Blockchain y las Tendencias Culturales de más impacto

Foto: Mike Alonzo — Unsplash

Este articulo fue originalmente publicado en febrero del 2016.

Al inicio del año es común encontrar una gran cantidad de reportes del tipo “grandes tendencias en -inserte su industria- para el próximo año”, y usualmente, no se encuentra uno ideas demasiado novedosas.

Me sorprendió positivamente al encontrar el Cultural Trends Report de Sparks & Honey.

Fue el segundo año consecutivo que la agencia Sparks & Honey publicó su Cultural Trends Report, recopilando las tendencias culturales más sobresalientes del año y sus proyecciones para el año siguiente. Solo con dar un recorrido por este glosario de la A a la Z que disponibilizaron a través de slideshare, encontré cosas bien interesantes.

El reporte incluye tendencias categorizadas bajo estética, medios de comunicación, tecnología, ciencia, ideología y humanidad. Las tendencias se refieren a novedades desde prótesis creadas con 3D printing, pasando por citas en Uber, hasta los kaomojis o emojis japoneses (porque voltear nuestra cabeza hacia la izquierda para leer un emoji ya no es tan cool, aparentemente).

Sin embargo, el #15 es definitivamente mi favorito: la tecnología Blockchain

“La mayoría sabe de Blockchain como el software auto-generado que respalda Bitcoin, pero Blockchain tiene muchos otros usos. Blockchain es un mecanismo eficiente, seguro e instantáneo para la gestión de transacciones entre pares. Permite verificar al “comprador” y “vendedor” de cualquier transacción y por lo tanto se puede utilizar tanto para entregar paquetes como para transferencias de datos y comunicaciones seguras”
Sparks & Honey

Blockchain en breve

Blockchain es la fascinante tecnología que está detrás de las crypto monedas como Bitcoin y Litecoin. Con apasionados defensores y furiosos detractores, estas monedas digitales han representado el primer paso en una nueva era de creación de dinero fuera del sistema financiero que conocemos tradicionalmente.

Con sus altos y bajos, Bitcoin, la moneda creada en 2009 por Satoshi Nakamoto, se ha coronado como la reina hasta el momento siendo 2015 uno de sus mejores años con un aumento en transacciones de más del 300% según este artículo en su sitio oficial “ 2015 Proves Bitcoin Is Here To Stay” Existen actualmente ATM o cajeros automáticos de Bitcoin e incluso se pude consultar su localización en este mapa de ATMs facilitado por Coindesk; empresas como Wordpress, Microsoft, Virgin Galactic y Reddit aceptan pago con Bitcoins, e incluso organizaciones como la Fundación Wikimedia y Fundación Mozilla aceptan donaciones en Bitcoins.

Aunque la identidad de Satoshi sigue siendo un misterio (a pesar de los rumores casi constantes) su creación es cada vez más conocida y su uso más extendido.Pero si bien Bitcoin se ha robado el show, atrayendo curiosos y fuertes críticas, principalmente acusándola de ser una plataforma que facilita el lavado de dinero (¡como si el lavado de dinero fuera un problema exclusivo de las cripto monedas!) o criticando la excesiva cantidad de energía y esfuerzo computacional que se requiere para verificar las transacciones(esta es, personalmente, mi mayor reserva sobre el sistema), la magia de su estructura radica en la idea de la cadena de bloques o blockchain.

Blockchain básicamente es un registro de todas las transacciones conocidas de un sistema, es como un gran libro donde las transacciones se registran cronológicamente y de manera pública. Pero este importante libro no se guarda bajo llave en una caja fuerte, sino que está compartido de manera descentralizada con todos los usuarios del sistema. Todos tienen una copia del blockchain. La cadena no es controlada por nadie en particular, sino por una multitud de computadoras que prestan de manera distribuida su poder computacional.

Si esto suena un poco extraño, les comparto este video (lamentablemente está disponible solo en inglés) titulado “The Blockchain Technology Explained — The real value of blockchains and crypto currency technology” por Blockchain of Things, que explica de manera muy sencilla y gráfica cómo funciona esta tecnología.

Toda la estructura de blockchain está basada en la idea del peer-to-peer. Citando a Brian Kelly en su libro “ The Bitcoin Big Bang: How Alternative Currencies are about to change the world”, una red peer-to peer es “fancy computer-speak for no middleman”, es decir, en la jerga de nosotros los geeks, cuando hablamos de una red peer-to-peer o una red entre pares, lo que significa es que estamos eliminando a los intermediarios. Históricamente los intermediarios han sido los que se dejan la mejor parte de todos los negocios, así que ya se podrán imaginar quienes son los menos felices con esta tecnología.

“One of the first things I learned was that Bitcoin was known as a peer-to-peer network, which is fancy computer-speak for no middleman”
Brian Kelly, The Bitcoin Big Bang

Transformando el sistema financiero un bloque a la vez

En resumen, si yo tengo por ejemplo Bitcoins y quiero transferírselos a María, para pagarle por un servicio que me dio, simplemente hago la transacción, esta es verificada por los miners (usuarios avanzados que verifican si efectivamente yo tengo Bitcoins en mi cuenta y que María puede recibirlos, esta verificación la hacen resolviendo un complicado algoritmo) y voilá, María recibe sus Bitcoins. De mi bolsillo al de María sin ningún intermediario, ¿nada mal, verdad?

