriormente, hacer algún tipo de reparto o entrega del producto en cuestión, podrán saber en tiempo real dónde se encuentra el comprador. Así, se aligerarían ciertos procesos y se pondría punto y final a los tiempos de espera.

Procesos internos

No obstante, las compañías no solo tienen ante sí la posibilidad de mejorar su servicio a los clientes a través de las nuevas herramientas que WhatsApp trae debajo del brazo. De hecho, también cabría la opción de aligerar ciertos procesos de negocio internos con los que las empresas deben invertir a día de hoy tiempo y dinero.

Sin ir más lejos, y al igual que se plantea ante la posibilidad de utilizar ropa inteligente como uniforme corporativo, las empresas podrían tener una nueva forma de comunicación con aquellos empleados que pasan parte de su jornada fuera de la oficina. Ya sea con repartidores o con el departamento comercial, una empresa de pequeño o medio tamaño tiene la opción de conocer la ubicación de su equipo en tiempo real gracias a la unión de WhatsApp Business y su más flamante herramienta.

En cualquier caso, se trata de una gran oportunidad con la que todos los implicados podrían salir ganando. Por una parte, WhatsApp parece haber encontrado con su solución para empresas una forma con la que monetizar, al fin, su servicio de mensajería instantánea. No en vano, Facebook invirtió cerca de 22.000 millones de dólares (más de 18.000 millones de euros al cambio actual) en la compra del chat y aún debe rentabilizar el servicio.

Por otro lado, las empresas encontrarán una plataforma de comunicación con los clientes que, por fortuna, ya ha atraído a una gran masa de usuarios. A comienzos del presente año, la compañía anunció que ya había superado los 1.200 millones de usuarios activos. De esta forma, las empresas que apuesten por WhatsApp Business tendrán ya una importante audiencia a la que dirigirse.

Por último, el gran beneficiado podría ser el cliente. No en vano, con el nuevo abanico de posibilidades que abren tanto WhatsApp Business como los bots o la opción de compartir la ubicación en tiempo real, lo más probable es que pronto puedan disfrutar de mejores servicios a una mayor velocidad. Todo ello, gestionado desde WhatsApp.

No obstante, algo que habrán de tener muy presente las compañías que decidan apostar por las soluciones propuestas por WhatsApp es que el tratamiento de datos como la ubicación de los clientes se ha convertido en un punto clave desde la aprobación del GDPR, el nuevo Reglamento General de Protección de Datos aprobado por la Comisión Europea.

El equipo de NTS.