El Sistema de Compensación de Crédito Mutuo: Una Idea para evitar las Consecuencias de las Crisis Financieras en los Negocios

Estamos tan acostumbrados a usar y necesitar el dinero para todo, que nos resulta complicado imaginar cómo podríamos funcionar sin él. Y peor aún en el mundo de los negocios.

¿Qué tal si les digo que desde hace 80 años un grupo de pequeños y medianos empresarios de Suiza intercambian bienes y servicios entre ellos sin necesidad del dinero creado por su banco central (francos suizos)? ¿y que este sistema les ha permitido salir ilesos de las crisis económicas que tanto han afectado a las empresas (y ciudadanos) en otras partes del mundo?

No es ficción, es realidad. Y funciona. Pero como suele ocurrir con las ideas transformadoras y que retan el status quo, no mucha gente habla de ellas. Por eso en este post voy a contarles cómo funciona esta maravillosa idea: el Sistema de Compensación de Crédito Mutuo (o Mutual Credit Clearing System, en inglés). Y vamos a empezar con el ejemplo de este grupo de empresarios suizos y su invención: el Banco WIR.

El Sistema de Compensación de Crédito Mutuo y El Banco WIR

El Banco WIR fue creado en Suiza en 1934, como una cooperativa enfocada en mejorar las condiciones para los pequeños y medianos empresarios suizos, aunque después del año 2000 y gracias a su éxito, también comenzaron a ofrecer servicios a un público más amplio.

Después de la Gran Depresión en USA, la economía suiza estaba en serios problemas: miles de personas sufriendo desempleo y empresas pequeñas y medianas con graves problemas económicos.

En ese contexto, 17 dueños de negocios decidieron actuar y buscar una solución que les permitiera salir a flote, en lugar de sentarse a esperar que alguien en el gobierno hiciera algo… o peor aún, hasta que sus negocios quebrasen.

La solución que implementaron fue crear una cooperativa de crédito que les permitiera tener acceso a dinero aún cuando los bancos tradicionales circulaban muy poco a causa de la crisis.

La palabra WIR viene de Wirtschaftsring, que significa circuito económico. Además, en alemán la palabra WIR significa “nosotros”. ¿Bonito nombre no?

Los elementos básicos de un Sistema de Compensación de Crédito Mutuo

La Compensación de Crédito Mutuo suena como un traba-lenguas, pero en realidad, es muy útil para des-trabar economías.

El sistema funciona de manera muy simple: los créditos cancelan los débitos en tu cuenta, en otras palabras, las ventas cancelan las compras. Cuando vendes algo, el balance de tu cuenta se incrementa (recibes crédito). Cuando compras algo, el balance de tu cuenta decrece (experimentas un débito).

Me robo esta frase de Wikipedia porque explica muy bien la idea:

“el efecto es como un préstamo pero sin intereses, toda deuda se convierte en ingreso para otros miembros del sistema, y la suma total de todos los saldos del sistema es cero.”

En resumen, los que participan del sistema saben que, al vender sus productos, recibirán un crédito que podrán usar después para comprar otros productos y servicios de otros participantes del sistema.

De la misma forma, la persona que hace una compra y termina con un débito en su cuenta, puede después vender un producto o servicio y “empatar”.

Estos son los elementos básicos.

A la hora de crear el sistema los participantes deben ponerse de acuerdo en ciertos puntos básicos:

  1. Cada persona que participe debe tener una cuenta en el sistema
  2. Las dos personas que harán la transacción deben acordar el precio del producto o servicio, así como su calidad.
  3. El monto de la venta es acreditado en la cuenta del vendedor.
  4. El mismo monto de la compra es debitado en la cuenta del cliente.
  5. Si una persona tiene un débito en su cuenta, él o ella debe vender algo para compensarlo.
  6. Si una persona tiene un crédito, él o ella debe comprar algo para compensarlo.

Claro está, la creatividad del ser humano es infinita y, tristemente, muchas veces es usada para abusar de las buenas ideas. Si una persona entra al sistema, compra productos y servicios y luego sale, estaría abusando de la confianza de los demás al no aportar ni vender nada después.

La comunidad o el grupo que está implementando el sistema puede crear reglas para evitar este tipo de comportamientos, por ejemplo, un monto máximo de débito en la cuenta y un periodo máximo de tiempo para compensarlo.

¿Cómo funciona el Banco WIR?

El WIR es una moneda complementaria creada por dueños de negocios que decidieron asociarse. Ellos definieron, solo como referencia, que 1 WIR es equivalente a 1 franco suizo. El WIR no es convertible por francos pero esto les permite visualizar mejor su valor.

El sistema requiere que cada participante entregue una garantía al inscribirse (para evitar a aquellos que se quieran pasar de listos, como mencioné antes). Tienen reglas especiales y monitoreos para evitar los abusos.

Cada negocio participante del sistema es libre de decidir la cantidad de WIR que acepta por sus productos o servicios. Puede ser el 100% del precio o bien solo una parte (por ejemplo, 50% en WIR y 50% en francos suizos).

Todos los participantes tienen acceso a una base de datos donde pueden buscar los productos y servicios que ofrecen los demás participantes en el sistema.

Actualmente, más de 60.000 pequeñas y medianas empresas lo usan, y ya la idea está siendo también implementada en otras partes del mundo, como sucede con los Bangla-Pesa en Kenya.

Las soluciones están ahí afuera, ¡solo es cuestión de animarnos!

Para seguir aprendiendo

Este post se me hizo chiquito para contarles todos los detalles, pero los invito a aprender más sobre este sistema en el eBook This is the Mutual Credit Clearing System. Es importante que aprendamos más sobre estas soluciones y empecemos a pensar cómo implementarlas para resolver nuestros problemas cotidianos.