No solo la industria financiera se está sacudiendo con estas innovaciones, sino también nociones tan fundamentales como el registro de propiedad intelectual. Cualquier información que coloquemos y registremos en el blockchain, permanece y es copiada en cada uno de los computadores de los usuarios alrededor del mundo, en un sistema descentralizado, seguro, transparente y altamente resistente a los ataques. Solo imaginen lo que eso significa para áreas como el derecho comercial, registro de patentes o incluso la historia (no más manipulaciones políticas tratando de alterar la realidad ni documentos sensibles que desaparecen misteriosamente). Hasta nuestra manera de votar en elecciones presidenciales podría cambiar radicalmente, ni que hablar de la manera de hacer negocios.

El Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Cornell en USA disponibilizó un sistema online para registrar diferentes tipos de documentos y certificarlos a través de blockchain. La herramienta se llama Virtual-Notary

Pero es ciertamente una tecnología que da para mucho más. Blockchain está permitiendo a emprendedores visionarios como Vitalik Buterin desarrollar plataformas como Ethereum para facilitarnos a todos la creación de los interesantes smart contracts (contratos inteligentes).

¿Qué es un Smart Contract?

Esta idea de los smart contracts es tan trascendental que, solo para darles una idea, permitirá la creación de organizaciones que existirán exclusivamente online y cuyos miembros podrán estar en rincones diferentes del globo, compartir cuentas y transmitiendo entre ellos no solo información sino también dinero de una manera completamente transparente, rápida y segura (adiós a los engorrosos sistemas para transmitir dinero que tenemos hoy y a sus interminables cobros por transacción de los bancos y los proveedores de tarjetas de crédito).

Pero quién mejor que Alex van de Sande uno de los responsables de las innovaciones de Ethereum para explicarnos cómo funciona. En este video, grabado en la Conferencia DevCon1 que se realizó en noviembre del 2015 en Londres, Van de Sande explicó el funcionamiento básico de los smart contracts en Ethereum y ciertamente nos deja con ganas de saber más (la parte que te recomiendo inicia en el 23:20).

“Hemos estado hablando sobre Blockchain, seguiremos hablando sobre Blockchain toda la tarde y toda la semana, y seguiremos hablando sobre esto después de la confernecia porque es una idea muy poderosa: construir aplicaciones imparables y software que no puede ser censurado”.
Alex Van de Sande, Ethereum.

Innovando nuestra manera de colaborar

La tecnología blockchain es tan versátil que puede transformar muchos campos, inclusive la manera en que trabajamos y colaboramos.

El mercado laboral está cambiando radicalmente. Cada vez más las personas, especialmente nosotros los Millennials (aunque por edad estoy casi fuera del espectro me considero una Millennial senior, ¡si existe tal cosa!) queremos colaborar en ambientes virtuales, trabajar desde casa o desde donde queramos, ser más productivos teniendo mejor calidad de vida, construir ideas transformadoras en conjunto con personas de todos los puntos del globo.

Ideas como Slack y Colony, buscan justamente esto. Slack es una herramienta basada en la tecnología de blockchain que permite habilitar un espacio de trabajo conjunto en el que las personas pueden compartir datos, documentos, conversaciones de una manera sencilla y segura.

Colony por otro lado, es una idea que busca revolucionar el mundo freelance, conectando a las y los expertos en diferentes campos para crear equipos que trabajan con base en smart contracts. Colony permitirá decidir los pasos a seguir y cómo se distribuirán las ganancias, sin necesidad de crear estructuras legales que asfixien su creatividad y movilidad.

De hecho el equipo de Colony abrió un Slack para colaborar y recopilar ideas para darle forma a la plataforma. Si te da curiosidad como a mí y querés aportar aquí está el link.

Promoviendo la Sostenibilidad Ambiental y Social con Blockchain

Las aplicaciones para la tecnología blockchain pueden ser tantas como las que genere nuestra imaginación. Nosotros desde Sustainability School hemos estado pensando en cómo aplicar esta tecnología para ayudar a resolver los problemas ambientales y sociales que enfrentamos todos los días.

Por eso hemos iniciado el diseño de una cripto moneda que nos permita conectar a personas de todo el mundo y promover buenas acciones sociales y ambientales. Este nuevo dinero se crearía cada vez que una persona haga una buena acción como dedicar una hora de su tiempo a una causa social o ambiental como voluntario, o cada vez que decida comprar un producto local de baja huella ecológica, o cada vez que lleve 1kg de materiales para reciclar a su centro de acopio más cercano.

Cualquier persona podría unirse al sistema, y también cualquier empresa u organización. Crearíamos reglas especiales para que las empresas puedan también recibir esta moneda como parte del pago por sus productos o para que las organizaciones puedan usarla para pagarle a sus colaboradores o pagar los servicios públicos.

Sería un sistema transformador, con un dinero que no sería escaso sino abundante (cuantas más acciones positivas sean llevadas a cabo más dinero disponible existirá en el sistema), pero que tendría una fecha de expiración de un año. Es decir, las personas tendrían que usarlo durante ese año pues no valdría la pena dejarlo guardado debajo del colchón, porque perdería su valor.

Un sistema como este sería posible gracias a la tecnología blockchain y nosotros esperamos ponerlo a trabajar muy pronto. Si te interesa conocer más de esta iniciativa o incluso aportar tus ideas te invitamos a colaborar a través de Slack (no sólo los de Colony pueden, nosotros también). Solicita tu invitación completando este formulario.

Las tendencias que necesitamos

Las tendencias están ahí, están pasando y serán cada vez más interesantes y transformadoras. Lo que realmente necesitamos ahora es prepararnos. Preparar nuestra mente, aprender sobre estas tecnologías, imaginar las posibilidades.

La principal tendencia para los años por venir tiene que ser esta: el deseo por transformar nuestro mundo en un mejor lugar y la absoluta urgencia por transformar nuestra mente. Nosotros somos los agentes de esta revolución.