Fuente: Pixabay.com

TOP 10: lo que piensas cuando te van a atracar


No hay quien se le escape a esta sensación, casi todos hemos sufrido varios atracos en nuestras vidas, y si eres jóven, tus probabilidades de vivir esta experiencia son mayores. He conocido casos en donde el objeto solicitado ha sido un llavero, un par de zapatos o un koala, para no mencionar lo obvio de siempre (teléfonos, joyas, dinero, entre otros).

Síguenos en FacebookTwitter.

Dejamos para ti esta colección de pensamientos recurrentes que nos invaden a todos, justo antes de ser humillados por intimidantes malhechores de exóticos vocabularios. Enlloi.


10. ¡Hasta aquí llegué yo!

El más común de todos, la extrañísima premonición de tu muerte inesperada.

Fuente: Pixabay.com

9. La grosería predilecta en tu país.

¡Conche tu mare! ¡Coño de la madre! ¡Ay berraco! ¡Chinga su madre! En fin, más que una frase, es una filosofía. Un grito al cielo esperando por ser escuchado.

Fuente: Giphy.com

8. ¡Y en pleno día de la madres!

Este es un clásico, y puede aplicarse a cualquier fecha especial o feriada.

Fuente: Pixabay.com

7. Ojalá no me metan la mano entre las tetas.

La chicas conocen esta, y puede que algunos chicos también. Sobre todo si algún objeto de valor ha sido colocado en esa zona por medidas de seguridad.

Fuente: Pixabay.com

6. Otra vez no, por favor.

Te atracaron ayer y el sonido de una moto revivió esas memorias no deseadas.

Fuente: Giphy.com

5. ¿Qué les digo, que soy pastor de iglesia?

Hacerte pasar por alguien es un mecanismo de defensa, pero no sabes qué resultados pueda traer dicha negociación.

Fuente: Pixabay.com

4. A bloquear las tarjetas pues.

Revives el flashback de las colas extensas que hiciste en instituciones bancarias para obtener todos los documentos que estás por perder.

Fuente: Pixabay.com

3. ¡A mi no me van a joder, mi tío es comisario!

No recomendada.

Fuente: Pixabay.com

2. Maldita suerte. Maldito horóscopo.

“Lo que pasa es tú atraes esas energías negativas, tú eres un imán de esas vainas.” -Mamás, tías, tíos, amigos paju’os.
No se nos ocurrió otro referente. Fuente: Pixabay.com

Fuente: Pixabay.com

1. Ojalá no se me lleven la cédula.

Las colas, el sol, el martirio de volver a tener tu documento oficial. Sin contar la interminable espera. Amigo ladrón, si vas a robar, no te lleves la cédula hermano, eso si es una maldad.

Para más contenido de estilo balurdo, obsceno, ofensivo e incendiario, síguenos en nuestras redes sociales, visita nuestra página principal y no te olvides de compartir esto con 7 amigos, si no lo haces antes de medianoche Olga Tañón volverá al Festival de la Orquídea por vigésimo cuarta vez.

¿Crees que nos faltó algo? Déjanos tu comentario abajo.